Gerardo Vallejo: los programadores son el motor silencioso que empuja los festivales

La competencia del Tucumán Cine comienza hoy, con una selección realizada por tres responsables locales. Opiniones y objetivos.

17 Oct 2020 Por Jorge Figueroa
1

ESTRENO TUCUMANO. “Zombies en el cañaveral” es una de las películas que abre la competencia argentina.

Los programadores son los que finalmente deciden qué películas vamos a ver, pero no cómo vamos a verlas, y eso los diferencia de los curadores. Elegir entre 180 o 200 propuestas, como sucede en Tucumán cada vez que se convoca a su festival de cine Gerardo Vallejo, no es poca tarea.

“Seleccionamos las que tienen más nivel, porque hay buenas y malas. Con la pandemia fueron seis filmes (por cada competencia), menos de lo habitual”, revela Pedro Maidana, programador de esta convocatoria desde hace siete años. Hoy comienza la etapa competitiva, que concluirá en una semana con el anuncio de los ganadores, a cargo de un equipo de evaluadores distinto (ver “Un encuentro...”). Los largometrajes tendrán dos días de proyección, mientras que los cortos estarán disponibles durante todo el festival (ver ”Todos...”).

¿Y qué tienen en cuenta? “Un buen guión, una historia interesante, si aporta algo; algunas cosas tienen una bajada de línea. En esta edición hay películas que no fueron estrenadas, como el documental de Bernardo Kehoe que es muy bueno, ‘Zoombies en el cañaveral’, que dirigió Pablo Schembri o ‘Planta permanente’, de Ezequiel Radusky, que son igualmente excelentes”, responde, sobre tres producciones de artistas tucumanos.

“Este año fue difícil porque había que seleccionar menos. Quedaron bellos filmes afuera como el documental ‘Rocanroll Cowboys’, que lo recomiendo. Pero la gente podrá disfrutar de los mejor”, asegura Emiliano Romano, otro de los programadores. Para esta edición, a ellos dos se sumó Mariana Klyver que tiene experiencia en cortometrajes y conoce muy bien el formato, que debuta en la competencia.

Distinto al curador

Adriana Chaya es la directora de Medios Audiovisuales del Ente Cultural de la Provincia, a cargo de esta fiesta, y aclara que su mirada está puesta en lo general, y que el trabajo puntual es de ellos. “Charlamos mucho acerca de que las selecciones tienen que representar al perfil del festival (que cada una de las competencias sea un panorama del sector que representan); por ejemplo, que la competencia latinoamericana esté compuesta por filmes que representen las diferentes cinematografías de los países latinos; y que las argentinas sean federales. A partir de esto, trabajan libremente”, aclara la funcionaria.

Agustín Toscano estuvo en ese trabajo durante varios años y confiesa que el programador siempre elige lo que más le gusta, y eso termina influyendo en el perfil del evento. “Incluso creo los seleccionan por su gusto. Cuando hay que decidir un recorte (por ejemplo, largometrajes argentinos no estrenados), uno empieza a armar una escala de valores nueva. Ahí aparece la preferida, las que se le parecen en interés y las que bien podrían ir en ese grupo”, describe el cineasta. Pero precisa: “puede que ninguna sea la película favorita de uno, incluso que ni sean del estilo que me guste; pero el compromiso es elegir una cantidad de esas películas y dar sentido al conjunto. Muy distinto es ser curador. Querer decir algo y buscar con qué obras se construyen mejor ese sentido”, explica.

Trabajo de formación

Para Rafael Vásquez Rivera, el trabajo es mucho más de formación que de selección. “Desde que se creó el festival hubo un lineamiento, pero que se fue formulando a través del tiempo. Nos propusimos ir tras de la película, no solo que las películas nos vengan. En el mapa audiovisual había un seguimiento de otros encuentros, como el festival internacional de Mar del Plata. Se trata de ver muchas películas, buenas, malas, que te gusten o no, pero ahí entran criterios y hasta la teoría del cine, criterios que se van formando”, señala el antecesor de Chaya en ese cargo del Ente provincial.

Romano programa el Gerardo Vallejo desde 2012, y asegura que hay que ser cinéfilo para cumplir esa tarea. “Tenés que amar mucho tu trabajo porque luego en la competencia se nota mucho. Parece fácil pero no lo es, ver 200 películas en cinco meses no es sencillo”, asevera.

Consigna que va anotando en un cuaderno a mano todo lo que va viendo, lo que le gusta y lo que no. “Particularmente me agradan mucho los documentales pequeños que se centran en algún personaje, pero trato de despegarme un poco de mi placer personal e intento entender si un filme funcionará o no en el encuentro. Al ser una cuestión de gustos, muchas veces existen discusiones (enriquecedoras) con los otros programadores. En la mayoría de los casos pensamos en el espectador que se formó a lo largo de los años asistiendo al festival”, reflexiona.

La propuesta es tener un abanico amplio de películas, no centrarse solamente en un tema específico. “La idea es confortar a un gran público y se hace difícil porque muchas veces recibimos filmes parecidos en su temática, lo que nos lleva a armar alguna muestra fuera de competencia o planear algo especial a futuro. El trabajo del programador es silencioso, siempre en la sombra (los únicos que nos felicitan son los jurados) y está bien que así sea, ya que es un trabajo importantísimo para el armado de un festival”, dice.

Y recuerda lo que escuchó en un encuentro de programadores: “para poder hacer un festival de cine se necesitan tres cosas: ayuda monetaria del Estado, un equipo de organización que conozca la especificidad de este tipo de eventos y, lo más importante, un cinéfilo que pueda programarlo”.

Todos los filmes y sus jornadas de proyección

Competencia Latinoamericana

- “A muhler da luz propia” (Brasil): hoy y el jueves.
- “Parío y criao” (Chile): hoy y el martes.
- “El navegante solitario” (Argentina): mañana y el martes.
- “Rendez vous” (México): mañana y el viernes.
- “Ceniza negra” (Costa Rica): el lunes y el viernes.
- “Planta permanente” (Argentina): el lunes y el jueves.

Competencia argentina

- “Zombies en el cañaveral”: hoy y el martes.
- “Golondrinas”: hoy y el martes.
- “Escuela bomba”: mañana y el jueves.
- “Memoria fotográfica”: mañana y el viernes.
- “El cisne equivocado”: el lunes y el jueves.
- “Prode”: el lunes y el viernes.

(Las dos categorías de largometrajes estarán disponibles las 24 horas de cada jornada indicada en el sitio oficial www.tucumancine.gob.ar).

Cortometrajes argentinos

- “Silicona líquida”
- “En la sombra”
- “Vamos a cocinar fuego y a detener pescados”
- “Hay coca”
- “Las últimas canas, una historia arrugada”
- “Vestigios: el misterio del dique de la Ciénaga”
- “San José de los humildes”
- “Los vendedores de tortugas”
- “El pez, si no abre la boca, muere”
- “Un deseo”
- “Muñeca rota”
- “40 tableros”
- “Una ciudad en particular”
- “Noche de cine”
- “Entre baldosas”
- “9:32”
- “Selva negra”
- “Trapshit”
- “Turing”
- “Mi otro hijo”
- “Un cuerpo extraño”
- “Los planos”.

(Estas películas estarán disponibles durante todo el festival en la plataforma nacional Cont.ar).

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios