La defensa del vocal pide que se archive la causa - LA GACETA Tucumán

La defensa del vocal pide que se archive la causa

“Leiva es inocente”, reivindicó Jerez.

23 Oct 2020
1

LA GACETA / FOTO DE ARCHIVO

La defensa del vocal de la Corte, Daniel Leiva, presentó a primera de hora de ayer el pedido para que la fiscala Mariana Rivadeneira disponga el archivo de la denuncia por presunto tráfico de influencias, coacción y violación de los deberes de funcionario público que presentó el juez de Impugnación Enrique Pedicone.

“Según el Código Procesal Penal que se aplica al caso (Ley 6.203), hay dos causales para el archivo de una causa. Cuando no se puede proceder y cuando el hecho denunciado no constituye delito. Desde el primer escrito planteamos que estábamos ante esa doble situación. Rivadeneira no puede proceder porque las supuestas grabaciones de Pedicone, que siempre advertimos que eran falsas, son pruebas mal habitdas que afectan sustanciales garantías constitucionales. Por eso la fiscala las excluye y sin pruebas no se puede proceder. Por otro lado, aún en la hipótesis de que el diálogo que nunca existió hubiera sido tenido en cuenta, de esos audios armados y editados no surge ningún tráfico de influencias, ninguna coacción y ninguna violación de los deberes de funcionario público”, machacó Esteban Jerez.

El ex fiscal Anticorrupción remarcó que la fiscala no hizo lugar a todo lo que requerido (no anuló las actas del secretario Fernando Valladares, aunque manifestó que su contenido “no goza de autenticidad y veracidad”). “Somos respetuosos de la decisión de la fiscala. Y su dictamen, aunque sólo recepte parcialmente nuestro pedido, es de un gran valor como precedente jurisprudencial, porque hay muy pocos pronunciamiento judiciales en Tucumán que toquen un tema tan trascendente como es el de las exclusiones probatorias. Va a ser una pieza de enorme utilidad para que, en adelante, se ponga especial cuidado en la obtención y en la preservación de las pruebas”, aseveró el representante legal de Leiva.

“Ahora estamos a la espera de la respuesta del juez conclusional (Juan Francisco Pisa). Tengo buena expectativa, porque el dictamen de Rivadeneira se encuentra muy bien fundado. También lo fue su dictamen anterior, en el que opinó que debía aplicarse el Código Procesal anterior y no el nuevo (Ley 8.933). Fue una opinión medulosa y el magistrado lo valoro así”, aseveró Jerez.

Finalmente, el abogado reivindicó la inocencia de su defendido. “El dictamen de Rivadeneira termina dándonos la razón. No sólo no había pruebas contra Leiva, sino que el vocal de la Corte Suprema siempre fue inocente. Trabajamos desde el primer minuto en sostener jurídicamente esa certeza, en lugar de mediatizar cualquier cuestión. El resultado es que las pruebas mal habidas siguen en una escribanía y jamás fueron presentadas en Tribunales. Mientras que la fuerza del hecho de que Leiva es inocente prevaleció, pese a las artimañas con que se intentó quebrarlo”, concluyó.

Comentarios