Básquet: Gabriel Albornoz, un DT que invita a soñar - LA GACETA Tucumán

Básquet: Gabriel Albornoz, un DT que invita a soñar

El entrenador de 54 años lleva casi 40 ejerciendo esa función en distintos clubes. Es justamente su experiencia la que le agrega hoy a Estudiantes, que juega en la Liga Argentina, un plus de confianza para buscar un lugar en los playoff de la Conferencia Norte, de modo de seguir dando pasos hacia el ascenso.

07 Jun 2021 Por Carlos Leonardo Oardi
1

METÓDICO. Gabriel Albornoz da indicaciones en un tiempo muerto durante un partido. El entrenador tiene gran confianza en los que pueden lograr sus jugadores.

El 13 de mayo cumplió 54 años. Lleva casi cuatro décadas dirigiendo básquet. “Si bien lo hago desde hace mucho tiempo, ¡no estoy viejo!” exclama con una sonrisa Gabriel Albornoz, técnico de Estudiantes, la gran sorpresa de la Liga Argentina, la segunda categoría a nivel nacional.

El DT “nació” deportivamente en All Boys. “A los 16 años me dieron la responsabilidad de dirigir los últimos seis partidos en Primera división. Es un club al que llevo en mi corazón. Considero que en él estaban mis segundos padres, como el ‘Mocho’ Ferullo y los hermanos Alberto y Jorge Roqué. A estos últimos también tuve la posibilidad de dirigir profesionalmente, a los 18 o 19 años, en Tucumán BB. Y eso se lo debo a los hermanos Agustín y ‘Coco’ Carrizo que confiaron en mí. En ese conjunto jugaban, entre otros, Walter Martín, Rubén Basualdo, Sergio ‘Turco’ Abdala. Y otros grandes jugadores como el ‘Nene’ Díaz Barrera, César ‘Checha’ Figueroa o el ‘Oso’ Morales”.

Albornoz tiene frescas las memorias del pasado, pero también vive a pleno el presente. Y eso para él es Estudiantes. “Diría que estoy pasando uno de mis mejores momentos en cuanto a mi carrera en el básquet. Realmente estoy muy contento por este gran presente, pero lógicamente no hay que conformarse con lo realizado hasta ahora. Quiero mucho más. Estamos muy cerca de lograr ingresar en los playoffs, algo que sería tremendo para todos. Si no me equivoco en los cálculos, ganando tres de los ocho partidos que nos quedan en la fase regular, lo lograremos. Eso significa ganarle a Norte, Tiro Federal y Salta Basket, porque son rivales que luchan la posición con nosotros; en el empate de posiciones sacaríamos ventaja. Por eso digo: con tres victorias estamos; con cuatro, entramos súper seguros”.

Las palabras del entrenador adquieren mayor vuelo cuando habla de la chance de la “Cebra”. “Para nosotros sería tocar el cielo con las manos meternos en los playoffs y estar entre los mejores ocho de la Conferencia Norte. Y en esa instancia vamos a dar lo máximo para llegar lo más arriba posible. Hoy tenemos una tremenda tranquilidad, tanto los dirigentes, como los jugadores y además nuestros hinchas, que estuvieron acompañándonos en cada burbuja. A eso hay que destacarlo, y sentirse orgulloso. No nos queremos quedar a 100 metros de la llegada. Además, todos los tucumanos tendrían que estar orgullosos de este equipo que representa tan bien al básquet de la provincia. Eso sí, por cómo se juegan los partidos y por lo que estamos viviendo en lo sanitario, quizás los medios no pueden transmitir adecuadamente lo que estamos haciendo para que sea dimensionado. Yo me saco el sombrero por la dirigencia, por este grupo y por mis compañeros del cuerpo técnico, que tienen mucho que ver con este presente”.

Albornoz cuenta con un plantel de 11 jugadores, ya que recuperó a Gonzalo Alonso, que estaba lesionado. Sobre el plantel, contó de sus virtudes. “Hemos pasado de tener un equipo largo a no tener uno titular, ni uno suplente. Luego de poder recambiar cada cuatro o cinco minutos, a jugar con estos jugadores todos los partidos y con diferentes tipos de formaciones. Pusimos dos internos pesados, con uno grande y otro bajo; jugamos con cinco perimetrales, con doble base; manejamos diferentes estrategias defensivas, debido a las diferentes cualidades de los jugadores. También pudimos jugar sin sistema y hacerlo por concepto. Pasamos mucho la pelota. Por ahí nos trabamos y pecamos por cometer esos errores, pero es algo lógico. Estamos viviendo un gran presente. Pero siempre repito: falta muchísimo todavía. No tenemos que aflojar, debemos ir por todo”.

La idea del entrenador es jugar los partido pendientes haciendo valer la condición de local. Los rivales serán Independiente BBC (Santiago del Estero) y Deportivo Norte. Luego, a la “Cebra” le tocará enfrentarse con Unión, Echagüe, Sportivo América, Colón, Salta Basket y Tiro Federal de Morteros.

“Queda todo un torneo por delante”, asegura Albornoz. Inmediatamente vuelve a insuflar energía a sus palabras. “Estamos muy cerca de ser la gran sorpresa en nuestro primera temporada en esta categoría. Nadie esperaba que Estudiantes, con un presupuesto tan bajo, con una experiencia tan nueva en lo dirigencial y con un ciento por ciento de jugadores y cuerpo técnico tucumanos esté donde está. Este grupo le ganó a otros con jugadores de mucha experiencia, candidatos firmes y con presupuesto de cinco o seis mayores al nuestro”.

Con sus casi 40 años de experiencia, Gabriel Albornoz sueña. Y claro, invita a soñar. ¿Por qué no?

Pendientes

Estudiante jugará el miércoles desde las 19 con Independiente BBC (Santiago) y el viernes a partir de las 20 con Deportivo Norte de Armstrong (Santa Fe). Estos juegos no se efectuaron por casos de covid-19.

En disputa

El torneo se está jugando por conferencias y, una vez que concluya la fase regular, vendrán los playoffs, con los ocho mejores clasificados de cada una, buscando a un campeón y el ascenso a la Liga Nacional.

Comentarios