“Isma Toro” dijo que el día del robo y daño de un taxi estuvo con su novia en un departamento

El acusado seguirá detenido por 45 días.

01 Oct 2020 Por Gustavo Rodríguez
3

"Isma" Toro y su pareja, tiempo atrás.

Jonathan “Isma Toro” Tevez,  uno de los integrantes del clan Toro, sospechado de dirigir una organización dedicada al narcomenudeo en Villa 9 de Julio, continuará detenido al menos 45 días por haber sido acusado del robo y la posterior destrucción de un vehículo que era utilizado como taxi.

El joven de 23 años, que es hijo de Margarita Toro (supuesta líder de la organización) y de Hugo Daniel “El Rengo Ordoñez” Tevez (el hombre que murió hace años y que está señalado como la persona que introdujo el “paco” en la provincia), fue detenido ayer en medio de un procedimiento realizado por la Policía.

El jueves 17 de septiembre, un taxista, cuyo nombre se mantiene en reserva por cuestiones de seguridad, se presentó en la división Sustracción de Automotores para denunciar que “Isma Toro” y un tal “Melón, que circulaban en una moto Honda Falcon, lo hicieron detener en la esquina de Estanislao del Campo y Martín Berho.

Luego de amenazarlo con un arma de fuego, uno de ellos subió a su taxi Ford K y huyó con el auto. El vehículo fue encontrado horas después con graves daños y el faltante de varios elementos en la esquina de la casa de los Toro.

“No tengo nada que ver en ese hecho. Ese día estuve con mi novia Johana Salto toda la tarde”, indicó “Isma Toro”. “Ella, que será mi futura mujer, puede testificar que fue así”, indicó en la audiencia que se realizó ayer.

El joven, que está acusado de cometer este hecho con Arturo “Melón” Fernández, agregó: “demasiado problemas tuve en mi vida para que ahora, que estoy trabajando y cambiando, me la arruinen”.

Los defensores Mariano Arcas y Walter Marcelo Perdiguero cuestionaron la investigación desde el inicio y denunciaron a los policías por haberlos golpeados y por haber destruido la puerta de la casa donde fue detenido. Para evitar que ambos continúen detenidos, ofrecieron cubrir una caución real de $250.000.

El fiscal Pedro Gallo enumeró las pruebas que tenía en contra de los imputados y pidió que se le dictara la prisión preventiva por 60 días y después se apoyó en los testimonios de las víctimas. “Siento miedo y temor porque sé que estuvieron averiguando donde vivía. Es increíble lo que está pasando. Ellos hacen cualquier cosa y ofrecen plata para salir en libertad. ¿Qué pasa con mi integridad?”, indicó el conductor del auto que sufrió el ilícito, cuya identidad se mantiene en reserva por cuestiones de seguridad.

La propietaria del auto contó cuál podría haber sido el origen del conflicto. “Mi hijo que es menor tuvo un problema con ‘Melón’ y desde ese momento sufrimos todo tipo de amenazas. Me tuve que ir del barrio por temor que ellos le hagan algo a mi hijo. Señor Juez ese chico no puede quedar libre porque la vida de toda mi familia”, concluyó

El juez Alejandro Tomas, que dirigió la audiencia, aceptó el planteo del fiscal de que se le dicte la prisión preventiva, pero por 45 y no por 60, tiempo que tendrá Gallo para avanzar con la investigación del caso. Después de haber terminado un período de cuarentena, deberá ser trasladado al penal de Villa Urquiza.

Comentarios