El comercio sostiene el horario cortado y el gremio hará una presentación judicial - LA GACETA Tucumán

El comercio sostiene el horario cortado y el gremio hará una presentación judicial

La Cámara afirma que trabajarán de 9 a 13 y de 16 a 20. El gremio intimó a cerrar a las 19, llevó una escribana y hoy hará un planteo ante la Justicia.

21 Abr 2021 Por Martín Soto
3

24 Y MUÑECAS. “No hay ningún capricho, estamos priorizando la vida; hay que cumplir lo del COE”, se dijo.

Así como con la pandemia, el pronóstico que se avizora en el conflicto por el horario de atención comercial en el microcentro no parece alentador. Ni el sector empresarial ni el gremial se muestran dispuestos a ceder, y los canales de diálogo parecen cerrados. Ambos se aferran a distintos instrumentos legales que son válidos para sostener sus posturas, en medio de una emergencia que rompió todos los moldes racionales. Con los ánimos en plena ebullición, tampoco hay un organismo del Estado que haya intervenido en las últimas horas como para intentar calmar los ánimos. Las tensiones van en ascenso y el desenlace de la pugna aparenta ser tan incierto como arriesgado.

Ayer fue una nueva jornada de desconcierto y disparidad respecto al horario laboral. En las peatonales primó la propuesta por la Cámara de Comercio: trabajar discontinuo, pero adelantar por la tarde una hora la apertura y el cierre; es decir, de 9 a 13 y de 16 a 20. A su vez, hubo otros que hicieron atención corrida, de 10 a 19, ya sea por conveniencia o porque sabían que el gremio se iba a movilizar para exigir el cierre. Fuera de las peatonales, sin embargo, hubo locales de todo tipo de rubro que bajaron las persianas a las 21, sin inconvenientes.

Pintadas y batucada

Decenas de dirigentes de la Sociedad de Empleados y Obreros del Comercio (SEOC) marcharon en la tarde de ayer encolumnados detrás de su secretario general, Roque Brito, con barbijos pero sin guardar una distancia prudente. Con banderas del gremio, un altavoz, la batucada de la barra del club San Martín y decenas de bombas se estruendo se instalaron a las 19 en la esquina de 24 de Septiembre y Muñecas, donde cortaron el tránsito. Desde allí exigieron a los comerciantes cumplir con la resolución del Comité Operativo de Emergencia (COE), en consonancia con un decreto presidencial, que dispone que la actividad trabaje de 10 a 19 de lunes a viernes, y los sábados de 10 a 15.

Los manifestantes centraron sus energías especialmente sobre dos locales: una casa de indumentaria deportiva de la esquina donde se detuvieron y en una juguetería ubicada a 50 metros. Ambas vidrieras sufrieron pintadas con aerosol. En el primero, además, lanzaron fuertes exigencias para que se bajen las persianas, así como decenas de panfletos hacia adentro del salón de ventas. Esto enervó a empleados y propietarios, quienes solicitaron a la Policía que intervenga. Los ánimos de caldearon, pero finalmente los propietarios optaron por resguardarse y cerrar sus puertas.

Presentación judicial

Brito, en tanto, explicó que contrataron a una escribana que recorrió las peatonales para registrar los locales que atendían más allá de las 19. Afirmó que con esos datos hoy harán una presentación ante la Justicia en busca de sanciones. “No están respetando lo firmado (en alusión a un acta compromiso para que la atención corrida volviera desde el 1 de abril) y se ha decretado el cierre a las 19 por la pandemia; ya estamos cansados de hablar. Queremos que alguien se haga cargo de todo esto porque está en peligro la vida de los compañeros”, dijo a la prensa. También aseguró que hay unos 60 trabajadores graves por covid-19 y que unos 40 fallecieron.

El titular de SEOC, a su vez, manifestó que las ventas caen cuando la gente no tiene plata, no porque el horario sea corrido. “Los comerciantes han vendido muy bien durante 2020 y en lo que va de 2021. No tienen que poner la excusa de las ventas”, respondió a este diario.

“Desmesurado e injusto”

Desde la vereda opuesta, la secretaria general de la Cámara, Sofía Guraiib, dijo a LA GACETA que los asociados expresaron mucha impotencia por el accionar del gremio, al que -dijo- calificaron de desmesurado e injusto ya que sólo se exige el cierre de locales de las peatonales. “El único empleado que le importa al SEOC es el del microcentro”, ironizó. Aseguró también que hay trabajadores asustados por lo sucedido ayer, y porque temen que se repita nuevamente.

A su vez, Guraiib insistió con que el horario corrido no es rentable. ”No es un capricho”, resaltó. Afirmó que por ello continuarán bajo la modalidad que se le acercó al Gobierno: cerrar una hora antes para disminuir la circulación de las personas y colaborar con la situación epidémica de la provincia. “Vamos a seguir con las puertas abiertas hasta las 20. Así sea que corran a todos los clientes con estos aqmontonamientos, a pesar de que dicen que se preocupan por la pandemia, pero el comerciante decidió mantenerse firme”, subrayó.

La representante de los empresarios consideró que una solución al conflicto sería unificar la atención en toda la provincia. A su vez, afirmó que para el 90% de los asociados el horario corrido no funciona, e insistió con que la Municipalidad no adhirió a la resolución del COE, porque el Comité tampoco lo obliga a hacerlo.

“Queremos subsistir: si nosotros cerramos y dejamos gente sin trabajo, ¿quién va a respaldar a esa gente?”

La movilización de SEOC para exigir el cierre de locales fue criticada por comerciantes, quienes incluso se acercaron a los manifestantes para dar sus argumentos. Eduardo Martín, propietario de una casa de fotografía en la peatonal Muñecas, defendió el horario desdoblado ante un dirigente que le planteaba que hay una pandemia y que desde el 1 de abril se debía trabajar corrido. “¿Cómo puede ser que todo el mundo esté abierto y el centro tenga que cerrar a las 19? Nos afecta porque la gente no tiene tiempo para comprar cuando sale a buscar a buscar sus hijos al colegio. Se van a buscar afuera, donde está abierto”, expresó el comerciante a la prensa. Planteó que la situación económica es complicada. “Los números no dan. Nosotros queremos subsistir. ¿Cuántos locales están cerrados? ¿Cuánta gente ha quedado sin trabajo? Si nosotros cerramos y dejamos gente sin trabajo, ¿quién va a respaldar a esa gente? La ley tiene que ser para todos, no para unos sí y para otros no”, manifestó.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios