Estofán se suma al grupo de jueces con pedido de expulsión - LA GACETA Tucumán

Estofán se suma al grupo de jueces con pedido de expulsión

La dupla Martínez-Morales hizo la presentación en la Legislatura.

03 Oct 2020
1

Antonio Estofán, vocal de la Corte Suprema de Justicia. ARCHIVO

Una presentación demanda a la Legislatura que destituya a Antonio Daniel Estofán (con licencia) por incumplimiento de los deberes inherentes a su cargo de vocal decano de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán y la “comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones”. La solicitud lleva la firma de la gremialista Alejandra Martínez y del abogado Gustavo Morales, quienes antes habían denunciado a Estofán en sede administrativa. Esta dupla también solicitó la investigación interna y la expulsión del vocal Daniel Leiva.

La petición refiere a tres hechos. Por un lado está la acusación de supuesto acoso que formuló la maestranza especializada Elvira de las Mercedes Mayol. Esta empleada manifestó que el vocal le pidió favores sexuales a cambio de “arreglar” un proceso penal “fraguado por el abogado Alfredo Falú en connivencia con el entonces fiscal Guillermo Herrera” (acorralado por las denuncias, renunció en 2015 para acogerse a la jubilación con el 82% móvil). En esta causa interviene la empresa Correo Andreani SA, que, por medio del abogado Daniel Moeremans, presentó las actuaciones que acreditarían la comisión de delitos por parte de Mayol (se informa por separado).

En segundo término, Martínez y Morales achacaron a Estofán el haber dispuesto la revocación del sobreseimiento de Mayol pese a su amistad con el ex fiscal Herrera. La acusación consigna que Estofán se había excusado en un procedimiento disciplinario contra Herrera por declararse su amigo.

Por último, la petición de destitución señala la existencia de “relaciones opacas” entre el vocal y el empresario Antonio Mahtuk. Morales y Martínez indicaron que ese vínculo aparecía en la constructora Edifimet donde uno de los hijos de Estofán era socio de Mahtuk, Mariano Estofán, y el otro, Juan Pablo Estofán, había sido gerente. Los denunciantes precisaron que este último trabajaba en la órbita de la Corte y que Edifimet usaría información privilegiada para “adueñarse” de terrenos abandonados.

Comentarios