"No hubo ninguna fiesta clandestina, abrimos como bar", dijo el dueño de Recórcholis

Según el propietario del lugar, la Policía allanó y echó a la gente sin mostrarle ninguna orden.

11 Jul 2020
1

"Niego rotundamente que hayamos hecho una fiesta", dijo Javier Farhat, dueño de Recórcholis, el reconocido boliche que fue clausurado ayer por la noche tras ser denunciado por supuesto incumplimiento de la cuarentena. 

Farhat mencionó que los policías llegaron al lugar y que, sin presentarle documento alguno realizaron un allanamiento y echaron a las personas que estaban consumiendo en el local. 

"Recórcholis funciona como bar desde que abrimos el minisuper, no abrimos como boliche ni mucho menos organizamos fiestas clandestinas", resaltó. 

El propietario explicó que la gente que va al bar se sienta en livings que están dispuestos en el sector al aire libre de lo que antes era el boliche y bajo una carpa abierta. En cada grupo de sillones se permite sentarse hasta seis personas y están distanciados unos de otros cada metro y medio. 

"No había gente bailando, eso es mentira. Estaban todos sentados. Nosotros cumplimos el protocolo, tenemos los paños con lavandina, los desinfectantes, la vajilla descartable y estamos habilitados como bar. La gente compra lo que quiere consumir y después se sienta en los livings a hacerlo", aclaró.

Farhat mencionó que los policías se presentaron sin un acta en papel o en digital que les permita ingresar y desalojar el lugar. "A mí nunca me mostraron nada. Niego rotundamente que hayamos hecho una fiesta. Nos clausuraron porque sí", cerró. 

Comentarios