Qué dice el proyecto oficialista que apunta contra las "mecheras" y los acosadores - LA GACETA Tucumán

Qué dice el proyecto oficialista que apunta contra las "mecheras" y los acosadores

El presidente de la comisión de Seguridad y Justicia, el manzurista Gerónimo Vargas Aignasse, promueve la incorporación de una nueva herramienta para la Justicia tucumana.

11 Nov 2020
1

Una mechera es aprehendida en el microcentro. ARCHIVO (LA GACETA).

Los delitos considerados "menores" por las penas previstas en el Código Penal Argentino suelen generar profundos debates, sobre todo en los casos en los cuales las fuerzas de seguridad detienen en reiteradas ocasiones a imputados por un sinnúmero de procesos abiertos y sin sentencia firme.

Si bien la normativa de fondo es dictada por el Congreso de la Nación, la Legislatura provincial tiene la potestad de regular el procedimiento que deben aplicar los tribunales locales ante esas infracciones.

Y esa es la "ventana" que quieren abrir legisladores del oficialismo y de la oposición para tratar de contrarrestar a las "mecheras" y los "pungas" que hacen estragos en el microcentro. A ellos, además, les sumarán otros casos que preocupan a la sociedad, como los acosadores y hostigadores, cuyas víctimas son, principalmente, mujeres.

El presidente de la comisión de Seguridad y Justicia de la Legislatura, el oficialista Gerónimo Vargas Aignasse, elevó hoy un proyecto de ley que establece modificaciones en el Código Procesal Penal de Tucumán (CPPT) con el objetivo de "cerrar la puerta giratoria" ante estos y otros delitos, mediante la posibilidad de que los jueces dicten la prisión preventiva en contra de los imputados que reincidan en estos hechos.

La iniciativa apunta a "contribuir a la seguridad pública y ante la ola de delitos considerados 'menores' por su escala penal. pero que generan gran impacto en la vida pública", según expresan los fundamentos del texto, al cual accedió LAGACETA.com.

Por un lado, la propuesta pone el foco en "quienes habitualmente cometen delitos que generan conmoción pública, como es el caso de los hurtos realizados en las zonas comerciales más concurridas de la ciudad". Por otro, se busca incluir "herramientas procesales para ser utilizadas por la justicia en casos impactantes, como el de Paola Tacacho (la docente asesinada por un acosador al que había denunciado en múltiples oportunidades, Mauricio Parada Parejas), incorporando una peligrosidad procesal 'impropia'".

"Actualmente, los delitos de hurto simple, sin violencia, amenazas de muerte, daño intencional, etcétera, se encuentran tipificados en nuestro Código Penal con penas menores de tres años, lo que los convierte en excarcelables. Esto permite que los autores de dichos delitos no sean pasibles de prisión preventiva, como así tampoco de ningún tipo de sanción restrictiva ambulatoria. Esto genera modalidades delictivas que en apariencia no tienen ninguna sanción punitiva y permiten su repetición sistemática", advirtió el vicepresidente primero de la Cámara legislativa.

Y recordó el caso de la mujer arrestada recientemente en el microcentro, que había sido imputada en más de 40 ocasiones por hurtos operando como "mechera", sin recibir "condena ni medida privativa de su libertad".

A la vez, Vargas Aignasse sostuvo que el proyecto aporta a los jueces la posibilidad de "considerar las causas abiertas anteriores, con un severo criterio objetivo a los fines de dictaminar la prisión preventiva o en su caso medidas restrictivas (perimetrales) a los efectos de no consentir la reiteración de esta modalidad delictiva".

"La idea es construir un nuevo paradigma jurídico procesal para delitos que por tener un reproche penal leve y que nunca llegan a condena en nuestra provincia se convierten en una puerta giratoria que parece no tener fin", indicó el oficialista en los fundamentos de la propuesta, que será analizada en la próxima reunión de la comisión de Seguridad y Justicia.

Comentarios