La voz de mando cambia en Boca, el objetivo no

Nuevamente con Somoza en el rol de DT, el "xeneize" puede quedar prácticamente clasificado hoy.

24 Sep 2020
1

EJERCICIOS. Somoza afina detalles estratégicos en Medellín, donde esta noche Boca saldrá a no darle respiro a DIM. [email protected]

La situación se presta para el chiste fácil: con Leandro Somoza como DT en el banco, Boca ganó todo lo que jugó. Claro, ese 100% de efectividad del que puede hacer gala el ex volante se explica en buena parte porque sólo dirigió un partido -el de la semana pasada contra Libertad-, en el que condujo al equipo en reemplazo de Miguel Russo, impedido de viajar a Paraguay por ser paciente de riesgo. Dado que el choque de esta noche desde las 21 frente a Independiente Medellín será en Colombia, Somoza volverá a ser quien tome la voz de mando tras la línea de cal.

Si bien cada partido es una nueva historia, mal no le ha ido al “Xeneize” las últimas veces que se produjo esta situación excepcional. Dos años antes del triunfo obtenido por Somoza, Guillermo Barros Schelotto fue suspendido por salir tarde al segundo tiempo de la semifinal de ida contra Palmeiras, por lo que en la revancha debió ser suplantado por su hermano, Gustavo, quien rescató 2-2 en Brasil que le permitió a Boca pasar a la final de la Copa. Sí, esa misma que se definiría en el Bernabéu.

Bastante más atrás, en 2006, Alfio Basile debió viajar a Londres para dirigir un amistoso de la Selección y le encargó el partido contra Estudiantes a Jorge Ribolzi, uno de sus ayudantes de campo. El “Ruso”, sin tocar nada de un equipo que sonaba como un violín, se anotó un 2-0. Poco después, llegaría Ricardo La Volpe, cuyos cambios le costaría a Boca un título que ya tenía casi asegurado. ¿A manos de quién? De Estudiantes.

Curiosamente, el arquero de ese Boca era Aldo Bobadilla, quien estará esta noche como DT en el banco del DIM. El paraguayo se juega el puesto: perdió los tres partidos (incluyendo el 3-0 que se llevó de La Bombonera en el duelo de ida) y es casi un hecho que no seguirá si queda eliminado hoy.

El “Xeneize”, en cambio, sigue invicto (dos triunfos y un empate), lidera el grupo H y hoy podría quedar prácticamente clasificado a octavos de final, instancia que por ahora tiene como único asegurado a Nacional de Uruguay.

Cuando Boca salga al campo del Atanasio Girardot, ya estará al tanto del resultado entre Caracas y Libertad, que se enfrentan a partir de las 19.15 en Venezuela. El resultado que más le conviene es un triunfo de los paraguayos, ya que eso dejará a los venezolanos con cuatro puntos, a seis de los que tendrá Boca si derrota hoy a los de Medellín. Y justamente seis son los que quedarán en disputa. Claro, si gana Caracas o Boca no lo hace frente al DIM, más repartidas estarán las chances.

Ya sin casos de coronavirus en el plantel, el “Xeneize” está en mejores condiciones que en la previa ante Libertad, por lo que sus posibilidades son aún más concretas. Los ingresos de Frank Fabra y de Agustín Obando serían las únicas variantes con respecto al 11 que presentó en Asunción.

Comentarios