Grabó un video para tratar de volver a Tucumán: "ya me hice dos hisopados y no me dieron el permiso"

El caso de Karen, oriunda de Buenos Aires pero residente en esta provincia, se conoció por los grupos de WhatsApp.

15 Sep 2020
1

captura de video

Karen Elisabeth Sparr Hofstedt atravesó un sinfín de situaciones complicadas estos meses. Tuvo que cerrar su negocio, un centro de estética situado en Yerba Buena, debido a la crisis económica por la pandemia de coronavirus. Hace cerca de un mes tuvo que viajar de urgencia a Buenos Aires, su provincia de origen, luego de que su padre, de 83 años, sufriera un accidente doméstico que le provocó un ACV. Y ahora que su padre está en franca recuperación y necesita regresar a su casa, en Tucumán, no consigue hacerlo.

Su caso se dio a conocer a través de grupos de WhatsApp. Y ella, incluso, grabó un video para difundir su situación. "Ya me hice dos hisopados y no me dieron el permiso", afirma en la filmación.

"Vivo en Yerba Buena hace cuatro años. Me siento parte de la provincia, porque tengo mis afectos, mi casa. Pero por el accidente de mi papá tuve que venir a Buenos Aires. Fueron 36 horas en la ruta, con muchas demoras por los controles. Por un momento pensé que no llegaría a verlo. Me hice los estudios, obtuve todos los permisos y dije: 'voy a verlo como sea'", relató la esteticista a LAGACETA.com.

Explicó que, ya junto a su padre, llevó adelante los papeleos y las gestiones para conseguirle la atención adecuada. Así, vio que en estas semanas comenzó a mejorar, gracias a las tareas de rehabilitación y a la internación domiciliaria.

"Ahora que mi papá está evolucionando, tengo que volver a casa. Tengo todo allá en Tucumán, hasta mis perros están encerrados en casa", indicó.

Fue entonces cuando, dijo, comenzó a complicarse todo otra vez.

"Me hice un análisis de covid-19 para venirme. Me lo realicé el 8 de septiembre. Me entregaron los resultados a las 72 horas. Y cuando llamé al COE (Comité Operativo de Emergencia) para gestionar el regreso, me dijeron que no era posible, porque el test tenía 48 horas de validez. Con ese criterio, los resultados siempre van a estar vencidos", lamentó Karen.

Según explicó, los operadores del COE fueron amables en la atención, aunque no le garantizaron que realizando un nuevo estudio pueda superar los controles e ingresar nuevamente a la provincia sin problemas.

"Quizás el Estado debería disponer de algunos test para estas situaciones, en las que quienes llegan a la frontera tienen resultados pero vencieron recientemente. Para mí es difícil la situación económica, como para todo el mundo en esta realidad. Pero creo que hay una falla en la información de un lado y del otro. ¿Acaso no saben las autoridades cómo son los tiempos de los resultados y cuánto demora una persona en regresar desde Buenos Aires?”, planteó Karen, vía telefónica, mientras busca una solución definitiva para esta nueva situación complicada que le toca vivir.

Comentarios