Cómo se ha deteriorado el poder de compra del haber jubilatorio - LA GACETA Tucumán

Cómo se ha deteriorado el poder de compra del haber jubilatorio

En cinco años el nivel de vida de los adultos mayores haya caído en un 14%.

15 Jun 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

ARCHIVO

Un jubilado que percibe un haber medio, por ejemplo, en $ 28.794, ha visto corroído su poder de compra de la Canasta Básica Total en un 1,9% en 2020 y en un 9,6% desde 2018. Es más, si se toma desde 2013, punto máximo alcanzado en el nivel de vida de los jubilados (haberes promedio), se ha deteriorado en más de 30 puntos porcentuales. Así lo indica un informe elaborado por la Fundación Libertad y Progreso.

Según Natalia Motyl, economista de la Fundación, por la “contundencia” de los datos, “entre las prioridades del gobierno no se encuentra el bienestar de nuestros jubilados". La especialista se preguntó ¿cómo es posible que en tan sólo cinco años el nivel de vida de los adultos mayores haya caído en un 14% y desde la política todavía no haya una respuesta certera a este gravísimo problema?”. Además expuso que numerosos funcionarios están “ganando por encima de los $ 250.000 mensuales” y que “el nivel de vida de los adultos mayores se ha corroído drásticamente en una economía inflacionaria, en la que los ingresos se rezagan y el bienestar de vida se atrofia”.

Si se considera a un jubilado que cobra el haber mínimo de $ 20.571, se observa un deterioro en su poder de compra con respecto a la Canasta Básica Total en un 5,9% desde 2018 y en más de 37 puntos porcentuales de su valor máximo en febrero de 2014, insiste el estudio presentado hoy por la entidad. Desde el inicio de su campaña en 2019 el presidente de la Nación, Alberto Fernández, estableció que aumentaría 20% las jubilaciones. "Un año y medio desde el inicio de su gobierno y tras cuatro aumentos ($ 4.987 por jubilación mínima y $ 4.317 para jubilaciones medias) sólo alcanzó para evitar la caída", remarca el diagnóstico privado. El deterioro es consecuencia de falta de políticas públicas estructurales que terminan empeorando en forma dramática el nivel de vida de los jubilados, pero especialmente de aquellos que realizaron sus aportes, finaliza.

Al anunciar en mayo la suba del 12,12 trimestral, la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, había dicho que, por la decisión del Gobierno Nacional, más de 17 millones de jubilados, pensionados y beneficiarios de las asignaciones verán, desde este mes, un aumento en sus haberes superior a la inflación estimada para el segundo trimestre. Asimismo, los haberes se incrementarán por sobre el índice que hubiese arrojado el cálculo del gobierno anterior. El rendimiento de la fórmula de movilidad vigente logró que los ingresos suban un 21,17%, acumulado en este período un resultado superior al 18,25% que hubieran obtenido con la movilidad anterior, había comparado la funcionaria nacional.

La directora ejecutiva de la Anses remarcó que debe considerarse también que los haberes de la mínima y de hasta una mínima y media (casi 5 millones de jubilados y pensionados) recibieron, además del aumento, dos bonos de $ 1.500 en abril y en mayo. De esta manera, la nueva fórmula, junto a los refuerzos, hizo que un jubilado o una jubilada recibiese $ 1.122 más que los que hubiera recibido con la ley de movilidad anterior, que contemplaba principalmente la inflación, justificó.

Comentarios