Una caricia al pie del cerro: miembros de una fundación reforestan en San Javier - LA GACETA Tucumán

Una caricia al pie del cerro: miembros de una fundación reforestan en San Javier

Son 623 los grandes ejemplares que ya están puestos en áreas que se vieron castigadas por los incendios, y también a la vera de la ruta provincial 338.

28 Nov 2020 Por Carlos Werner
2

Una caricia al pie del cerro. Eso es lo que concretaron 48 miembros de la Fundación Old Virgins durante la mañana del sábado. Con la auditoría de la Secretaría de Desarrollo Productivo y de la Dirección de Bosques de la provincia, la agrupación se encargó de reforestar con árboles autóctonos-nativos zonas cercanas a la subida a San Javier.

De esta manera, fueron plantados lapachos, horco molles, cedros y tipas, entre otras especies. Son 623 los grandes ejemplares que ya están puestos en áreas que se vieron castigadas por los incendios, y también a la vera de la ruta provincial 338.

“Cada equipo llevaba equipos para cavar. Nos movilizamos en 30 camionetas, para llevar los plantines, los elementos de trabajo y el agua. Todo el grupo se reunió a las 8.15. Se dividió el trabajo para las implantaciones en un radio de nueve kilómetros, desde primera confitería”, contó Miguel Reginato, integrante de los Old Virgins. “La gente que subía en bicicleta haciendo actividad física nos veía y ofrecía ayuda. Nos ayudaban a cavar. La recepción fue excelente”, amplió el rugbista y piloto de automovilismo.

Toda la actividad estuvo auditada por organismos del Estado, para darle un marco legal. Participaron el secretario de Desarrollo Productivo, Juan Blasco, y la directora de Bosques, Liliana Fortini.

Como parte de la acción, también se efectuó un homenaje a Hugo “Pichuco” Flores, integrante de los Old Virgins, fallecido recientemente. El acto se realizó en San Javier y contó con la presencia de familiares.

De esta manera, la fundación que agrupa a los veteranos de rugby de Tucumán finalizó su campaña 2020. A pesar de la pandemia, este año pudo efectuar actividades comunitarias que la caracterizan.

Una de ellas fue repartir en zonas desfavorables 65.000 raciones de alimentos a los más necesitados. En este sentido, la agrupación, que cumplió 51 años, lleva entregados en los últimos 20 años 2.365.000 raciones alimenticias solidarias.

En la lista de actividades, figura la construcción de un CAP de 145 metros cuadrados; la reparación de un puente de la avenida Mate de Luna; la entrega a hospitales de Tucumán de dos equipos de radiología portátil, además de dos equipos de cirugía laparoscópica. También, la construcción de una sala de computación en una escuela primaria, entre otras actividades.

Entre las últimas acciones, se destacan tres: 1) en Ampimpa se efectuaron este año trabajos de protección al “cardón abuelo”; 2) se entregaron en 2019 unos 7.500 libros en la biblioteca Doctor Páez Márquez de Bajastine, pueblo del sur de Tucumán, muy cerca del límite con Catamarca; 3) se trabajó en la reconstrucción de una escuela de alta montaña, cercana a Rumi Punco.

Comentarios