Los reos contaron detalles del castigo que sufrieron en Famaillá - LA GACETA Tucumán

Los reos contaron detalles del castigo que sufrieron en Famaillá

Dos policías fueron detenidos por el caso.

08 Ago 2020
1

Comisaría de Famaillá

Once detenidos confirmaron ante la fiscala Mónica García de Targa haber sido castigados por policías en la comisaría de Famaillá. Con las declaraciones, los informes médicos que les realizaron a los detenidos y los datos que se brindaron desde la misma fuerza, la Justicia ordenó la detención y el procesamiento en contra de dos efectivos.

Los arrestados fueron coincidentes al señalar que todo había comenzado con una discusión por el paquete de cigarrillos que un detenido le regaló a un compañero de encierro. Los efectivos del cuerpo de Infantería Juan Rodríguez y Darío Jiménez los sacaron de los calabazos y los trasladaron hasta la zona del casino. Allí, además de agredir físicamente a algunos, los tuvieron haciendo ejercicios físicos durante más de dos horas como castigo, una práctica que está prohibida y que es considerada como apremios ilegales.

El caso fue denunciado por la abogada particular Cinthia Campo. La defensora oficial Raquel Ferreira Asis se sumó al planteo y pidió a la fiscala que investigara el caso. García de Targa interrogó a los afectados y pidió la detención de los señalados, planteo que fue aceptado por el juez Mario Velázquez.

El Ministerio de Seguridad informó que los uniformados implicados en el hecho fueron separados de la fuerza y, más allá del desarrollo de la causa, se inició un sumario administrativo al personal de la comisaría.

Este es el cuarto caso de abuso de autoridad cometidos por la Policía en menos de tres meses. De estos hechos, tres se produjeron en el interior de la provincia, y el restante, en la Capital.

El episodio más grave fue el homicidio del trabajador rural Luis Espinoza. Un grupo de efectivos de la comisaría de Monteagudo, en un operativo irregular, se desplazó a un paraje conocido como Melcho para frenar una carrera cuadrera ilegal. En el lugar se produjo un incidente y el peón, que intentó evitar que su hermano fuera agredido por los efectivos, recibió un disparo por la espalda que le provocó la muerte en el mismo lugar.

Su cuerpo fue trasladado hasta la comisaría y de allí lo cargaron en un auto y lo arrojaron en un precipicio de Catamarca. Por el hecho, están acusados nueve policías y un vigía municipal.

Walter Ceferino Nadal, de 43 años, murió el 24 de junio luego de que en Las Heras al 100 fuera reducido por un grupo de policías que lo interceptó porque habría robado una gorra en un bazar. En el informe policial se reflejó que había fallecido por un paro cardíaco camino al hospital Padilla. Sin embargo, la autopsia señaló que podría haber fallecido porque los efectivos, al comprimirle el cuello, le provocaron el infarto.

La fiscala Adriana Giannoni solicitó un informe anatomopatológico para despejar todas las dudas. Pero el resultado fue totalmente contradictorio, por lo que se decidió realizar una junta médica integrada por profesionales para que establezca cuáles fueron las razones de su muerte.

El 14 de julio, el abogado Enrique Courtade fue a realizar una denuncia en la comisaría de Concepción. El comisario Arnaldo Villafañe le arrebató un celular con el que filmaba el requerimiento, lo habría sometido a una golpiza y alojado en una celda de la repartición, de donde fue liberado por un funcionario judicial. El abogado señaló al alto oficial y a otros seis subalternos como partícipes del ataque a puñetazos y patadas del que fue víctima, de acuerdo a su exposición. La jueza Norma Cecilia Tasquer les dictó la prisión preventiva a seis de los siete acusados.

Comentarios