La Ciudad Universitaria vuelve a estar en discusión

El directorio de YMAD visitó al rector García para conversar sobre la posibilidad de anular el acta de 2008 que daba por concluida la Ciudad Universitaria, contó el delegado José Roberto Toledo.

EL EDIFICIO DE SAN JAVIER. Volver a este proyecto no sería posible, pero se estudiaría qué hacer EL EDIFICIO DE SAN JAVIER. Volver a este proyecto no sería posible, pero se estudiaría qué hacer

El directorio de Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) está dispuesto a dejar sin efecto el acta que daba por concluida la Ciudad Universitaria. El presidente del ente, Fernando Jalil -que es hermano del gobernador de Catamarca- estuvo hace unas semanas con el rector de la Universidad Nacional de Tucumán, José García, y ofreció cambiar la situación. “La propuesta de Jalil está dirigida a tener respuestas certeras a futuro. Para Catamarca la principal actividad es la minería porque sus usuarios carecen de alternativas y ven que la Universidad es errática en su posición y que a veces obstaculiza el camino. Vino a plantear que quiere mejorar la situación integral con la UNT y que está dispuesto a ofrecer que se estudie en profundidad y se concrete la reformulación de la famosa acta que dio por concluida la ciudad universitaria”, explicó José Roberto Toledo, uno de los dos delegados de la UNT en YMAD.

La visita fue de todo el directorio de YMAD. Jalil estuvo acompañado por los directores por Catamarca, Daniel Gutiérrez y Ángel Mercado, y también estuvieron los delegados por la UNT, Toledo y Domingo Marchese. Se trata de otra avanzada en los tanteos que comenzaron en noviembre pasado, cuando el mismo gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, se reunió con el rector para ofrecer cambios en la relación e incorporar a la UNT como social verdadera en la actividad minera.

Como se sabe, esa provincia y la Universidad están vinculadas en la minería en virtud de la Ley 14.771, que reguló el funcionamiento de YMAD. La Universidad había recibido el legado del geólogo Abel Peirano, que le cedió los derechos sobre el yacimiento de Farallón Negro. La ley establece que corresponden el 60 por ciento de las regalías a Catamarca y el 40% para la UNT, la que debe concluir la Ciudad Universitaria. Una vez logrado ese objetivo, ese 40% se debe dividir en una parte para otras universidades y otra para la UNT, de libre disponibilidad. El 2 de enero de 2008, el ex rector Juan Alberto Cerisola -tras haber organizado un plan de obras para la Universidad- firmó con YMAD un acta por el que declaró concluida la Ciudad Universitaria. El Consejo Superior se enteró años después del acta, la declaró nula y entabló querella en la Justicia Federal de Catamarca para que se anule ese acuerdo.

- ¿Significa esto que se hará la Ciudad Universitaria?

- Sí. Pero se trató también que volver al viejo esquema de la Ciudad universitaria físicamente no es posible ni conveniente; es algo superado. Estaba pensada para una población universitaria mucho más chica. Aparte, se hicieron muchas obras –con fondos de minería-, se hicieron muchos m2 y Catamarca no está dispuesta a pagar dos veces por lo mismo. Las ideas son mensurar cuánto significaría hacer esa ciudad con el artículo 18 de la ley 14.771, qué se hizo y qué falta, y dar por extinguida la cláusula que da por concluida la ciudad o se autoriza una nueva propuesta, reducida en m2. Es decir, ni la ciudad original ni la sustituta se hicieron. Hay que ver cómo se sustituye esa conclusión fallida y por qué se la sustituye. Es muy importante para la Universidad, porque desde que se firmó el acta perdió el 40% de participación, bajó al 20%; mientras esté vivo el objeto seguirá así, pero hay que ver por cuánto tiempo es eso.

- ¿Cómo se lograría esto?

- Para anular el acta anterior quedaría vigente el trato del 40% hasta que se cumpla ese objeto. Mientras tanto queremos modificar la ley 14.771 para que en lugar del 20% sea un piso del 30% y para siempre. Catamarca conservaría su 60% originario, pero el 20% que se les da a las universidades quedaría dividido entre la de Universidad de Catamarca y la UNT. No intervienen otras universidades, no van a quejarse porque fueron beneficiarios eventuales, nunca fueron socios.

- La UNT levantaría la querella?

- Estamos por llegar a un juicio, es la única forma de defender los derechos de la Universidad, gracias a la férrea defensa de la doctora Adela Seguí (decana de Derecho) y del ex consejero Ricardo Cisneros, que han establecido la necesidad de tutelar los derechos de la Universidad por la renuncia inconsulta que hizo Cerisola de la permanencia de los derechos. La Universidad comenzó un juicio contra la provincia de Catamarca pidiendo la nulidad de esa acta, basando la demanda en la incompetencia de Cerisola, porque no contó con el consentimiento del Concejo Superior, que es el que tiene que tomar las decisiones de actos patrimoniales.

Nosotros le agregamos ahora otro argumento, que es que contrarió la ley de orden público; ni el Concejo podía disponer de eso porque no se había cumplido el objeto. Se incumplió el orden público; no pueden las universidades invocar derechos porque no hay derechos que nazcan mediante la violación de ley de orden público. Estas son cuestiones de negociaciones; vamos paso a paso, pero es el objetivo. Si se declara nula el acta, el juicio de nulidad queda sin efecto; llegaríamos a un acuerdo.

- ¿Qué implica esto para la UNT, que está analizando el acuerdo por Agua Rica?

- La primera definición de la Universidad debe ser votar si sigue o no con la minería; hay tres comisiones que están estudiando eso, ya deberían haberse expedido. Recordemos que en noviembre de 2019 el Concejo Superior rechazó las negociaciones con Agua Rica y formar una comisión de expertos para que vean tres temas importantes: los aspectos jurídicos, económicos y ambientales. Se conformaron las comisiones, pero no hay dictamen, y esos dictámenes son esenciales. Cabe la posibilidad de que el Concejo Superior empiece con el principio, que es el tema de si se quiere seguir con la minería o no. Si se vota con seguir, deberían dar las herramientas para poder seguir con ese trabajo.

Encuentro previo: el gobernador Jalil pidió mejorar la relación con la UNT

En la reunión del 5 de noviembre entre el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, y el rector José García, aquel propuso a la UNT “estudiar la posibilidad de lograr acciones conjuntas, administrativas y legislativas, tendientes a lograr modificaciones sustanciales en la relación entre las partes y la dinámica futura de la empresa minera interestadual”. Dijo que había que clarificar de una vez los derechos de la UNT y mejorar su actual participación y de retocar eventualmente algunas normas de la ley originaria. YMAD está en tratativas para un acuerdo con la Minera Agua Rica, que se establecería en la zona de Andalgalá.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios