Alberto Guardia: “la provincia tiene probemas estructurales por corregir” - LA GACETA Tucumán

Alberto Guardia: “la provincia tiene probemas estructurales por corregir”

El presidente de la FET sostiene que numerosas trabas impiden que el sector privado local crezca. Según el último reporte estadístico de la entidad, la economía tucumana se contrajo 9,6% entre abril y junio.

03 Oct 2020 Por Juan Martín de Chazal
1

DE LICENCIA. Por “situaciones de carácter personal”, Guardia informó el 4 de septiembre una pausa por 60 días.

Casi no hay cifra que no esté en rojo. La mayoría de las variables, que exhiben caídas pronunciadas, alertan que el sector privado sólo respira crisis. El último reporte estadístico que elaboró la Federación Económica de Tucumán (FET), correspondiente al segundo trimestre de 2020, da cuenta de la situación grave que atraviesa la provincia. Alberto Guardia, titular de la casa empresaria, se toma unos minutos de su licencia de 60 días para aportar algunas observaciones sobre los resultados del informe. “Hay problemas estructurales que van más allá de la pandemia y que hay que corregir para que Tucumán crezca”, receta con firmeza.

La actividad económica general de la provincia cayó 9,6% entre abril y junio -en comparación con el mismo período de 2019-, según los cálculos de la FET. Si bien la cifra es sensiblemente menor que el desplome general que experimentó el país durante ese lapso (-19,7%), arrastra consigo numerosos indicadores locales que encienden alarmas.

Uno de ellos es el nivel de exportaciones, que acumula tres años consecutivos en baja y cuya proyección dista de ser positiva. Si entre 2019 y 2018 ya había caído 14,8%, durante el primer semestre de este año ya suma una pérdida de 10,8%. “Es una de las tendencias que más me sorprende, porque es un sector que no ha sido tan castigado por la pandemia, a diferencia de otros como la gastronomía y el turismo”, compara Guardia en diálogo con LA GACETA. Y lanza: “hay deficiencias en la estructura productiva y una de las mayores es la alta presión impositiva”.

Sobre la cuestión, el ingeniero en Construcción recuerda la reconocida “curva de Laffer”, un postulado económico que enuncia que la recaudación impositiva crece cuando se incrementa el porcentaje de carga, pero sólo hasta llegar a un punto donde la elevada presión hace que se reduzca la recaudación. El informe de la FET indica, basado en estimaciones de la Sociedad Rural, que la presión impositiva representa el 7,8% del Producto Bruto Geográfico de Tucumán y que “es la más alta del país”. “El Estado termina desalentando la producción. Se da la particularidad de que hay empresas que están radicadas en Tucumán pero que facturan sus operaciones en otras provincias por los impuestos”, expone el presidente de la entidad.

Las comparaciones resultan inevitables. “En Santiago del Estero la presión es del 2,8%. Ahora es una provincia más atractiva para invertir y tal vez esa sea una de las causas de su crecimiento, impulsado por la extensión de la frontera agrícola y el desarrollo tecnológico. Va más allá de la buena relación política que han mantenido con Nación; es por su carga impositiva”, insiste Guardia.

Entre los grandes impedimentos para el despegue de Tucumán -según su análisis-, se encuentran el “confiscatorio” impuesto a los sellos, los ingresos brutos y las tasas municipales. “La provincia no alienta la inversión; estamos castigados. Lo que falta es planificar el desarrollo, basado en la actividad privada, el acceso al financiamiento y la presión impositiva”, manifiesta el directivo.

El reporte de la FET también exhibe que el consumo energético del sector industrial local se ha desplomado entre el primer semestre de 2020 y el del año pasado (-22,4% en naftas; -11,3% en electricidad; y -23,8% en gas).

El nivel de desempleo, en tanto, se ha mantenido en 10,4% (por debajo del 13,1% nacional) durante el segundo trimestre de este año. A pesar de la leve mejora en comparación con los meses anteriores, las expectativas de la FET no son positivas. Además, advierten sobre el alto nivel de informalidad, que supera el 45%. “El nivel de empleo privado tucumano sufrirá importantes reducciones, en especial en hotelería, cultura, turismo y gastronomía”, prevé la central empresaria.


Algunos indicadores

9,6% Ha caído la economía tucumana entre el segundo trimestre de 2020 y el mismo período de 2019

10,8% Se desplomaron las exportaciones entre julio de 2020 y de 2019

10,4% Ha sido la tasa de desempleo en Tucumán el trimestre pasado

45,2% Es la cantidad de empleo no registrado en la provincia, según la última medición de la FET

7,8% Es la presión impositiva sobre el Producto Bruto Geográfico de Tucumán, “la más alta del país”

Comentarios