Adentro o afuera de la burbuja, el dilema de los clubes para evitar los contagios

El deporte tiene distintas maneras de combatir la covid-19. Mientras algunos optan por el encierro, a Atlético le está yendo bien con otro sistema.

03 Sep 2020 Por Nicolás Iriarte
1

TESTEOS. Jonathan Cabral se somete a uno de los análisis rápidos para determinar si tiene covid-19. Todos dieron negativo. [email protected]

No parece haber muchas opciones: la nueva normalidad futbolística será controlada, o directamente no será en nuestro país. Al menos hasta que esté disponible la bendita vacuna contra la covid-19. Pero como eso parece que recién sucederá en el segundo trimestre de 2021 y el fútbol volverá mucho antes, habrá que controlar todo mientras tanto. Algunos equipos optaron entonces por la famosa burbuja. Esto es: todos encerrados en un mismo predio. Nadie entra, nadie sale. Las hay más flexibles pero su versión estricta tiene un rotundo éxito en la NBA que lleva más de un mes de competencia sin un caso positivo. La versión “xeneize” mostró que falla y en grande: un brote de aproximadamente 20 casos tiró por la borda todos los esfuerzos de control. La noticia llenó de preocupación el ambiente del fútbol argentino que no sólo tendrá a cinco de sus representantes jugando la Copa Libertadores en poco más de 10 días (entre ellos Boca) y a varios más jugando la Sudamericana en octubre. Entre estos últimos estará Atlético que no optó por la burbuja pero mantiene a todo el plantel controlado -a su manera- y por ahora le sale bien.

“La totalidad de los tests rápidos para coronavirus realizados esta semana al plantel, cuerpo técnico y cuerpo médico del Club Atlético Tucumán arrojó resultado negativo. En los próximos días todos los integrantes se realizarán un nuevo hisopado”, informó el “Decano” el martes por la noche a través de un comunicado. Una buena noticia para un plantel que reanudó las prácticas hace más de tres semanas y todavía está invicto en lo que necesita estar invicto durante esta pandemia sin partidos oficiales ni amistosos en juego.

No optar por la burbuja significa en este caso que los jugadores vuelven a sus casas tras el ensayo. Tienen la libertad de “hacer su vida” pero teniendo el mayor de los cuidados. De eso depende el éxito.

Para controlar que lo estén haciendo bien, están esos análisis. Antes de cada una de las cuatro semanas de ensayos que empezaron, el plantel completo, el cuerpo técnico y los distintos ayudantes de sometieron a estas pruebas rápidas con resultados negativos en todos los casos. Días antes de empezar a entrenar (el viernes 7 de agosto), se sometieron también a las pruebas PCR (los famosos hisopados, los más fiables) y al día siguiente obtuvieron los resultados: también negativos. El lunes volverán a someterse a la misma prueba, la segunda desde que volvieron a entrenar. Esta vez no se realizará se un laboratorio sino en el mismo complejo de Ojo de Agua.

“Hay tests rápidos todas las semanas e hisopados cada dos semanas”, explica Marcelo Montoya, médico y responsable de la salud “decana”, la nueva figura que impuso la Conmebol para todos los equipos que jueguen sus torneos.

“Durante la competencia siempre tendremos que presentar estudios de todos para corroborar que no están infectados. Sabemos que si cosas como estas no se cumplen, los jugadores pueden perderse partidos”, avisó el doctor desde un comienzo. Lo mismo corre para los entrenamientos que los están preparando para esos partidos. Una vez conocido el brote en Boca, el club suspendió los entrenamientos y aisló a sus jugadores. La preparación de cara a la reanudación de la Copa quedó en un stand by peligroso ya que la Conmebol, en principio, no tendrá consideración con estos casos. Los partidos se jugarán con equipos y jugadores sanos.

Atlético tiene varios días de ventaja hasta su primer partido oficial tras la suspensión (si el fútbol argentino no vuelve antes, reaparecerá el 28 de octubre en la Sudamericana) y observa todo con atención. Tratando de incorporar la experiencia a su actual modo de vida y no cometer errores que pueden costar caro.

Por ahora, nadie tiene asegurada la inmunidad. Con o sin burbuja, todos corren un riesgo. En Atlético intentan que sea muy bajo y hasta aquí los resultados (negativos de los análisis y positivos en su valoración) están a la vista. El lunes habrá otro “partido” en el laboratorio y será importante volver a ganarlo.

Comentarios