Los trabajadores de la salud corren peligro en Brasil

La Cruz Roja Internacional alertó que más de 230.000 agentes sanitarios contrajeron el virus desde el inicio de la pandemia.

11 Ago 2020
2

TRATAMIENTOS. Médicos y enfermeras vuelven a trabajar en la unidad de cuidados intensivos luego de recuperarse del coronavirus. Reuters

SAN PABLO, Brasil.- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) denunció que 232.993 agentes sanitarios contrajeron la covid-19 en Brasil desde el inicio de la pandemia y alertó de los riesgos a los que se enfrentan en el marco de la lucha contra el virus. En un comunicado, el CICR lamentó que Brasil “no sólo sea el segundo país más golpeado por la pandemia con más de 100.000 muertos” sino, además, el Estado con más sanitarios y trabajadores esenciales afectados por el coronavirus.

Por ello, el CICR y Cruz Roja pusieron en marcha una campaña con el objetivo de lograr un “mayor respeto y protección” para estos trabajadores, que buscan acabar con el estigma y fomentar el apoyo.

La enfermera Natalia Mercurio, de San Pablo, relató que -en un principio- hubo “un periodo de pánico” en el que estos trabajadores experimentaban “abusos e insultos” en los principales medios de transporte del país. “Tenemos que ayudar, hemos hecho un juramento, estamos comprometidos”, dijo, pero añadió que a veces “es demasiado”.

“Salimos de casa con la idea de ser cuidadosos para poder volver, pero al mismo tiempo tenemos mucho miedo”, expresó un alto cargo del hospital Moacyr do Carmo, en el estado de Río de Janeiro.

Según datos del Ministerio de Sanidad brasileño, 196 trabajadores sanitarios murieron a causa de la covid-19, y aún hay un gran número de casos que están siendo investigados. El Consejo Federal de Enfermería estima que los casos entre los enfermeros es de 32.279, mientras que los fallecidos son 334.

Un sondeo de julio del Instituto Datafolha de Brasil señala que los médicos son los profesionales en los que más confía la población. El 51% de los encuestados considera que el trabajo de los sanitarios está bien reconocido, pero la mayoría cree que sus condiciones de trabajo son apenas satisfactorias, “pobres” o “insuficientes”.

“Tenemos miedo de no poder hacer lo mejor posible por nuestros pacientes. Hubo un gran número de personas en cuidados intensivos que necesitaban respiradores, gente que necesitaba oxígeno, y no pudimos darles el apoyo necesario”, manifestó el médico Sergio Simoes.

La asesora del CICR Livia Schunk dijo que la situación “no era fácil antes de la pandemia”, pero que ahora “es aún peor”. La cifra de casos en Brasil es de 3.035.422 tras haber contabilizado otros 23.010 ayer. En total, 101.049 personas han fallecido por el momento. (Europa Press)

Temas

Coronavirus
Comentarios