El alfarismo insiste con el voto electrónico para la próxima elección a gobernador - LA GACETA Tucumán

El alfarismo insiste con el voto electrónico para la próxima elección a gobernador

El legislador Walter Berarducci -acompañado por sus pares Raúl Albarracín y Raúl Pellegrini- presentó un proyecto de ley para que se cumpla con el mandato de la Constitución sancionada en 2006.

30 Nov 2020
1

ANTECEDENTE. A fines de 2018, ​​Berarducci, por entonces, secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, había pedido a la Justicia que ordene una medida cautelar que suspenda las elecciones hasta que se reglamente la vigencia del voto electrónico​​​. LA GACETA / ARCHIVO.

Pasaron casi tres lustros de la última reforma de la Constitución provincial, cuyo texto establece, expresamente, que las elecciones en Tucumán deben resolverse mediante un sistema de votación electrónico. No obstante, jamás se cumplió con tal disposición.

El alfarismo quiere ahora saldar este vacío. El legislador Walter Berarducci, secundado por sus pares Raúl Albarracín y Raúl Pellegrini -todos, integrantes del bloque Partido por la Justicia Social-, presentó un proyecto para que en los próximos comicios que diriman cargos provinciales, en 2023, se sufrague mediante un sistema electrónico.

"Este procedimiento debe asegurar el derecho de los electores a acceder a la capacitación previa; que la libre voluntad del elector no sea intervenida; el anonimato y la privacidad en la emisión del voto; que sólo puedan votar electores con padrón actualizado y una vez; que los votos no puedan ser cambiados o eliminados; la prevención necesaria para evitar el voto en cadena virtual, direccionamiento o fraude en la emisión del mismo, y la plena fiscalización de los partidos políticos intervinientes en el proceso", explicó Berarducci, mediante un comunicado.

A fines de 2018, Berarducci, por entonces, secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, había pedido a la Justicia que ordene una medida cautelar que suspenda las elecciones hasta que se reglamente la vigencia del voto electrónico.

Además, enumeró las ventajas que le encuentra al llamado voto electrónico; entre otras: bajo costo, seguridad, transparencia, agilidad en el proceso, aumento de la participación electoral, velocidad para el recuento de votos, reducción del uso de papel -cuidado del ambiente, y ahorro en impresión de boletas.

"Por lo mencionado, nuestro bloque no será cómplice de tamaña omisión en cuanto al cumplimiento de un mandato constitucional. Evidentemente el manejo electoral del oficialismo que nos gobierna está presente en forma contínua desde antes de la reforma del 2006 y por esto rechaza e impide cumplir el mandato instaurado en (la Constitución). Alentamos a nuestros pares a terminar con esta desidia e intencionado olvido por parte de un sector de la dirigencia política", convocó Berarducci.

Comentarios