Piden sumario para el vocal Estofán, acusado de acoso

La empleada dijo que fue a una entrevista por un ascenso y que el integrante de la Corte le habría solicitado sexo.

29 Sep 2020
1

DENUNCIAS. Dos de los vocales de la Corte Suprema fueron denunciados en las últimas semanas. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE EZEQUIEL LAZARTE

Los vocales de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán tendrán que resolver acerca de un nuevo pedido de sumario administrativo para uno de sus pares, en este caso el vocal decano Antonio Daniel Estofán. La solicitud interpuesta por la empleada judicial Elvira de las Mercedes Mayol con el patrocinio letrado de Gustavo Morales atribuye a Estofán la supuesta demanda de favores sexuales a cambio de hacer gestiones en los Tribunales (la denunciante autorizó en forma expresa por medio de su abogado a publicar su nombre y apellido). La petición de Mayol se suma a las otras que la Corte acumula respecto del vocal Daniel Leiva, quien fue denunciado el 1 de este mes por el juez Enrique Pedicone. Estofán, quien ayer indicó que estaba de licencia por razones de salud, dijo que requirió la investigación inmediata de los hechos. “Soy víctima de una difamación”, dijo (se informa por separado).

Mayol expresó que el vocal decano le solicitó sexo en su despacho, cuando lo fue a ver para tratar de destrabar su ascenso. La maestranza especializada relató que había pedido la entrevista “entre fines de julio y comienzos de agosto”: “al atenderme y sin mediar palabras, conjeturó que el motivo de la audiencia versaba sobre la causa penal fraguada por el abogado Alfredo Falú en representación de la persona jurídica Andreani con el entonces titular de la Fiscalía de Instrucción en lo Penal N°10, Guillermo Herrera, con la finalidad de evitar el pago de una indemnización”. Y añadió: “en esa situación, rápidamente exteriorizó el vocal decano que esto se solucionaba de otro modo (sic) refiriéndose a la causa penal. Estofán me dijo que podíamos salir, tomar algo y hacer algo más (sic) para luego directamente proponer un encuentro sexual”.

La presentación afirma que Mayol respondió que ella tenía dignidad y que se retiraba, y que los hechos afectaron su salud, más allá de que no pudo ascender. La denuncia administrativa por supuesto acoso sexual y otras “inconductas” ingresó el 24 de septiembre a la Secretaría de Superintendencia de la Corte. Mayol solicitó la aplicación de la Convención de Belem do Para y de la Ley Nacional 26.485, de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, además de un trámite urgente por configurarse una situación de gravedad institucional extrema. La denunciante anticipó que pretendía la destitución del vocal decano.

Comentarios