Elección en el Concejo: "Leiva pidió 'bajar la intensidad' de la causa Bussi para esto", lanzó Alfaro

El intendente dijo que el legislador, el gobernador y el vicegobernador se aliaron en contra de la voluntad popular, al dejar a los ediles de su espacio fuera de la mesa de conducción.

29 Oct 2020
1

El intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro LA GACETA / ARCHIVO.

El intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, salió con los tapones de punta a cuestionar la renovación de la mesa de conducción del Concejo Deliberante de la capital (HCD), que entiende como una reedición del pacto entre el legislador Ricardo Bussi; el gobernador, Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo.

Esta mañana se eligieron autoridades en el cuerpo legisferante de San Miguel de Tucumán. Los ediles que responden a Alfaro no ingresaron al recinto; sus pares -peronistas y bussistas- igualmente sesionaron, debido a que alcanzaron el quorum.

Fueron reelegidos Fernando Juri (Partido Justicialista -PJ-), como presidente; Sara Assan (PJ), como vicepresidenta primera, y Eduardo Verón Guerra (Fuerza Republicana) en la vicepresidencia segunda. Los seis concejales del alfarismo consideraban que, debido a la cantidad de bancas que ocupan, a ellos les correspondía quedarse con la vicepresidencia primera.

"La nueva mesa del HCD es la muestra de la alianza entre Bussi-Manzur-Jaldo que gobierna por encima de la voluntad popular, de la militancia y de las instituciones, demostrando que el oficialismo protege a un legislador acusado de abuso sexual porque es uno de los 'suyos'”, posteó el intendente en su cuenta de Twitter (@AlfaroGerman), en referencia a la denuncia que pesa sobre Bussi.

"En el momento en que el Gobierno más necesita del consenso elige obviar la voluntad popular desconociendo a la primera minoría. Y en cambio le otorga un lugar al bussismo, fuerza que es conducida por un personaje que mayor vergüenza institucional produjo en los últimos tiempos", arremetió Alfaro.

El intendente refirió, luego, al escándalo que se desató luego de la denuncia del juez Enrique Pedicone contra el vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán Daniel Leiva. El primero acusó al segundo de tráfico de influencias, y difundió unos audios en los cuales, presuntamente, Leiva le solicita a Pedicone, por pedido de Jaldo, que baje la intensidad de la causa contra Bussi.

"Leiva pidió (esto) para poder usarlo y forzar la voluntad popular expresada en las urnas", cerró Alfaro en sus tuits.

Comentarios