"Tucu" Meza: "Diego no se puede comparar con nadie" - LA GACETA Tucumán

"Tucu" Meza: "Diego no se puede comparar con nadie"

El ex volante tucumano fue compañero de Maradona en la selección juvenil campeona en el Mundial de Japón 1979.

25 Nov 2020 Por Federico Espósito
1

MÁS DE CUATRO DÉCADAS ATRÁS. El tucumano Juan José Meza y Diego Armando Maradona besan la copa conquistada por la selección argentina en el Mundial juvenil de Japón 1979.

Mucho antes del 86, Diego Maradona tuvo su primera gran alegría con los colores de la Selección: la conquista del título mundial juvenil en 1979, en Japón, logro que le permitió sacarse la espina de haberse quedado fuera del Mundial 78. En ese histórico equipo, también dirigido por César Luis Menotti, Diego tenía como compañero al tucumano Juan José Meza, "El Tucu", junto a quien aparece en una recordada foto besando la copa.

"Venía manejando y me mandaron una imagen con la noticia por WhatsApp. No lo podía creer. Me llegué hasta lo de un amigo y ahí vi que estaban hablando del tema en la tele. Una noticia muy triste", comentó Meza.

El ex volante compartió habitación con el "10" en sus épocas en el seleccionado juvenil, y de esa convivencia surgieron muchas anécdotas, de las cuales rescata una en particular: "una vez con Diego estábamos en la pieza hablando de Pelé, que era una leyenda. Queríamos saber cómo era de jugador, así que fuimos a hablar con Menotti para que nos contara, porque él había sido compañero de Pelé en el Santos. Por supuesto, nos dijo que el tipo era un superdotado. Muchos años más tarde, hablando con 'Barbitas' (Juan Barbas), que también compartió habitación con Diego, le dije: 'pensar que le preguntábamos a Menotti por Pelé, y al final somos nosotros los que dormimos en la misma pieza con el más grande'".

No obstante, "Ñato" se despega de las eternas comparaciones de las que Maradona fue objeto a lo largo de la historia. "No tiene sentido: Maradona fue único. No se puede comparar con nadie. Y mirá que compartí con grandes jugadores, pero Maradona es otra cosa. Estaba escrito".

Meza rescata también a Maradona más allá de como futbolista, como amigo: "con sus amigos siempre fue muy bueno. Ninguno se puede quejar. Por ahí se habrá peleado con algunos, como Ramón Díaz, pero después se arregló. Recuerdo que, cuando yo estaba jugando en Japón, en el 89, él anduvo por allá para hacer unas publicidades y me dijo de juntarnos, ahí me recibió con Claudia (Villafañe) y su familia. Un tipo muy cálido. Por ahí mucha gente se queda con otra imagen, porque no lo conoce bien. Imaginate, un tipo que no podía tener una vida normal, no podia ni caminar tranquilo, y siempre estuvo expuesto a las críticas. Era lógico que a veces se fastidiara. Jugando al fútbol parecía que no, pero era humano. Nos hubiera gustado disfrutarlo más".

Comentarios