Aunque lo consideran ilegal, Uber ya opera en Tucumán - LA GACETA Tucumán

Aunque lo consideran ilegal, Uber ya opera en Tucumán

Sutrappa secuestró un móvil del servicio; malestar entre los taxistas.

28 Oct 2020 Por Martín Dzienczarski
1

Taxistas tucumanos en alerta ante la competencia de Uber. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán labró actas y secuestró por primera vez a un auto particular que habría trabajado para la aplicación de traslado de personas o mercadería Uber. El hecho se registró ayer cuando agentes municipales realizaban un control en Barrio Norte. Víctor Mascaró, titular de la Dirección de Sutrappa -a cargo del control de taxis- aseveró que procederán a labrar actas porque el servicio no está habilitado por ninguna ordenanza o ley provincial.

“Es un servicio ilegal, por eso se calificó en las actas como ‘presta servicio de Sutrappa sin licencia’. Hoy por hoy, el único servicio de transporte de pasajeros autorizado es Sutrappa. Hay 5.850 licencias de taxi habilitadas, legalmente no hay ningún otro servicio autorizado. Todo lo que no sea Sutrappa y que traslade pasajeros es ilegal”, explicó Mascaró ante una consulta de LA GACETA. “Somos un órgano que ejecuta el control de la normativa vigente, esa es nuestra tarea. Si no hay una ley que avale a los servicios denominados Uber, son ilegales. En este contexto continuaremos con la campaña contra la ilegalidad como el primer día. No vamos a parar”, agregó.

Las fotos y videos del operativo se difundieron raudamente por las redes sociales, sobre todo entre choferes de taxis, que compartieron la información como “cayó el primer UBER”. Ayer por la mañana, personal del Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros en Automóvil realizó un operativo de rutina en Santa Fe al 900. Los efectivos dejaron pasar algunos vehículos, hasta que llegó el turno de un automóvil Fiat Mobi. “Señora, le pedimos que pare”, le indicó un inspector a la conductora, según un video tomado precisamente al momento del operativo. Casi en el acto, las personas que iban a bordo se bajaron del auto y se marcharon rápidamente.

Luego de dialogar con la dueña del Fiat, los agentes de la repartición capitalina redactaron un acta de infracción, que no fue firmada por la conductora, y se llevaron el vehículo en calidad de secuestro al corralón de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán. Si bien en las filmaciones que se viralizaron los agentes mencionan a Uber, la empresa de traslado de pasajeros mediante aplicaciones para celular, el instrumento labrado tras el procedimiento no menciona las cuatro letras indignan a los taxistas.

La conductora del automóvil prefirió no realizar declaraciones ante una consulta de este diario, y si bien en principio negó que estuviera adherida a Uber, se mostró afligida porque en las redes sociales habían circulado sus datos personales. “Todos tenemos derecho a trabajar, si Uber está en Argentina es porque tiene los papeles como corresponde”, alegó.

“Es una aplicación pirata que viene a quitarnos nuestra fuente de trabajo. Tenemos que tener seguro, pagar cánon, estar dentro del sistema como taxistas, hacemos inspecciones de Sutrappa, renovación de licencia y los autos de este sistema pirata trabajan por fuera de todo esto y trabajan sin licencia”, expresaron miembros de la Asociación de Trabajadores Involucrados en la Actividad Taximetrera (Atiat).

A pesar de las críticas, el servicio se encuentra “operativo” en Tucumán: los usuarios pueden descargar la aplicación, registrarse (como pasajeros o como choferes) y contratar un traslado “de puerta a puerta” en un automóvil particular, con tarifas calculadas mediante un algoritmo que toma en cuenta la oferta y la demanda.

Comentarios