El manzurismo pinta a Jaldo de opositor y no asistiría al recinto - LA GACETA Tucumán

El manzurismo pinta a Jaldo de opositor y no asistiría al recinto

El bloque Lealtad Peronista se reúne para definir su participación, pero todo indica que estará ausente mañana. El jaldismo asegura que el pedido de interpelación a Lichtmajer se aprobará.

05 May 2021 Por Martín Soto
1

MALESTAR. Aparecieron pintadas “Pichetto-Jaldo” en las paredes, y el vice apuntó directamente contra Manzur.

La escalada de tensiones en el justicialismo, a niveles que rozan lo extremo, enrareció el clima a pocas horas de una nueva sesión legislativa. La Cámara es un mar de especulaciones. Tanto fuego cruzado entre el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo durante los últimos días tornó asfixiante el ambiente. Al igual que para prevenir la covid-19, entreabrir una puerta (o ventana) ayudaría a oxigenar la situación y reducir el peligro de un desenlace grave. Pero ambos se muestran cada vez más encerrados y dispuestos a avanzar hasta las últimas consecuencias, aunque implique arriesgarlo todo.

Hasta ayer eran pocas las certezas que había dentro del espejado palacio de Muñecas 950. Quizá lo único que estaba escrito con tinta indeleble es que la sesión parlamentaria está convocada para mañana a las 8.30. Lo demás se asemejaba a un borrador hecho a lápiz, incluso el orden del día.

Los temas que llegarán al recinto terminarán de definirse hoy. Hay convenios firmados entre la Provincia y la Nación y otros proyectos de resolución que cuentan con dictamen. También lo tiene el pedido para que el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, concurra al recinto a responder un extenso cuestionario sobre estado de las escuelas, explicaciones presupuestarias y denuncias sobre supuestas irregularidades para el nombramiento de cargos.

El jaldismo sostiene que el tema entrará sí o sí en el debate y que se aprobará. El manzurismo afirma que si eso sucede, Jaldo se cerrará la última puerta que le queda abierta: la de Buenos Aires. “Está con un pie afuera del peronismo”, consideraron. En oposición se refriegan las manos para que se concrete la citación, pero no descartan un volantazo de último momento.

Las comisiones de Educación y de Asuntos Constitucionales e Institucionales se reunirán esta mañana para terminar de pulir las preguntas que el funcionario educativo deberá si se aprueba su citación al recinto.

Pintadas y advertencias

A partir del dictamen para citar a Lichtmajer y de las duras críticas lanzadas por el locro que se realizó en Pampa Mayo (Simoca) en pandemia, Jaldo y el bloque Justicialista de Todos fueron acusados de pactar con el macrismo. “Para interpelar a un ministro del peronismo el espacio de Jaldo votó con los legisladores de (Mauricio) Macri”, había expresado Manzur. Y ayer aparecieron pintadas que rezaban “Pichetto-Jaldo”, en alusión al titular de la Auditoría General de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, quien fue compañero de fórmula de Macri (PRO) en 2019.

El vicegobernador apuntó directamente contra el manzurismo. “El locro del 1 de mayo les cayó pesado; no puede haber cosa más falsa que esa”, rechazó. Consideró que buscan perjudicarlo políticamente por la visita las ministras nacionales Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Géneros y Diversidad) y Sabina Frederic (Seguridad), y del ministro Martín Soria (Justicia y Derechos Humanos). “Me reservo el derecho de accionar legalmente contra el gobernador, responsable de todas estas operaciones bajas, rastreras, decididas y ordenadas por él. Es señal de que la figura de Osvaldo Jaldo en el peronismo no le es indiferente. Y tienen razón para tenerme miedo”, desafió.

¿Ausencia y estrategia?

Otras dudas que sobrevuelan en la Cámara son: si los 14 miembros de Lealtad Peronista asistirán al recinto y, como consecuencia, si habrá quórum para sesionar (la mitad más uno de los 49 legisladores).

La bancada que responde a Casa de Gobierno subrayó que no cuenta con asesoría técnica como para participar. De todos modos, los legisladores se reunirán hoy a la mañana, fuera de la Cámara (afirman que siguen sin sala), para resolver qué harán.

Esta ausencia, a su vez, les permitiría a los manzuristas consolidar el mensaje que impulsan hacia la Casa Rosada: que habría una supuesta alianza entre el jaldismo y la oposición. Sucede que, de aprobarse el pedido de interpelación, saldría sólo con los votos del bloque Justicialista de Todos y de las bancadas rivales al Gobierno.

Fuentes jaldistas aseguraron que los 20 miembros del espacio Justicialismo de Todos respaldarán el pedido de interpelación. “No es pedir juicio político”, recalcaron como para bajarle el tono. Sin embargo, corrían versiones de que algunos “compañeros” experimentados no estarían convencidos de la maniobra.

Respecto al quórum, no sería un problema para los jaldistas. “Fuerza Republicana, consecuente con sus reclamos al ministro de Educación, acompaña este pedido de interpelación porque hay muchos interrogantes a los que debe responder”, adelantó ayer el legislador Ricardo Bussi. El alfarismo también confirmó su participación, al igual que los radicales José Ricardo Ascárate y José María Canelada, quienes promovieron el pedido de interpelación.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios