“Alfaro no está poniéndose al frente de la pandemia”

Monteros dijo que no busca polemizar, pero pidió que se tomen acciones conjuntas en el Gran San Miguel de Tucumán.

12 Sep 2020 Por Martín Soto
1

LIMITACIONES. Las Talitas tiene restringido los accesos al municipio. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

Dos intendentes del Gran San Miguel de Tucumán coincidieron en que la Municipalidad de la capital, que encabeza Germán Alfaro (Partido para la Justicia Social), debería tener un rol más activo en la pandemia y actuar en consonancia con lo que se realiza en distritos vecinos para evitar una fuerte propagación de los casos de coronavirus.

“Sin entrar a generar ningún tipo de polémica con el colega intendente Germán Alfaro, creo que no está poniéndose al frente de esta pandemia como municipio. Es como que deslinda toda la responsabilidad a la Provincia. Mientras que nosotros hacemos controles en los ingresos a la ciudad, vemos que del lado de la capital no hay ningún tipo de control”, manifestó a LA GACETA el jefe municipal de Banda del Río Salí, Darío Monteros.

El intendente oficialista remarcó que en su distrito se realizan a diario tareas preventivas en la zona de mayor aglomeración de gente y que desde las 18 se restringen los accesos. A su vez, resaltó que muchos vecinos van a diario al microcentro a realizar compras o trámites, por lo que pidió colaboración a las autoridades capitalinas para que los esfuerzos en su ciudad tengan un mejor impacto. “Tienen las herramientas y la estructuras necesarias para hacerlo. Invitaría públicamente a que los intendentes del Gran San Miguel de Tucumán nos sentemos para coordinar algunas acciones en forma conjunta”, señaló. En ese sentido, destacó que vienen trabajando en la misma sintonía con Alderetes, Las Talitas, Tafí Viejo y en parte con Yerba Buena.

“Más compromiso”

Monteros, que se expresó preocupado por la curva de contagios en la provincia, aseguró que la mayoría de casos de covid-19 que hubo en Banda del Río Salí -sin contar el conglomerado de Lastenia- fueron por contagios en la capital. Marcó además que en San Miguel de Tucumán, a diferencia de lo que ocurre en los demás municipios, la caja de resonancia de cualquier problema es la Casa de Gobierno.

“Con la pandemia, es como que (depende) pura y exclusivamente del Gobierno la población de San Miguel de Tucumán, cuando yo creo que debería haber un poquito más de compromiso del municipio en acción y colaboración, para que todos tiremos del mismo carro”, agregó el intendente bandeño.

Planteo de Najar

El intendente talitense Carlos Najar fue el primero en reclamar mayores medidas restrictivas de parte de la capital, que hasta ayer acumulaba el 56% de los casos de la provincia (3.577 sobre un total de 6.346). “Todos los casos que llegan a nuestro municipio son relacionados a San Miguel de Tucumán”, dijo en diálogo con LA GACETA PLAY. Dijo también que comprobó que se llega “cómodamente” al centro sin ser controlado, y que le gustaría compartir una mesa de diálogo para aportar recomendaciones.

Postura capitalina

El secretario de Gobierno de la capital, Rodolfo Ocaranza, evitó polemizar con Najar, pero aseguró que la Municipalidad realiza a diario cerca de una decena de controles en distintos accesos de la ciudad para desalentar la circulación de gente. Respecto a la pandemia, recalcó que el municipio se estuvo preparando para el pico de casos e informó que el Complejo Ledesma ya tiene ocupadas 11 de las 140 camas disponibles para aislar a pacientes leves o asintomáticos. También que se están coordinando acciones con la Provincia para que el CAPS Villalonga (San Luis al 1.700) se transforme en un centro de febriles.

De acuerdo a las estadísticas informadas por el Ministerio de Salud, las departamentos de San Miguel de Tucumán, Cruz Alta, Tafí Viejo y Yerba Buena concentraban un total de 5.460 casos hasta ayer, lo que representa el 86% de los casos de coronavirus que se detectaron en la provincia. En las últimas semanas se incrementaron los consultorios de febriles en Tucumán.

Comentarios