Cuáles son las variantes más preocupantes del coronavirus - LA GACETA Tucumán

Cuáles son las variantes más preocupantes del coronavirus

Las cepas de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil causan especial alarma ya que se extendieron rápidamente por todo el mundo.

19 Abr 2021
3

Imagen tomada de iaea.org

Las noticias sobre nuevas variantes del covid-19 pueden causar temor a quienes desconocen la jerga genómica. Lo cierto es que los virus experimentan mutaciones con frecuencia, tanto en las personas ya infectadas como durante el traslado de una persona a otra.

El coronavirus responsable de la pandemia, SARS-CoV-2, tiene alrededor de 30.000 bases, o nucleótidos. Conforme el virus evoluciona y se propaga de un huésped a otro, algunas de estas bases cambian. 

Una variante que se desvía significativamente de sus ancestros virales puede identificarse como un nuevo linaje o rama en el árbol evolutivo. Sin embargo, en el discurso general, los términos suelen utilizarse indistintamente.

¿Cuáles son las variantes más preocupantes?

La Organización Mundial de la Salud utiliza el término “variantes preocupantes” para referirse a las cepas que plantean riesgos adicionales para la salud pública, y “variantes emergentes de interés” para las que justifican una estrecha vigilancia debido a su riesgo potencial. 

Los diversos grupos de investigación y las agencias de salud pública que las investigan les han asignado nombres o códigos. Hasta ahora, la OMS ha identificado tres variantes preocupantes y tres variantes de interés. Éstas son:

- La variante que surgió en Inglaterra en septiembre de 2020, B.1.1.7, contribuyó a un aumento de los casos que hizo que el Reino Unido volviera a estar bloqueado en enero. Le siguieron otros países, especialmente en Europa. A principios de abril se convirtió en la cepa dominante en Estados Unidos.

- En el sur de África, los hospitales se enfrentaron a la presión de un resurgimiento impulsado por otra variante, la 501Y.V2.

- Los investigadores brasileños, por su parte, han advertido de que una variante denominada P.1, detectada en Manaos (estado de Amazonas) en diciembre de 2020, puede haber provocado un aumento de casos que ha puesto a prueba el sistema sanitario y ha provocado escasez de oxígeno.

CAMINATA. La gente salió a pasear en Concepción. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

¿Hay otros?

Los investigadores de Los Ángeles informaron de una nueva cepa, denominada CAL.20C en junio de 2020, que se relacionó con un aumento de casos de coronavirus a finales de año en el sur de California. 

Las investigaciones preliminares indican que es ligeramente más transmisible y puede resistir moderadamente los anticuerpos generados por una infección anterior, dijo la OMS el 16 de marzo. Para entonces, la cepa se había detectado en todos los estados de EE.UU. y en al menos otros 26 países. Los CDC la consideran una variante preocupante.

Los CDC también tienen como variante de interés la B.1.525, que identificó en Nueva York más o menos al mismo tiempo que la OMS, junto con otra cepa de Nueva York (B.1.526) y la cepa P.2, aunque se sabe menos sobre ellas. 

En la India, donde los casos de covid-19 se dispararon a más de 870.000 en una semana a principios de abril, los científicos detectaron una variante, designada B.1.617, que al parecer alberga una mutación que también porta la cepa encontrada en California, así como una mutación compartida por las encontradas en Sudáfrica y Brasil. 

A mediados de abril, el Reino Unido nombró a la de la India como variante bajo investigación después de que se confirmara en 77 casos del Reino Unido, y los científicos afirman que se necesita más investigación para determinar su importancia.

¿Con qué rapidez se han propagado las cepas?

Rápidamente, ayudada inicialmente por las fiestas de fin de año tradicionalmente asociadas a reuniones familiares y sociales. Hasta el 13 de abril, se habían notificado casos importados o de transmisión comunitaria de la variante B.1.1.7 del Reino Unido en 132 países, según la Organización Mundial de la Salud. 

Hasta el 13 de abril, los científicos habían encontrado la variante 501Y.V2, que apareció por primera vez en Sudáfrica en agosto de 2020, en 82 países, mientras que en 52 países se había detectado la variante P.1, vista por primera vez en Brasil. La insuficiente vigilancia en la mayoría de los países, incluido Estados Unidos, ha ocultado el reconocimiento de las variantes que circulan en muchos lugares.

¿Cómo aumentan las variantes la transmisión?

Parece que tienen alguna ventaja sobre otras versiones que les ha permitido predominar rápidamente, aunque factores como el hecho de que la gente se reúna más en el interior cuando hace más frío también puede contribuir a la propagación. 

La cepa del Reino Unido ha adquirido 17 mutaciones con respecto a su ancestro más reciente, un ritmo de cambio más rápido del que suelen observar los científicos. Un grupo asesor del Reino Unido dijo en diciembre que la variante B.1.1.7 puede dar lugar a un aumento del número básico de reproducción, o R0 (el número medio de nuevas infecciones que se estima que se derivan de un solo caso) en el rango de 0,39 a 0,93 - un “aumento sustancial”. 

Eso se ha asociado a mayores concentraciones del virus, o carga viral, en las vías respiratorias superiores de los pacientes con infección aguda. La propagación internacional de las tres variantes ha contribuido a impulsar un repunte del covid-19, y el número de nuevos casos notificados en todo el mundo ha aumentado cada semana desde mediados de febrero. 

Las autoridades sanitarias estadounidenses dijeron a finales de marzo que un resurgimiento de casos inducido por la variante en algunas regiones podría augurar una posibilidad que se teme desde hace tiempo: Que se produzca otro repunte incluso cuando los estados están abriendo de par en par los criterios de elegibilidad para la vacuna, tratando de que las vacunas lleguen a los brazos lo antes posible.

¿Cuántas mutaciones hay?

Han surgido muchos miles de mutaciones y linajes distintos en el genoma del SARS-CoV-2 desde que el virus surgió a finales de 2019. A principios de 2020 surgió una variante con la llamada mutación D614G. En junio, había sustituido a la cepa inicial identificada en China para convertirse en la forma dominante del virus que circula a nivel mundial. 

Meses más tarde, se identificó una nueva variante vinculada a los visones de cría en una docena de pacientes en el norte de Jutlandia (Dinamarca), pero no parece haberse extendido ampliamente. A medida que el SARS-CoV-2 siga circulando, surgirán más mutaciones, lo que podría dar lugar a más variantes.

¿Qué eficacia tendrán las vacunas?

Las principales variantes representan un reto, pero la extraordinaria efectividad de nuestras vacunas las superará a final de cuentas. En parte, se debe a que las vacunas inducen una respuesta inmunitaria mucho más amplia y poderosa a las infecciones por coronavirus que la del cuerpo humano. No obstante, es esencial que contengamos el virus para que no pueda evolucionar más y, en teoría, eluda nuestras vacunas.

Las vacunas son herramientas vitales, pero el uso de cubrebocas y el distanciamiento social funcionan bien contra las variantes. Combinar estas estrategias de mitigación con la vacunación es la forma más rápida para salir de la pandemia. 

La ciencia de las variantes del virus y las pruebas de nuestro armamento de vacunas deberían llenarnos de confianza de que estamos camino a la rampa de salida.

Mirá las estadísticas actualizadas en nuestro Panel Coronavirus Tucumán.

 

Comentarios