Caso Fabricio Cabrera: “es manifiesta la mala praxis que hubo en el hospital”

Denuncia contra el nosocomio y médicos.

11 Ago 2020
1

Hospital de Niños ARCHIVO / FOTO ILUSTRATIVA

“Ya se oficiaron los pedidos que hicimos desde la querella: se solicitó un médico forense oficial, ya se adjuntó la historia clínica que se le requirió a la directora del hospital y sólo quedaría realizarse la junta médica que se pidió para que se defina en qué estado se encuentra Fabricio hoy”. Lo adelantó la abogada Cintia Villagrán, quien junto con los padres de Fabricio Cabrera asumió la querella de la causa formulada en contra del Hospital del Niño Jesús y del personal médico que ha intervino quirúrgicamente al niño.

Natalia Ibáñez le contó a LA GACETA que su hijo fue intervenido por una apendicitis el 30 de junio; luego de la cirugía, el estado de salud del niño se había complicado gravemente, por lo que la madre afirma que nunca le explicaron qué había pasado en el quirófano.

“Es manifiesta la mala praxis que hubo, porque el chico entró caminando al hospital por un problema de apéndice y no en silla de ruedas, como se dice. A raíz de esa apendicitis se operó sin ningún tipo de urgencia. El ingresó sin problemas al quirófano, de ahí en más es una confusión total porque salió en un estado gravísimo, con un cuadro que no era compatible con lo que se esperaba, luego los médicos que intervinieron se comenzaron a lavar las manos. El chico volvió a terapia intensiva sin que se explique por qué esa circunstancia posterior a la operación”, detalló el abogado José Luis Robles, quien trabaja con Villagrán.

Los profesionales señalaron que hasta el día de hoy los padres del niño no obtuvieron un esclarecimiento sobre la situación, y que incluso se dejó de entregarles partes médicos sobre la evolución. “Tratan de no darles información, ponen como pretexto que la familia los amenaza, pero en ningún momento ocurrió eso, además sería ridículo cuando se ha formulado formalmente una querella en contra de los médicos”, subrayó Robles. “Eso carece totalmente de sustento, además les dijeron a los padres que los médicos que intervinieron a Fabricio están de licencia desde que terminó la cirugía”, agregó Villagrán.

Según la abogada, hasta ayer no existía ninguna denuncia ingresada en la Justicia en contra de los padres de Fabricio. “El 17 de julio se produjo un inconveniente cuando el servicio de seguridad le impidió a los padres ingresar al baño del hospital, situación por la cual me presenté con la Policía para que les habilitaran de nuevo el paso a la institución, también se suscitaron otros inconvenientes con el personal médico, porque en determinado momento del día, ellos tienen la obligación de informarles sobre la evolución del menor”, recordó. Robles concluyó: “la situación se agrava diciendo que la familia entra en situaciones de amenazas o que es amenazante que permanezcan en el hospital”.

Comentarios