Denuncian agresiones a médicos del Hospital de Niños

Mediante una carta, algunos profesionales manifestaron su temor.

08 Ago 2020
1

TEMOR. En el Hospital de Niños se denunciaron agresiones a los médicos. la gaceta / foto de ines quinteros orio (archivo) ARCHIVO / FOTO ILUSTRATIVA

A través de un comunicado, un grupo de médicos residentes del Hospital de Niños, manifestaron su preocupación y temor a LA GACETA por una serie de incidentes que vienen sufriendo en el centro asistencial debido al estado de salud de un niño.

“Queremos expresar nuestro sentido miedo por los constantes hechos de violencia que vienen presentándose en esta institución desde hace más de un mes y que vienen llevándose a cabo por familiares de un paciente internado en terapia intensiva, con quienes nos solidarizamos por la situación vivida, pero consideramos que las formas elegidas para expresarse no son las correctas”, afirman en el pronunciamiento.


De mal en peor

En el escrito se informa que los profesionales de la salud debieron tomar medidas de precaución para evitar agresiones por parte de los familiares del niño que frecuentan el hospital. “Hace más de un mes que se nos pide, por parte de las autoridades, que vengamos vestidos de cierta forma para no ser reconocidos y evitar así que se nos agreda, que no circulemos por determinadas áreas si esos familiares están presentes, o que nos organicemos para ver cómo retirarnos del hospital para que no se nos identifique”, se explica.

Por otro lado, el comunicado advierte que, lejos de tranquilizarse, la tensa situación fue empeorando con el correr de los días y hasta detonó en hechos de violencia. “Sumada a esta tensión diaria, y teniendo en cuenta la libertad con la que esta familia se maneja en la institución (condicionando muchas veces el accionar diario), en el día de ayer (por el jueves) una compañera residente fue agredida física y psicológicamente por miembros de esta familia, debiendo retirarse de la institución con custodia policial”, se detalla.

Por último, los médicos advirtieron que si las hostilidades continúan se verán obligados a interrumpir sus labores. “Consideramos que ante el riesgo que corremos, debemos tomar algún tipo de medida, por lo cual, si no se dan todas y cada una de las garantías para nuestra seguridad, no asistiremos a nuestro lugar de trabajo. No lamentaremos ninguna tragedia”, concluye el documento, que no lleva firmas por cuestiones de asegurar la integridad de los profesionales, que temen represalias por parte de los agresores.

“Por una cuestión de protección la residencia nos ha pedido que bajo ningún punto de vista salga ninguno de nuestros nombres en ningún medio, debido a que estamos tomando muchas medidas de precaución. Por eso insistimos en permanecer anónimos; no queremos ser agredidos de nuevo”, sintetizó una fuente del hospital de Niños que fue consultada por LA GACETA.

A pesar de los intentos de este diario, hasta el cierre de esta edición no se consiguió una comunicación con la directora de la institución, Cristina Alabarse, para consultarla sobre la situación de agresiones sufridas en el Hospital de Niños en el último mes.


Con custodia

La policía está atenta a que no haya incidentes

“Estamos al tanto de lo que está ocurriendo en el Hospital de Niños. Hemos hablado con las autoridades y con la familia del menor para que busquen una solución al conflicto”, aseguró Joaquín Girveaux, segundo jefe de la Unidad Regional Capital. “Hemos decidido redoblar la presencia policial en la zona para que actúe rápidamente en caso de ser necesario. También se dieron precisas instrucciones para que los afectados puedan denunciar todos los problemas que sufren”, agregó el funcionario policial. En la Justicia ya se están tramitando al menos dos causas por amenazas, según confirmaron fuentes judiciales.

Comentarios