“Pedimos que no se repitan situaciones violentas”

La dirección del Hospital de Niños desmintió las acusaciones formuladas por la familia de un paciente y solicitó que haya cese de agresiones. Los directivos del centro asistencial aseguraron que se inició una investigación interna del caso. Varias aclaraciones. Polémica.

12 Ago 2020
1

REUNIÓN. El equipo directivo del Hospital de Niños, integrado por Cristian Villalonga, Cristina Alabarse e Inés Gramajo. la gaceta / antonio ferroni

Las autoridades del Hospital del Niño Jesús, a través de un documento, se expresaron sobre la situación de Fabricio Cabrera, el niño de 11 años que fue intervenido quirúrgicamente por un cuadro de apendicitis el 30 de junio en esa institución. Afirmaron que el menor permanece en estado delicado tras sufrir un paro cardiorrespiratorio postquirúrgico, y se aseguró que la familia Cabrera fue informada de todo en los partes médicos diarios.

En la semana, los familiares se habían manifestado públicamente en contra del centro asistencial y de sus médicos. El equipo directivo, conformado por Cristina Alabarse, Cristian Villalonga e Inés Gramajo, le expresó a LA GACETA que ciertas actitudes de la familia no fueron correctas y desmintió varias acusaciones.

“La comunidad hospitalaria dio y continuará emitiendo respuestas a la familia Cabrera dentro de un marco de racionalidad y respeto, por lo cual les solicitamos que no repitan situaciones violentas que solo entorpecen la relación, aclarando que nuestro interés es brindar la atención correspondiente a todos los pacientes que asistan y sostener a todos los familiares. Solicitamos poder trabajar bajo un nivel adecuado de seguridad, con las garantías necesarias para poder realizar las actividades diarias que se vieron comprometidas con los últimos hechos ocurridos dentro de la institución”, aseveraron.

“Ante la intervención de la Justicia, este hospital colaborará con todo lo requerido por la misma; pedimos a los padres de Fabricio que cedan en su actitud, ya que la institución está dispuesta a seguir acompañándolos en esta dolorosa etapa, pero resulta muy difícil poder apoyarlos en ciertas situaciones si los mismos continúan con amenazas, agresiones o maltrato con los profesionales que actuaron”, agregaron.

Incluso advirtieron sobre la petición de los médicos residentes que piden resguardo, porque se sienten amedrentados por algunos familiares. Fuentes del hospital aseguraron que tienen pruebas sobre las agresiones denunciadas por los médicos. Sobre la situación del menor, explicaron: “actualmente el niño continúa internado en la sala Unidad Cuidados Intensivos Pediátricos, en estado reservado”.

La institución solicitó al día siguiente un informe por escrito a los profesionales que intervinieron en la cirugía. Además se inició el Expediente de Investigación Administrativa correspondiente al evento adverso ocurrido. Afirmaron que recibieron sucesivas veces a los padres de Cabrera, y negaron haber corrido a las maestras del niño y a otros allegados. También desmintieron haberles expresado en algún momento que el paciente tuviera retraso madurativo u otras patologías por las cuales debiera ser trasladado en silla de rueda. Rechazaron la acusación de que se haya alterado la historia clínica del paciente por pedido de la dirección. “Todo esto se niega rotundamente; siempre se les brindó información y contención”, sintetizaron.

Se informó a todos los padres y madres de los pacientes internados, que por razones de protocolo por la pandemia de covid 19, se debe cumplir con normas de bioseguridad para el ingreso y egreso del hospital. “Como así también los padres y madres de nuestros pacientes reciben la ración correspondiente a desayuno, almuerzo merienda y cena. En cuanto al ingreso a los baños, esto está normatizado con la finalidad de cumplir con el protocolo existente por la pandemia, por lo cual no funciona un sanitario público, sino que está habilitado para los padres de los pacientes”, concluyeron.


Los puntos del conflicto

1-
La familia de Fabricio Cabrera, de 11 años, denuncia que el niño fue víctima de mala praxis en el Hospital de Niños.

2- Los médicos de la institución acusan a los familiares del niño de haber protagonizado agresiones y amenazas en contra del personal.

3- La dirección del nosocomio dice que abrió una investigación interna sobre el caso. Niega acusaciones contra el hospital.

Comentarios