La Legislatura archivó los dos pedidos de destitución contra Antonio Estofán - LA GACETA Tucumán

La Legislatura archivó los dos pedidos de destitución contra Antonio Estofán

Fue con el voto de la mayoría peronista.

07 Nov 2020 varios autores
1

Antonio Estofán, vocal de la Corte Suprema de Justicia. ARCHIVO

El vocal decano de la Corte Suprema de Justicia, Antonio Estofán, ya no tiene planteos pendientes de resolver ni explicaciones que brindar ante la comisión de Juicio Político. El órgano de la Legislatura archivó los dos pedidos de destitución formulados contra el mismo tribunal, con un mismo argumento y con el voto de la mayoría peronista. 

Los expedientes de remoción que enfrentaba Estofán tenían dos elementos en común. Por un lado, ambas hacían hincapié en su presunta vinculación con el empresario Antonio Oscar Mahtuk, titular de la empresa de electrodomésticos y motocicletas Yuhmak SA y de la constructora Edifimet SRL. Y remarcaban que en esta última firma uno de los hijos del juez era socio de Mahtuk, Mariano Estofán; y que otro, Juan Pablo Estofán, había sido gerente de la compañía. En sendas presentaciones, además, se acusaba al magistrado de estar presuntamente incurso en las causales de “comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones” y de “falta de cumplimiento de los deberes a su cargo”. 

El primero de los pedidos de juicio político fue presentado por el ciudadano Gustavo Alejandro Palavecino. El denunciante mencionó en su presentación la denuncia que interpuso en la Justicia Federal contra el empresario Mahtuk (“Palavecino, Gustavo Alejandro s/su denuncia", expte. 15977/2012) y denuncia presunto “tráfico de influencias” de Estofán “a fin de que se resuelva la prescripción de la causa”. 

El segundo de los planteos correspondía al abogado Gustavo Morales y a la secretaria adjunta de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (seccional Tucumán), Alejandra Martínez. Ellos subrayaron que había una presunta “relación opaca” entre Estofán y Mahtuk. Afirmaron, inclusive, que Juan Pablo Estofán trabajaba en la órbita de la Corte y que Edifimet usaría información privilegiada para “adueñarse” de terrenos abandonados. Los denunciantes mencionan en este caso la denuncia de Palavecino en la Justicia Federal. 

Esta petición de destitución planteaba dos cuestiones más. Por un lado, la acusación de supuesto acoso sexual que formuló la empleada judicial Elvira de las Mercedes Mayol, quien manifestó que el vocal le pidió favores sexuales a cambio de “arreglar” un proceso penal en contra de ella. 

Vinculado con esto, en segundo lugar, Morales y Martínez cuestionaron que Estofán hubiese dispuesto la revocación del sobreseimiento de Mayol en la causa penal que ella menciona (en ese expediente interviene la empresa de correos Andreani contra ella), pese a su amistad con el ex fiscal Guillermo Herrera. El abogado y la justicialista sostienen que Estofán se había excusado en un procedimiento disciplinario contra Herrera alegando “amistad manifiesta” con Herrera. 

La comisión de Juicio Político, después de merituar ambas presentaciones, resolvió archivarlas. “Llegados a Ia instancia resolutiva, esta Comisión entiende que no hay elementos para dar curso a esta presentación”, sostienen los dos dictámenes, refrendos por los legisladores Zacarías Khoder (presidente), Sergio Mansilla (vicepresidente), Adriana del Valle Nájar, Norma Mariela Reyes Elías, Enrique Fabián Bethencourt, Reneé Ramírez, Graciela Gutiérrez y Gonzalo Monteros, todos de la bancada oficialista: Justicialista de Todos. A ellos se sumó el alperovichista Julio Silman (Hacemos Tucumán), secretario de Juicio Político. La resolución no lleva la firma del oficialista Carlos Gómez. El bussista Mario Casali (FR) estuvo ausente porque, según se informó desde la bancada de FR, guarda aislamiento preventivo en el marco de la pandemia de covid-19. El alfarista Raúl Pellegrini (Partido de la Justicia Social) se pronunció en disidencia en sendos expedientes y se pronunció en favor de admitir las presentaciones correr traslado de ellas a Estofán para que él presente su descargo. (Se informa por separado) 

“Como tiene dicho esta Comisión en reiterados pronunciamientos, el enjuiciamiento politico, en tanto proceso de destitución, es un mecanismo de control interórganos que tiene por fin apartar al funcionario que hubiere incurrido en alguna de las causales descriptas constitucional y legalmente. Dada la grave consecuencia que conlleva avanzar en esta suerte de procesos, son mecanismos excepcionales que proceden ante la clara configuración de una de las conductas de destitución detalladas normativamente. Interpretarlo de otra manera significaría convalidar un avance del Poder Legislativo sobre los otros poderes del Estado, que alteraría sin más el equilibrio sobre el cual se asienta nuestro sistema de gobierno”, consignan los dos pronunciamientos del órgano parlamentario. 

“Por lo expuesto, y no surgiendo de esta presentación que se hubiese acreditado una conducta de gravedad atribuible al doctor Estofán, susceptible de configurar alguna de las causales de destitución constitucional y legalmente previstas, corresponde el rechazo de este pedido y el consecuente archivo de estas actuaciones”, resolvió, por partida doble, la mayoría de la comisión de Juicio Político. 

Si bien Mahtuk admitió una amistad con Estofán, negó enfáticamente los hechos y aseguró que su trayectoria empresarial era transparente.

Comentarios