Historias de artistas: el “Coche” que marca y deja su estilo en las paredes y muros - LA GACETA Tucumán

Historias de artistas: el “Coche” que marca y deja su estilo en las paredes y muros

El arte urbano invade la ciudad, no solo con sus líneas, figuras y colores sino con historias cotidianas. Personajes que se hicieron populares con sus rostros simpáticos, pero críticos.

07 Dic 2020 Por Jorge Figueroa
2

CENTRO JUAN. B.TERÁN. Al mejor estilo del manga japonés y el pop, la “Mano de Dios” se alza como un superpoder.

Leandro Fernández ha creado su propio estilo en no pocas paredes de esta ciudad. Sus dibujos parecen inocentes, muy cómics; no hay violencia, al estilo manga y pop. Sin embargo, en Salta, frente al club Central Norte, una recreación que hizo con Fabricio Paredes, fue censurada a los pocos días (2013). Era una imagen de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, nada menos.

“Coche” no es solo su sobrenombre sino también el nombre de un personaje que aparece casi siempre en las paredes de los barrios y en el centro, y que se siente muy lejos del mundo del arte contemporáneo.

Ilustrador, muralista, escultor y diseñador, además es historietista. En rigor, todo eso que se conoce en la actualidad como arte urbano. Su última obra se inauguró el viernes en el Centro Juan B, Terán, con una viñeta en homenaje a Diego Maradona.

Leandro Fernández vive en Villa Carmela, arriba de la casa de su madre; con su socio El Barba trabaja en el proyecto Bailunga, pero sus padres lo ayudan cuando lo necesita. “Comencé a pintar en las calles en 2010, haciendo dibujos y pegatinas por las noches y la ilustración está en mi vida desde que tengo recuerdo; siempre dibujé, mi estilo es una consecuencia de mis referentes como el arte pop, los cómics japoneses y el arte precolombino que conocí de muy chico por mi abuelo que es artista también”, le cuenta a LA GACETA.

LEANDRO FERNÁNDEZ. Con saturación de colores y el contraste, el artista cuenta historias.

- Creaste un personaje.

- Sí, se llama “Coche”. Sería como el “Changuito tucumano” de la obra de Sandro Pereira que me influenció, pero le puse una personalidad más pícara, es carismático pero problemático. La idea es que va interviniendo la ciudad con sus flashadas.

- ¿Qué buscás con tus trabajos?

- En mis trabajos busco generar una buena vibra con las personas que andan por la calle, que no tienen conocimientos tecnicistas del arte y todo ese bla bla. El flasheo y tener un feedback con la gente. Mi paleta de colores viene del pop, de los cómics mangas y videojuegos: saturación de colores y contrastes. Mis referentes aquí son mi abuelo Víctor Fernández, Sandro Pereira, Hugo Bellagamba, Javier Juárez y Carlos Alcalde. En la calle sentí mas contención de la gente que en ese circuito cerrado del arte. Y a pura cumbia.

Comentarios