Las 100 preguntas al "Ratón" Ibáñez

Mientras transita los últimos años de su carrera, aceptó un mano a mano imperdible. “Me dolió muchísimo no haber podido retirarme en el club que amo”, confesó.

11 Sep 2020 Por Bruno Farano
1

Gustavo Ibáñez

Gustavo Ibáñez las vivió a todas en San Martín. Logró varios ascensos, marcó muchos goles y fue feliz; pero también mordió el polvo. Mientras transita los últimos años de su carrera, aceptó un mano a mano imperdible con LA GACETA. “Me dolió muchísimo no haber podido retirarme en el club que amo”, confesó.

      

1- ¿Se terminó el fútbol para vos?

Todavía no, tengo pensado jugar un año más. Estoy saliendo a correr y me siento bien. Veremos qué sale el año que viene.      

2- ¿En qué andás ahora?

Estoy con el tema del merendero en el club Villa Rosario de mi barrio. De lunes a viernes, junto a mi sobrino Antonio les hacemos la merienda a los chicos. Y los sábados, el almuerzo. Me hace bien ayudar.


3- ¿Quién te puso "Ratón"?

Un DT de San Pablo cuando subí a Primera. Medina Ortiz se llamaba. Creo que era por la rapidez y porque era escurridizo.


4- ¿Desde chico querías ser futbolista?

Sí, siempre. Jugaba al frente de mi casa todo el día y tenía en mi cabeza dedicarme a eso.

      

5- ¿Cómo fue tu infancia?

Estaba en el barrio, jugando a las bolillas o al fútbol. Ahora es muy diferente, los chicos están con las redes sociales o los celulares. Yo en cambio me pasaba todo el día jugando con mis amigos.


6- ¿Dónde te criaste?     

En Villa Rosario. Toda la vida estuve acá; nací, me crié y sigo hasta el día de hoy. Es mi lugar no pienso moverme.

      

7- ¿Fue difícil tu infancia?

Sí, la pasé mal. Quizás por eso hoy apuesto por lo del merendero, para que los chicos del barrio tengan comida. Gracias a mis viejos pude salir adelante y llegar a lo que hoy soy.


8- ¿A qué edad y dónde comenzaste a jugar?

Mi cuñado tenía un equipo que se llamaba Villa Rosario; ahí comencé. Debo haber tenido siete u ocho años. Jugábamos de noche en una canchita del centro de San Pablo.


9- ¿Siempre fuiste delantero?

No, al principio jugué de volante por derecha. Pero después me pusieron de delantero y le agarré el gustito.


10-  ¿A qué escuela ibas?

A Luis F. Nougués, acá en San Pablo.

      

11-  ¿Cómo eras como alumno?

Mmm…  más o menos. Era buen compañero (risas).

      

12-  ¿Pudiste terminar el colegio?

Sí, gracias a Dios terminé.


13-  ¿Trabajaste?

Muy poco. Mi hermano era albañil y yo iba a ayudarle. Pero no sé si llegué a ir 15 días. Dejé de ir porque prefería ir a           entrenar.


14-  ¿Quién era tu ídolo de chico?

Lo miraba mucho a Guillermo Barros Schelotto. Era el estilo que me gustaba y trataba de imitarlo.

      

15-  ¿Qué te gustaba de su juego?

Como se pegaba a la raya y comenzaba a gambetear desde ahí. Era una especie de espejo para mi.

      

16-  ¿Recordás tu debut en Primera?

Fue en el 99, contra San Martín en La Ciudadela. Tenía 17 años, ingresé en el segundo tiempo y le metí un gol de mitad de cancha a Orlando Gómez.


17-  Golazo en La Ciudadela en tu debut... Premonitorio.

Parece que sí, ¿no? Fue lindo que se haya dado así. Después pude triunfar en esa cancha.

      

18-  ¿Quién te llevó a San Martín?

Hugo Domínguez, un hombre que venía a San Pablo a ver jugadores y que era amigo de (René) “Gallo” Juárez. Me llevó, me presentó y quedé.


19-  ¿Antes estuviste a punto de jugar en Atlético?

Sí; me llevaron a una pretemporada. Estaba (Oscar) Salvatierra de DT, pero casi no me tenía en cuenta. Me volví a mi casa y decidí irme a San Martín.

      

20-  ¿Fue una buena decisión?

Por cómo se dieron las cosas sí. Menos mal que todo se dio así.

      

21- ¿Recordás cómo fue tu primer día en el club?

Llegué en el 2002. Estaban Jorge Reinoso, Lucas Oviedo, que recién llegaba y el DT de ese equipo era Juan de la Cruz Kairuz. Nos preparábamos para jugar el Argentino B.


22-  ¿Cuál fue tu primer partido?

Contra Central Norte en La Ciudadela. Perdimos 2-0, pero estuve en el banco. No ingresé. En la fecha siguiente jugué contra Central Argentino de La Banda, en Santiago. Ese fue mi debut oficial.


23-  ¿Cómo fue el proceso de arrancar en la Liga en 2004 y terminar en Primera en 2008?

Soñado, maravilloso. Arrancamos muy desde abajo y comenzamos a ascender y a ganarnos el cariño de la gente. Algo inolvidable.

      

24-  ¿Quién fue el gran hacedor de esa campaña?

Es cierto cuando se dice que todas las patas importan. En ese tiempo, la dirigencia estaba bien, el DT y los jugadores acompañaban. Además, fue un proceso largo, en el que muchos nombres se repitieron en las diferentes campañas y eso también fue clave.

      

25- Metiste un gol en las finales con Patria y con Racing de Córdoba. ¿Con cuál te quedás?

El de Racing. Estábamos por quedar eliminados, la pasábamos mal y ese gol llegó justo para forzar los penales.

      

26- ¿Qué sentiste cuando ascendieron en cancha de Argentinos?

Cada ascenso fue hermoso, pero ese fue el mejor. Aquella vez, la caravana de la gente fue algo muy loco. Desde el aeropuerto hasta la cancha tardamos más de siete horas debido a la cantidad de gente que había. No lo olvidaré jamás.

      

27-  En Primera comenzaron muy bien y luego se cayeron, ¿qué pasó?

El nivel equipo decayó y los rivales creo que nos agarraron la mano. Fue un poco de cada cosa.

      

28-  ¿Qué falló para que ese proceso no se haya podido sostener?

Creo que se debió haber mantenido gran parte del plantel que logró el ascenso. Hubo muchos cambios en ese sentido y eso se sufrió.


29-  Sos uno de los pocos jugadores de la historia que puede decir que jugó todas las categorías del fútbol argentino con San Martín.  ¿Qué sentís?

Orgullo. La gente me dice siempre que soy un ídolo del club y en parte creo que es por eso; por todo lo que logré.


30-  Y también marcaste goles en todas las categorías con San Martín…

Sí, gracias a Dios. San Martín me dio muchísimo en mi vida.

      

31-  ¿Cuál fue el más lindo?

El que le metí a Olave en el 3-2, en 2007. Era un partido complicado y metí un golazo para ganar.


32-  ¿Y el más importante?

El de Racing en la final del Argentino A. Por lo que representó.

      

33-  ¿Cuál fue tu mejor partido en el club?

Tuve varios, pero me quedo con el que jugamos contra San Lorenzo en La Ciudadela. No metí goles, pero jugué muy bien. Me destacaron como la figura y justo era contra un grande.

      

34-  ¿Y tu mejor temporada?

La del ascenso a Primera. Ahí estuve muy bien en todos los aspectos.

     

35- ¿Cuál era el secreto de Roldán para armar esos planteles que ganaron todo?

Era exigente en el trabajo y sabía sacar lo mejor de cada jugador. Además, analizaba a cada rival y te decía lo que iba a pasar en cada partido y se daba así. Era increíble.


36- ¿Cuál fue el título que más satisfacción te dio?

Salir campeón de la B. No es algo sencillo obtener un título y nosotros lo logramos.


37-  ¿Quién fue tu mejor socio?

Pablo Cantero. Sabía cómo tirarme la pelota siempre. Sólo bastaba una mirada, jugábamos casi de memoria.

      

38-  Jugar en Primera con San Martín fue…

Único, espectacular. Algo que llevaré siempre en mi corazón.


39-  ¿De chico soñabas que podías hacer una carrera como la que hiciste?

No, pero con los años empecé a pedir que me vaya bien en el fútbol.

      

40-  En los clásicos te agrandabas. ¿Por qué?

En la semana previa siempre me mentalizaba en dar lo mejor. Sabía lo que representa jugar con el rival de toda la vida y daba lo mejor. Siempre quería destacarme.

      

41-  ¿Un amigo que te dejó el fútbol?

Varios. Cantero, (Gustavo) Balvorín, (Héctor) López, (Mariano) Campodónico, (Juan José) Morales, (Nicolás) Herrera, (Raúl) Saavedra, no quiero olvidarme de ninguno.

       

42-  ¿Cuál fue tu mayor virtud?

El compañerismo

      

43-  ¿Y el defecto?

Que no expresaba lo que pensaba. Varias veces me trajo problemas.           

      

44- ¿Qué pasó en el descenso al Federal? Ese equipo se vino a pique muy rápido…

Fue una sumatoria de cosas. Perdimos partidos claves y el club no estaba bien. En ese momento todas las patas estaban mal. Lo psicológico juega y ahí fue una gran contra.

     

45- ¿Qué fue lo más duro de los primeros años en el Federal A?

El tener la cabeza en otras cosas que no era lo futbolístico. Teníamos miles de reuniones por diferentes temas y eso era desgastante. Por eso lo deportivo no funcionaba.

      

46- ¿Por qué te quedaste a poner al pecho, cuando la mayoría se fue tras el descenso?

Por el amor al club. Cuando todo está bien es fácil, pero en ese momento sentí que debía poner el pecho. Soy hincha de San Martín y no me daba irme dejándolo en esa situación. Quería ayudarlo a volver a la B.

      

47-  ¿Cómo fue aquella vez  que declaraste que podías jugar en Atlético con el Pulga Rodríguez?

Fue un momento de calentura, una confusión; y se hizo todo circo. Igual que con ese rumor que hicieron correr diciendo que soy hincha de Atlético. Nada que ver, la gente habla por hablar.  Siempre fui hincha de San Martín y nunca hubiese jugado en Atlético. Eso siempre lo tuve claro. No como otros que dicen que nunca jugarían en un lugar y después terminan yendo. Yo nunca hubiese traicionado mi amor por San Martín.

      

48-  ¿Qué te dolió más el descenso al Federal A o que no te hayan dado la chance de retirarte en San Martín?

 No haberme retirado en San Martín es un dolor grande, inmenso. Creo que merecía mayor respeto por todo lo que le di al club. Si me hubiesen dicho, “no queremos que sigas porque no estás para este proyecto”, todo bien, lo entendía. Me iba callado porque sé que así son las reglas del juego. Pero nunca me llamaron, me ningunearon. Era sólo una cuestión de respeto.

      

49- ¿Pensás que en San Martín en un tiempo no cuidaron a los que rendían: a vos, a Becica, a Max?

Sí. El hincha por ahí no sabe lo que nos bancamos en el club. Hay cosas que quedan por debajo. Igualmente ya está, hoy trato de recordar lo bueno que viví en el club.

      

50-  ¿Por qué te fuiste?

Estaba  a punto de arrancar el torneo y los dirigentes no me llamaban para arreglar. Si no firmaba en Juventud Antoniana, iba a quedarme sin club.

      

51- ¿Sentís que te hicieron pagar las declaraciones sobre Atlético?

No, no; no creo que haya sido eso. La verdad no sé por qué actuaron así.

      

52- ¿Sufriste mucho cuando debiste dejar el club?

Mucho, mucho. Me hubiese gustado irme de otra manera después de todo lo que viví. Despedirme de la gente, en la cancha. 


53-  ¿Cómo fue mirar los últimos ascensos de San Martín desde afuera?

Durísimo. Desde que me fui volví dos veces a la cancha. En el ascenso contra Sarmiento y el 2-0 de este año contra Sarmiento también. Es difícil estar del otro lado.


54-  Si pudieras volver el tiempo atrás, ¿qué cambiarías?

Me hubiese gustado hablar y arreglar para terminar mi carrera en San Martín.

      

55- ¿Te arrepentís de algo?

No. Siempre me entregué por el club y por la gente.

      

56- ¿Lloraste por el fútbol?

Sí, por alegría y por tristeza. En los ascensos, en los descensos y cuando me fui de San Martín.

      

57- Nunca fuiste casetero, ¿por qué?

Porque no me sale. No me la creo y siempre trato de mostrarme como soy.

      

58- ¿Sentís que en el ambiente muchos tratan de declarar para quedar bien?

Sí. Tuve muchos compañeros así (risas). La gente compra lo que ve y escucha. Pero yo no soy así.

      

59-  Fuiste uno de los últimos grandes ídolos, ¿sentís que lo seguís siendo?  

Sí, la gente me lo demuestra en todo momento.

      

60- ¿No pensaste en dedicarte a algo relacionado al fútbol?

En estos momentos no. Pero bueno hay que ver. Estoy con el tema del merendero porque me gusta ayudar. Eso quiero hacer por ahora.

      

61-  ¿Hiciste el curso de DT?

No.

      

62-  ¿No te ves como entrenador?

Me gusta la idea, pero no sé.

      

63-  ¿Vas a seguir yendo la cancha?

Cuando pase esto voy a ir a verlo a San Martín. Eso seguro.

      

64- ¿Cuál fue el último partido al que fuiste?

Este año, el 2-0 a Sarmiento.

      

65- ¿Te da nostalgia estar del otro lado del alambrado?

Sí, muchísimo. Me encantaría poder seguir jugando y que la gente me siga ovacionando en la cancha.

      

66- Declaraste ser hincha de SM, ¿es más difícil jugar para el equipo del que sos hincha?

Para mí es más fácil. Cuando uno es hincha juega con el corazón y así lo hacía yo. Eso te da un plus.


67-  ¿Qué tiene la “7” de San Martín? La usaron Troitiño, López, vos, Gonzalo; todos ídolos.

Creo que a los jugadores a los que le viene tocando esa camiseta se entregan al 100%; juegan con el corazón. Eso es.


68-  Con Gonzalo fueron compañeros, ¿le veías el potencial para ser lo que es hoy?

 Sí, cuando era chico ya tenía buen físico y una gran potencia. Yo era rápido, pero él me gana (risas). Es un buen jugador tiene muchas condiciones.

      

69-  ¿El día más feliz en una cancha?

Cuando nos homenajearon después del ascenso a Primera. Entré con  mi familia al campo y el estadio se venía abajo.

      

70-  ¿Y el más triste?

El último. Miro hacia atrás y digo, pensar que en ese momento no sabía que iba a ser la última vez en dejar esa cancha.

      

71- ¿El rival más difícil al que te tocó enfrentar?

Nicolás Otamendi. Era durísimo, al otro día de enfrentarlo me dolía todo el cuerpo.

      

72-  ¿No te volvieron a llamar de San Martín?

No, nunca.

      

73-  ¿Y si suena el teléfono?

Voy  corriendo (risas).

      

74-  ¿De  qué equipo estuviste cerca de jugar?

De  Chacarita y Arsenal, cuando descendimos en 2009. Pero los dirigentes no quisieron soltarme.

      

75-  ¿Cuál fue el mejor DT de tu carrera?

Roldán.

      

76-  ¿Y el peor?

Lo dejemos ahí, no lo hagamos quedar mal.

      

77- ¿Sigue dirigiendo?

Creo que no.

      

78- Tuviste un paso por Chile, ¿cómo fue?

Fue una experiencia linda en lo deportivo, pero fea por lo que nos tocó vivir. Aquella vez fue la época de los terremotos en Chile y era terrible. En medio de la madrugada comenzaban a sonar las sirenas y debíamos bajar corriendo, casi ni           dormíamos.

      

79- ¿Por qué eras tan querido por tus compañeros?

Porque siempre estaba alegre y trataba de transmitir buena onda.

      

80-  ¿Alguna vez te peleaste en un vestuario?

Sí, pero por cosas de los partidos. Nada grave.

      

81-  ¿Te sentías referente?

Los mismos compañeros me lo hacían sentir. Yo siempre ponía el pecho.

      

82-  ¿Es buena la vida del futbolista?

Sí. Por ahí te perdés cosas que otra persona puede vivir. Pero es hermosa la profesión.

      

83-  ¿Qué no te gusta del fútbol?

Las pretemporadas (risas).

      

84- ¿Te gustaría que tu hijo sea jugador?

Sí, no tendría problemas. Gustavito tiene 12 años y juega en San Martín. Es enganche.

      

85- ¿Es mejor que el padre?

Sí, es mejor. Pinta bien.

      

86- Dicen que es difícil el día después de retirarse. ¿Vos estás preparado para eso?

Me parece que no me va a costar. Soy familiero, tranquilo y voy a  disfrutar la vida después del fútbol.

      

87-  Cuando estabas en Salta, ¿seguías a San Martín?

Siempre lo seguí. Estaba pendiente cómo salía y hasta el día de hoy le mando mensajes a Dante Bautista para saber qué pasa en el club.

      

88- ¿Cómo lo ves al club actualmente?

Está mucho mejor que cuando yo jugaba; más preparado para jugar en Primera. Económicamente tienen bien a los planteles y eso es fundamental, por eso ascendió a Primera y por eso hizo la gran campaña este año. Cuando una institución está bien, los resultados llegan solos. Es así.

      

89-  ¿Qué pensás sobre lo que está viviendo con AFA?

Es una injusticia, una cosa de locos. Si hubiese sido un equipo de Buenos Aires ya lo hubieran hecho ascender. San Martín fue el mejor, deberían otorgarle el ascenso.

      

90-  ¿Tuviste algún contacto con los dirigentes o con los entrenadores?

No hablé con nadie. Sólo con Miguel Romero, pero poco de fútbol.

      

91-  ¿Qué jugador te gusta del plantel?

Gonzalo, Luciano Pons, Juan Mercier e Ignacio Arce. Varios.

      

92- ¿Es tan difícil como dicen jugar en San Martín?

La gente se hace sentir. Si sos fuerte de la cabeza lo llevás bien, si no lo sufrís. No es fácil jugar en La Ciudadela.

      

93-  ¿Te quedó alguna cuenta pendiente en el fútbol?

No.


94-  ¿Qué te dejó tu paso por Quilmes en Primera?

Fue lindo. Mi primera experiencia en Primera, lejos de casa. Antes veía esos partidos por TV y con Quilmes pude vivirlo en carne propia.


95-  ¿Por qué seguís viviendo en San Pablo?

Porque es mi lugar. Soy un pibe de barrio y me gusta estar con mi gente. Hoy trato de ayudar a la gente del barrio.

      

96- ¿Qué significó jugar en San Martin con tu sobrino?

Jugar con un familiar es algo soñado. Cuando le tiré el centro en el gol a Newell’s fue una alegría inmensa.

      

97-  En la década del 80 San Pablo tenía un equipazo. ¿Ibas a verlo jugar?

No, no iba a la cancha en ese entonces.

      

98-  ¿Con qué 9 te entendiste mejor?

Con Balvorín nos conocíamos de memoria. Jugamos muchos años juntos. Pero con Campondónico y Jota Morales también anduvimos muy bien.

      

99-  ¿Cuál fue el mejor equipo de San Martín que integraste?

El que ascendió en 2008. Tenía jugadores de mucha experiencia y armamos un equipo que ganó el torneo casi de punta a punta.

      

100- ¿Cómo viviste este tiempo de pandemia?

Ayudando a lo que más lo necesitan. Eso me hace feliz y por eso sigo en pie.

Comentarios