Cartas de lectores III: miradas políticas a las vacunas - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores III: miradas políticas a las vacunas

25 May 2021

En torno de una crisis mundial que está consumiendo millones de vidas revolotean los carroñeros políticos y financieros de siempre, los primeros en busca de réditos electorales, los segundos detrás de los réditos financieros. Los numerosos y desenfrenados intentos desestabilizadores de la oposición argentina, que empezaron con la realización de concentraciones antipandemia, anticuarentena, anticontagios etc., hoy mutaron como el virus, en operaciones y arengas antivacunas. Se trata de intentos por imponer en el país un inmunógeno especial que le garantice a la oposición un sólido financiamiento electoral en los comicios de medio término -senadores y diputados-, sin importarles el riesgo de muerte de miles de argentinos que, segados por el odio y confundidos por los relatos, no llegaron a vacunarse. Han pagado con su vida el engaño de una ex diputada de la Nación considerada “líder” del grupos políticos que celebran convenciones en una cabina de teléfono; que mediante denuncias por envenenamiento contra el Presidente de Nación quieren confunden a la opinión pública con críticas al inmunógeno “Sputnik V”, al que consideran populista. Dichas presentaciones posteriormente cambiaron por un disparo por elevación al presidente ruso, Vladimir Putin, por presuntas represiones a los opositores políticos. La supuesta “líder mundial”, ante el fracaso del primer intento, advirtió a la humanidad que no se aplicaría la vacuna en defensa de la República y de la democracia del mundo, instituciones que la dictadura militar del ‘76 pulverizó ante el silencio de la “defensora de la República”. Ella, por entonces ejercía como fiscal de Estado primero, y seguidamente como secretaria de la Procuración del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia del Chaco, durante la dictadura militar (1978-80), y escudándose en la necesidad de contar con una obra social guardó silencio ante los crímenes de la masacre ocurrida en Margarita Belén (13/12/76), en su provincia natal. Hoy dispuesta a inmolarse electoralmente, se ofrece como voluntaria para ser candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, para preservar a la ex gobernadora María Eugenia Vidal de una segura derrota en el distrito, que la candidata propuesta gestionó por cuatro años. Lo detestable de estas conductas es que esta líder de laboratorio engaña a la opinión pública, y se oculta detrás de un crucifijo con la imagen sagrada de Jesús.

José Emilio Gómez

Reyes Católicos 112

Banda del Río Salí

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios