“Era obvio que iban a hacerle pagar a San Martín haber ido al TAS" - LA GACETA Tucumán

“Era obvio que iban a hacerle pagar a San Martín haber ido al TAS"

Carlos Salado, presidente del Colegio de Árbitros de la Liga Tucumana, cuestionó a Adrián Franklin y disparó contra los que manejan el arbitraje argentino.

21 Ene 2021 Por Bruno Farano

El arbitraje de Adrián Franklin en Río Cuarto fue polémico y dejó mucha tela para cortar. No midió algunas situaciones con la misma vara, llenó de amarillas a San Martín y hasta sancionó un penal que dejó más dudas que otra cosa.

Por eso Carlos Salado, presidente del Colegio de Árbitros de la Liga Tucumana de Fútbol, decidió remover la basura que desde hace algún tiempo viene intentándose esconder en el arbitraje argentino. “Es curioso que para este partido hayan mandando al mismo árbitro que hace dos años sacó del mapa futbolístico a San Jorge”, sentenció el ex veedor de la AFA.

UN MANTO DE DUDAS. La tarea de Lucas Novelli en Güemes-Villa Mitre fue demasiado controvertida y poco imparcial.

Salado piensa que el “Santo” pagó por haberse enfrentado con el poder. Pide un cambio de raíz y que los dirigentes de los clubes, de una vez por todas, pierdan el miedo y comiencen a levantar la voz.

- ¿Qué sensación te dejó lo que sucedió el domingo en Río Cuarto?

- Más allá que todo lo que sufrió San Martín durante el último tiempo, era obvio que le iban a hacer pagar por haberse presentado ante el Tribunal Deportivo. Fue muy tendenciosa la designación de Franklin, y lo excluyo a él porque el árbitro siempre quiere dirigir, aún sabiendo sus limitaciones.

- ¿Pensás que no estuvo a la altura de las circunstancias?

- Es un árbitro que es más reglamentarista que el reglamento. Yo lo mandaría a leerlo bien. El juez debe ser inteligente para manejar las situaciones subliminales. No toda indisciplina verbal es expulsión; hay que medir el momento, la temperatura del partido y lo que se está jugando. Por ejemplo si debe cobrar un penal, tiene que convencer a todos. Y al penal de (Ricardo) Noir lo vio sólo él. Ese tipo de acciones ocurren de a montones en un partido; no es algo para sancionar. Encima lo amonesta. Además, no puede pasar que San Martín haya terminado con tantos amonestados y que se produzca tal escándalo cuando expulsó al DT. Permitió que lo llevaran a un espacio donde no iba a estar cómodo. Son situaciones que un árbitro debe saber manejar.

MUCHA POLÉMICA. Los futbolistas de San Martín se cansaron de protestar los fallos de Franklin. FOTO DE ALEJANDRO CRUZ - PRENSA CASM

- ¿Quién tiene la culpa?

- La responsabilidad absoluta es de quien lo designa. Este era un partido muy sensible porque se enfrentaban los dos equipos que habían terminado primeros en el torneo que suspendieron. Habían muchas suspicacias. No puede ser que hayan mandando a un árbitro que carece de experiencia para manejar algunas situaciones sensibles y subliminales que tiene el reglamento; que obligan a manejarlo con el espíritu del juego y no con el reglamento bajo el brazo.

- ¿El árbitro debe tomar en cuenta el contexto?

- Claramente. San Martín-Tigre fue dirigido por Pablo Echavarría, un árbitro de Primera división, que si bien no es de mi agrado, está dirigiendo alta competencia. Acá mandaron a este muchacho que todavía no logró acomodarse en la Primera Nacional. Y lo más curioso es que ahora vuelve a dirigir. Hay una actitud tendenciosa para manejar árbitros, sobre todo después de la fractura que hubo entre la AFA y el Sadra.

- ¿Pensás que San Martín seguirá sufriendo represalias?

- Depende de su dirigencia. Creo que hay elecciones y entiendo que las nuevas autoridades deben hacer borrón y cuenta nueva. Evidentemente hubo algún pase de factura. Además, creo que todos los clubes deben perder el miedo. Recuerdo que cuando era veedor, veía cómo árbitros venían y le pedían a los dirigentes tucumanos que les regalasen equipos completos (once juegos de camisetas, pantalones y medias) y los dirigentes se los daban para evitar que haya perjuicios. Deben perder el miedo, eso no puede darse.

- ¿Qué opinión tenés de lo que pasó en Güemes-Villa Mitre?

- Fue algo desastroso. Todo eso genera miles de dudas. El que se encarga de designar árbitros tiene que tener el absoluto convencimiento y la seguridad de a quién está enviando. Hay juegos que son muy susceptibles para el medio periodístico, entonces debe tener muñeca para evitar que todo siga agrandándose. Leía declaraciones del presidente de Güemes diciendo que era meritorio el ascenso y todos sabemos cómo se mueven algunos dirigentes y el silencio cómplice de otros que no hablan para evitar ser perjudicados.

