Piden investigar vínculos de Estofán con una empresa - LA GACETA Tucumán

Piden investigar vínculos de Estofán con una empresa

Una denuncia presentada ante la Corte Suprema de la provincia solicita una sanción disciplinaria en contra del vocal decano.

02 Oct 2020
1

LOS DENUNCIANTES. La gremialista Martínez y el abogado Morales.

La Corte Suprema de Justicia de la provincia sigue recibiendo denuncias en contra de sus integrantes. La nueva presentación es también de una dupla que viene haciendo objeciones desde hace tiempo y que genera preocupación en Tribunales. Se trata de la secretaria adjunta de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación, Alejandra Martínez, y del abogado Gustavo Morales, que patrocina a la dirigente gremial. En esta oportunidad, el escrito firmado por ambos tiene como blanco el vocal decano Antonio Daniel Estofán. En la denuncia presentada ante la Corte en el penúltimo día de septiembre, solicitan la aplicación de una sanción disciplinaria a Estofán e hicieron reservas para iniciarle un juicio político en la Legislatura.

Morales y Martínez sostienen que existe una relación que excedería lo personal entre el empresario Antonio Mahtuk y Estofán, vínculo que sería anterior a la incorporación del actual vocal al máximo tribunal. “Durante su presidencia en 2010 comienza a surgir la empresa constructora Edifimet SRL, persona jurídica que en 2012, a través de sus socios Mahtuk y Mariano Daniel Estofán eligen como gerente a Juan Pablo Estofán por tres años”, manifestaron los denunciantes. La gremialista y su abogado comentan en su planteo que “Juan Pablo Estofán es uno de los hijos del vocal decano que ingresó en la Junta Electoral provincial y actualmente se desempeña en la Superintendencia de Juzgados de Paz, de manera muy cercana con la secretaria Carina Sleiman, esposa de un hombre de extrema confianza de Estofán, el contador Gustavo Ahmad”. Morales y Martínez subrayaron que la Justicia Federal tramita otra denuncia (expediente 5.871 de 2014) atinente a “la presunta comisión de delitos de tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública” que involucraría a estos funcionarios.

Los denunciantes describen como modus operandi que desde la firma Edifimet se fomentaba “apropiarse de terrenos supuestamente abandonados, tomar rápida posesión del inmueble e inmediatamente iniciar un juicio de prescripción adquisitiva”.

Según la dupla denunciadora, “constituye una grave falta que merece una profunda y seria investigación administrativa, así como la evalución por parte del alto tribunal de si podrían configurarse diferentes delitos al ocupar Estofán el alto rol que le compete actualmente”.

“El aspecto medular de esta inconducta finca en el desvío de poder que ejerce el funcionario en desmedro del necesario interés unilateral que debe animar toda actuación de un órgano estatal, procediendo con tendencia beneficiante, condicionando la voluntad negocial de la administración por la inserción de un interés particular”, afirman Morales y Martínez, haciéndose eco de la sentencia “Musumeci”, de la Sala 2 de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional.

Por último denunciaron que “Edifimet SRL realizó construcciones en Alderetes” a partir de presuntos vínculos del vocal de la Corte con sectores políticos de la Legislatura.

Comentarios