!-- /1418175/lgt_nota_topbanner -->

Reporte Rural: una guía de triste consulta para el productor

La creciente inseguridad en el campo y la incapacidad, por parte de las autoridades gubernamentales, para combatirla, motivaron que la Sociedad Rural Argentina redacte la “Guía práctica para las denuncias en el ámbito rural”. Enumera todos los delitos de los cuales puede ser víctima el productor, y le dice qué hacer -y ante qué autoridad- en cada caso.

11 Jul 2020 Por Gustavo Frías Silva
1

Como todos sabemos, desde hace un tiempo los delitos rurales mantienen muy preocupados a los productores y a los pobladores de las diferentes regiones del país y de nuestra provincia. Esperan que en algún momento “se tome el toro por las astas” y se busque la forma de hacerlos disminuir. En especial, debido a la virulencia y a la violencia con las cuales se están produciendo, que incluyen víctimas fatales.

Los medios de información nacional y local se hacen eco de estos problemas, y dan a conocer los detalles de los casos. Incluso, en ocasiones dan cuenta de la imposibilidad de las autoridades gubernamentales y de las fuerzas de seguridad de poder enfrentarlos y prevenirlos. Esto hace pensar en la necesidad de que se trabaje de manera conjunta con las instituciones y agremiaciones rurales, para que se logren generar estrategias en conjunto que permitan alcanzar el objetivo de reducir los delitos.

En este sentido la Sociedad Rural Argentina (SRA) desarrolló, mediante su Comité de Seguridad Rural, una “Guía práctica para las denuncias en el ámbito rural”. Destinada a socios y a productores en general, persigue el objetivo de brindar la información necesaria para facilitar el acceso al sistema de Justicia penal a aquellas personas víctimas de delitos cometidos en el ámbito rural y en relación a la actividad agrícola y ganadera que allí se realiza.

Esta guía incluye una descripción de los actos que constituyen un delito en el marco de la legislación vigente, la indicación acerca de ante qué autoridad deben ser denunciados cada uno de estos y el modo en que deben ponerse en conocimiento de la autoridad judicial o policial.

También incorpora ejemplos de delitos federales, así como un modelo de denuncia para facilitar el proceso a aquellas personas que deben radicarla.

En el lanzamiento de esta guía, el coordinador del Comité de Seguridad de la SRA, Héctor Hernández Vieyra, adelantó que se están haciendo las gestiones necesarias para que la guía pueda utilizarse en todas las provincias, ya que la mayoría los códigos provinciales están inspirados en los nacionales, por lo que guardan la similitud suficiente como para que los contenidos puedan ser aplicados en otras jurisdicciones.

Además el presidente de la SRA, Daniel Pelegrina, dijo que esta propuesta debe ser compartida con autoridades nacionales y provinciales, de acuerdo a lo que se conversó en su momento con la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y con su homólogo de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra.

El objetivo es nutrir y formar parte de los protocolos que se están trabajando a nivel nacional, con la idea de que contribuya a facilitar las denuncias y las respuestas por parte de los funcionarios de Justicia y de seguridad.

Conocer

Resulta muy interesante la lectura de esta guía. De esa manera, además de acceder a una descripción de cada hecho que la ley considera delito, se puede conocer que otros hechos que pueden ocurrir en el contexto de la actividad rural no constituyen delito. De ese modo, se los puede distinguir, y tener en claro cómo denunciarlos.

En la guía se estipula de manera clara qué daños se refiere a la rotura de silos bolsa y/o de parabrisas de vehículos y/o de neumáticos provocados por medio de clavos y/o de otros elementos dispuestos a dicho fin.

El hurto de mercaderías en tránsito, la extorsión, la amenaza coactiva, el abigeato, el robo de productos y de insumos, de maquinarias y de otros bienes que se encuentran en un establecimiento rural; la amenaza simple, las lesiones y el entorpecimiento de circulación son algunos de los delitos más comunes que se vienen dando en el campo y que están descritos en la guía.

Además de precisar ante qué autoridades debe ser denunciado cada caso, explica quiénes son los que tienen competencia para la investigación. En este sentido describe claramente si se trata de un Ministerio Público Fiscal de provincia o si se está en presencia de un delito de intervención federal.

Seguramente las autoridades de la SRA trabajaron para orientar al sector que representan, armando una guía que le sirva como un mecanismo de procedimiento ante hechos delictivos que se dan en el ámbito rural. Pero a la vez, sirve como un vínculo ante las autoridades para lograr el objetivo de prevenir delitos que afectan no sólo al productor, sino principalmente al ciudadano, que día a día trabaja en un establecimiento rural junto a su familia.

Comentarios