En Atlético, el problema es físico - LA GACETA Tucumán

En Atlético, el problema es físico

Las caídas en el complemento son evidentes: De Felippe admite los inconvenientes en ese rubro.

08 Mar 2021 Por Marcelo Androetto
1

NECESITA MÁS. Sin dar nombres propios, Omar De Felippe remarcó problemas físicos en algunos de sus jugadores, situación que necesitará que se corrija para poder cerrar los partidos.

No fue tanto el qué, sino el cómo. Después de todo, perder de visitante con Lanús está dentro de los resultados “tolerables” al hacer cuentas al inicio de un torneo (mucho más, con la paternidad histórica ejercida por el “Granate” sobre el “Decano”).

El tema es la forma en que Atlético dejó escapar el sábado, primero, una victoria que hasta promediar el segundo tiempo parecía no demasiado comprometida y, en la agonía del partido, un empate útil, que evitaba irse de “La Fortaleza” una vez más con las manos vacías.

Lo que más preocupa por estas horas en el “mundo Decano” es la repetición en la forma. En el Sur del Gran Buenos Aires, el equipo de Omar De Felippe sumó su cuarto partido consecutivo en el que saca ventaja y luego no consigue mantenerla. Como consecuencia, el entrenador sigue “virgen” de victorias oficiales desde su desembarco en Atlético.

De Felippe lo reconoció tras la caída por 2-1. “Es lamentable que nos pasen estas cosas… La derrota duele porque si hubiésemos manejado mejor los últimos 25 minutos nos habríamos ido con un gol más arriba. Hasta entonces estuvimos bien, después hubo algunas distracciones, dejamos espacios”.

La pregunta del millón que adoptó diferentes formatos durante la rueda de prensa fue acerca del porqué de la merma de rendimiento del equipo en los tramos finales. Si bien De Felippe no le “escapó al bulto”, se quejó de que los periodistas no mencionaran lo que calificó como “un penal inexistente” (la falta de Nicolás Aguirre sobre Franco Orozco, que derivó en el empate de José Sand).

“Nadie pregunta por la jugada del penal… No le echo la culpa al árbitro (Pablo Dóvalo), pero esas decisiones inciden, los pibes adentro sienten bronca. Ojalá me cobren un penal así. Un delantero saliendo del área, y con el nuestro que se para y levanta las manos… me llama mucho la atención”, apuntó el entrenador, que también mencionó el hecho de las dos expulsiones sufridas como local ante Huracán.

“Que nos cobren las cosas que son nos daría mucha tranquilidad, porque entramos en un manto de desconfianza que no es bueno para nadie. Espero que estos chicos, árbitros nuevos, que son buenos, se pongan las pilas”, se despachó De Felippe sobre la sanción de un penal evitable, pero perfectamente cobrable.

Dicho esto, el técnico profundizó en el diagnóstico de las causas de la derrota. “Nos costaron los últimos 20 minutos. Nos faltó eso, manejarlo, teníamos la posibilidad de hacerlo, estuvimos muy imprecisos con la pelota, eso le da oportunidades a los rivales. No la hicimos correr y terminamos haciendo un partido de ida y vuelta cuando íbamos ganando…”

“Ahí está el secreto, que es saber manejar el resultado cuando vamos ganando, porque el equipo hace lo más difícil que es empezar ganando. Además, tenemos que aceitar alguna que otra cosa con el manejo del tiempo y sobre todo ser un poco más pillos con algunas pelotas cuando nos hacen faltas en la mitad de la cancha”, se explayó.

Ante una consulta, De Felippe admitió que le preocupa la cuestión del estado físico. “Del plantel en general no, de algunos jugadores sí. Necesitan entrar en un ritmo de competencia más alto, hay muchos chicos que no han tenido un semestre bueno en cuanto al ritmo, hay que insistir en que se pongan bien. Se puso de manifiesto el otro día al jugar con dos menos. Y contra Lanús algunos chicos lo sintieron mucho. La mayoría está bien”.

¿El desafío de aquí en adelante? “Completar los 90 en otro ritmo, en otro nivel, hay que levantar, tenemos que salir a jugar los partidos como lo hicimos aquí. Lo que me deja tranquilo es que el equipo sigue generando, convierte goles… Hay que seguir trabajando, estar fuerte de la cabeza y saber que de esto se sale todos juntos.

En relación a si ve el choque con Comunicaciones el miércoles en Córdoba por Copa Argentina como una oportunidad de revancha, De Felippe respondió: “siempre el partido que viene te da la oportunidad de mejorar y hay que tomarlo como si fuera la final del mundo, como nosotros encaramos todos los partidos”.

Entrenamiento liviano y viaje
El plantel se entrenará hoy por la mañana en el complejo de Ojo de Agua. Difícilmente Omar De Felippe ponga en la cancha el equipo que enfrentará a Comunicaciones el miércoles por los 32vos. de final de la Copa Argentina. Eso sí: deberá entregar la lista de viajeros al mediodía. Por la noche, tras la cena, el plantel partirá a Córdoba en colectivo para disputar ese partido. El lunes recibirá a Patronato por la Copa de la Liga, buscando su primer triunfo.

Comentarios