El esfuerzo por el aislamiento tendrá su recompensa - LA GACETA Tucumán

El esfuerzo por el aislamiento tendrá su recompensa

Seis integrantes del plantel llegaron desde otras provincias y cumplen con el protocolo.

11 Ago 2020
3

UNA VIEJA COSTUMBRE. Cristian Erbes junto con el termo y el mate, mientras su hijo observa. El volante está con su familia. instagram

La palabra volver puede tener diferentes significados. Para la mayoría de los integrantes del plantel profesional de Atlético, volver se interpreta como el final de una larga espera. Son los que estuvieron presentes en el complejo “José Salmoiraghi” y participaron del primer entrenamiento oficial después de la suspensión de la actividad anunciada en marzo. Ellos volvieron a su hábitat natural; corrieron en un campo de juego y disfrutaron con los trabajos físicos que extrañaron durante casi cinco meses. Para la minoría, en cambio, volver es llegar a Tucumán para instalarse en un hotel y comenzar el aislamiento obligatorio. Durante 14 días permanecerán en esas instalaciones cumpliendo con los protocolos sanitarias establecidos por el Gobierno. Una vez que completen ese proceso estarán en condiciones de sumarse a la actividad que desarrollan sus compañeros. El esfuerzo es grande, pero es necesario.

Cristian Erbes y Matías Alustiza fueron los adelantados. Ambos llegaron el sábado por la noche, se realizaron los controles correspondientes al ingresar a la provincia y fueron derecho al hotel ubicado frente al parque 9 de Julio. Un día después arribaron Guillermo y Marcelo Ortiz, Lucas Melano y Nicolás Aguirre. Todos siguieron los pasos del volante central y del delantero. Están en el mismo lugar, pero cada uno ocupa una habitación de la que no pueden salir. Ahí comen, descansan y tratan de pasar las horas que por momentos parecen interminables.

HAY QUE IMPROVISAR. Benicio, hijo de “Pichi” Erbes, juega con la pelota en la habitación donde están alojados.

Algunos de los futbolistas están con sus familias. Erbes subió fotos a las redes sociales donde muestra a su hijo Benicio jugando con una pelota. En otra está él con un mate y el termo frente a un ventanal desde donde se puede observar el parque 9 de Julio. “Cada vez falta menos para volver”, señaló ‘Pichi’ y desde el club le dieron la bienvenida a través de las redes sociales.

Si bien está previsto que el hotel se encargue de la comida, el club les envía viandas personalizadas que los jugadores pueden compartir con sus familias. El objetivo es que se alimenten con las calorías necesarias y de manera saludable durante el aislamiento.

EN ACCIÓN. Matías Alustiza se entrenó en la habitación del hotel.

Mientras sus compañeros se entrenaban en el complejo, los futbolistas alojados en el hotel desarrollan las actividades físicas en sus respectivas habitaciones, donde colocaron colchonetas o saltaron la soga. Un inconveniente inesperado surgió el primer día. La conexión de internet falló y por eso no fue posible realizar las tareas dispuestas por el cuerpo técnico vía zoom, como se había pautado.

La cuenta regresiva comenzó. El esfuerzo es grande, pero todos serán recompensados.

Panel coronavirus Tucumán

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Comentarios