- Siempre son los mismos nombres los que están envueltos en polémicas, ¿hay algo raro en eso?

- Siempre va a haber errores porque los árbitros son personas. Quiero creer en la honestidad de los jueces, lo que pasa es que a algunos los sobrepasa el espectáculo y quieren ser más protagonistas que el espectáculo en sí. Ahí es donde está el error de quienes los designan, porque tienen que tomar en cuenta esas cosas. Además, creo que hay muchos árbitros con más capacidad que los que están en el ruedo, pero como pertenecen al Sadra no entran en juego. No creo que haya una deshonestidad, sí una incapacidad.

- ¿Cuál es la situación de los árbitros que le habían iniciado juicio a la AFA?

- Según me contaron, hubo un acercamiento con el Consejo Federal a raíz de algunos fallos que salieron a favor de Sadra. Justamente Ariel (Montero) ya dirigió un partido en Chaco. Estamos esperando que ese acercamiento también se dé con nuestra provincia a raíz de las tablas de méritos de nuestros jueces. Además, creo que ya pasó el tiempo de Guillermo Marconi, debería dejarle su lugar en el Sindicato a personas más jóvenes y con otras ambiciones. Creo que su enfrentamiento con el Consejo Federal llevó a la fractura y colaboró para este pésimo momento del arbitraje en el fútbol argentino.

- ¿Cómo se soluciona todo esto?

- Los dirigentes de bien, que estoy seguro que los hay, tienen que darse cuenta que esto no puede ir más allá. Vamos camino a un escándalo como pasó en Italia, cuando descendió Juventus. Sólo basta con revisar la cantidad de situaciones extrañas que sucedieron en el último tiempo para darse cuenta que se necesita un cambio profundo.

Cuatro duelos decisivos

San Martín quedó al margen de la lucha por llegar a la Liga Profesional, pero el campeonato no se terminó. Hoy se disputarán los cuatro partidos por la segunda fase eliminatoria del Reducido de la Primera Nacional.

Desde las 17.10, jugarán Estudiantes de Caseros-San Martín (SJ). El duelo se hará en la cancha de Atlanta y será controlado por Yael Falcón Pérez; desde las 19.20, Atlanta intentará dar otro paso en busca del objetivo cuando enfrente a Ferro en Vicente López. Este partido será dirigido por Pablo Echavarría. En idéntico horario, en el estadio de Tigre, se enfrentarán Deportivo Morón-Deportivo Riestra, que será supervisado por Adrián Franklin, el juez que estuvo en el centro de la polémica el pasado domingo en Río Cuarto. Por último, desde las 21.30, en Caseros, chocarán Defensores de Belgrano-Quilmes, con el arbitraje de Pablo Giménez. En todos los partidos, si persiste la igualdad al cabo de los 90’ reglamentarios, la clasificación a la próxima instancia se definirá mediante tiros penales.

Rincón “Santo”

Horas clave para definir el futuro futbolístico

Más allá de la eliminación del torneo, en La Ciudadela no paran ni un segundo. En las próximas horas, los dirigentes se reunirán para intentar comenzar a darle forma al nuevo proyecto futbolístico. Según trascendió, el primer paso será intentar llegar a un acuerdo para que Favio Orsi y Sergio Gómez continúen en el cargo. Si bien hay buena predisposición de ambas partes, los entrenadores y los dirigentes deben ponerse de acuerdo en algunos detalles. Una vez resuelto ese tema, se pondría fecha para la vuelta al trabajo, que sería el lunes 1 de febrero. La nueva temporada comenzaría a finales de ese mes.

La conformación del nuevo plantel

San Martín no tiene mucho tiempo que perder. La idea de los dirigentes es armar, de cara a la próxima temporada, un plantel importante que pueda estar en condiciones de ser protagonista del torneo. En ese aspecto, trascendió que la idea es mantener gran parte de la base del equipo que terminó jugando este campeonato y sumar futbolistas importantes en los puestos en los que el equipo se debilitó tras la llegada de la pandemia. “No podemos dejar pasar el tiempo porque el próximo torneo comenzará en breve. Es por eso que antes del fin de semana, estimamos poder tener las primeras novedades”, le explicaron a LG Deportiva desde el departamento fútbol de la institución.

Las elecciones, otro tema que no puede esperar

El mandato de Roberto Sagra debía haber finalizado en junio pasado, pero la pandemia obligó a extender su período al frente del club. Sin embargo, en Bolívar y Pellegrini ya comenzaron a realizar las gestiones para que el llamado a elecciones pueda concretarse en el corto plazo. De acuerdo a la información que se maneja, en La Ciudadela esperan a que se reintegren a sus funciones los empleados de Personería Jurídica (la primera semana de febrero) para poder obtener el permiso y realizar todos los pasos previos a los comicios.

Comentarios