Pese a todo, hubo trabajo por hacer

La cuarentena impuso condiciones al deporte, pero este se resistió: en lo edilicio, en Tucumán se hicieron obras en varias instalaciones. El caso del Estadio Único santiagueño, un paradigma

21 Jun 2020 varios autores

Resiliencia, renovación, reinvención. Son palabras que han cobrado una gran relevancia durante la cuarentena, y que apuntan en la misma dirección: hacia el futuro. Pero no cualquier futuro, sino uno mejor. Superador de lo que se deja atrás. Esta larga parálisis mundial fue perniciosa en muchos sentidos, pero al mismo tiempo impuso una pausa necesaria, que brindó la oportunidad de reflexionar, planificar o ponerse al día en muchos aspectos postergados por la vorágine del día a día.

Por caso, en el rugby y el hockey, deportes hermanados que comparten el perímetro de un club en la mayoría de los casos, se han realizado toda clase de tareas. Algunas simplemente de mantenimiento o pintura, y otras de ampliación o refacción. La víspera del Día del Padre brindó la excusa para que varios organizaran locros a fin de juntar fondos. Por caso, Lince pudo reactivar el proceso de la nueva sede social. “Es una obra de varias etapas, que incluirá una nueva cantina con salón de reuniones y fiestas, enfermería y depósitos. Arriba tendremos un vestuario para la primera y sala de reuniones. Y en hockey, queremos completar los bancos de suplentes y las bandas perimetrales”, detalló Silvio Salmoiraghi, miembro de la Comisión Directiva. Corsarios, por su parte, inició la construcción de vestuarios en su nuevo predio, en Lomas de Tafí. “Una vez que se flexibilizó la cuarentena, se comenzó a levantar las paredes. Ahora hemos organizado un locro para comprar el techo”, comentó Fernando Martín, hombre del club históricamente emplazado en Los Pocitos.

EN CONSTRUCCIÓN. Corsarios le va dando forma a su nuevo predio en Lomas.

Otros clubes han aprovechado para pintar las sedes o reacondicionar los gimnasios. También para desmalezar y limpiar los predios como medida de prevención del dengue. En Los Tarcos, se hicieron trabajos de pintura y arreglos varios, pero la pandemia obligó a suspender las obras en el acceso al club, que se espera serán retomadas a la brevedad.

En Atlético se llevaron a cabo tareas de mantenimiento y ampliación en sanitarios, actualización de la instalación eléctrica respondiendo a normas de seguridad, además del mantenimiento del campo de juego en el estadio y el complejo de Ojo de Agua.

En el automovilismo también hubo novedades. En el kartódromo de El Timbó, luego de la instalación de luces led en el verano, se hicieron trabajos de pintura general y de mejoras en boxes, pista y en instalación eléctrica. En breve, se trabajará en la demarcación del trazado. En Alto Verde, en el circuito de la Asociación Deportes Motores del Sur, se acondicionó la pista del kartódromo “Nasif Estéfano”, que ayer fue utilizado por primera vez. En tanto, la Asociación Pilotos Autocross de Tucumán trabajó en la puesta a punto del circuito “Luchino Cárdenas”. En todos los casos se trata de pistas homologadas por el COE.

VELOCIDAD. En El Timbó se hicieron trabajos de pintura y mejoras en boxes, pista e instalación eléctrica.

En el hipódromo tucumano la pandemia no frenó la actividad. Al margen de que los entrenamientos de los caballos continuaron casi con normalidad, las obras también siguieron su ritmo. “Estamos realizando un nuevo salón vip, con capacidad para 160 personas. Está ubicado arriba de la confitería oficial. La vista desde ese lugar es magnífica. Está justo en la llegada y será todo vidriado. Desde ahí se puede observar todo el hipódromo. Realmente tenés una vista privilegiada”, contó Rubén Moisello, delegado de la actividad hípica.

“Las mesas se reservarán en forma anual. Ya tenemos varios pedidos de los propietarios de caballos. En el precio estará incluida la mesa para cuatro personas y el estacionamiento de un vehículo en una zona exclusiva y techada. Estamos trabajando para que el hipódromo siga posicionado como el mejor del interior del país”, agregó.

La inauguración de la nueva confitería está prevista para mediados de julio, cuando se realice la primera jornada turfística en tiempos de pandemia.

En Lawn Tennis

Pavimentación en la entrada y playa de estacionamiento fueron algunas de las obras en Lawn Tennis. Además, se pintaron los vestuarios y se avanzó con las obras del gimnasio de alto rendimiento de rugby.

En Los Peraltes

En el circuito de Los Peraltes, se trabajó fuerte en las distintas dificultades que ofrece el trazado, sobre todo en las zonas peraltadas. Además, se le practica un regado diario, por lo que no queda polvo en suspensión.

En Monteros

Cartelería, señalización y recomendaciones, además de instalación de cámaras de seguridad en el predio, es lo que incorporó en los últimos días Monteros Voley a su complejo deportivo. Además, se hizo una desinfección.

En el golf

En las canchas de golf sólo se realizaron tareas de limpieza y mantenimiento, además de poda de árboles. En los campos del Jockey Club, se llevó a cabo la restauración de la cartelería en los tees de salida.

Un coloso que será orgullo del norte

Una gema para el deporte del norte se gestó en Santiago del Estero con el Estadio Único. A pesar de los inconvenientes que planteó la cuarentena, las obras continuaron y ya está casi listo para los desafíos que esperan. Lo último e impactante que se conoció fue la prueba del 65% del sistema de iluminación. Sólo resta el direccionamiento y la programación de las luminarias led.

PUNTO DE ATRACCIÓN. El estadio de Santiago, una maravilla a orillas del río Dulce.

Hay dos detalles que marcan con contundencia la categoría que tendrá el estadio y su inserción social: contará con un restobar y un museo interactivo de primer nivel, los que una vez inaugurado, estarán abiertos al público todos los días. Otra de las características es que la entrada a esos modernos espacios estará precedida por un importante hall, dominado por tres estatuas de bronce que rendirán homenaje a los futbolistas santiagueños de proyección mundial: René Orlando Houseman, Luis Galván y Juan Carlos “Chango” Cárdenas.

“Tenemos los mismos reflectores que se utilizan en el estadio de la Juventus en Italia”, destacó uno de los ingenieros encargados de la iluminación. Son 192 reflectores de 1500w de última generación. El sistema se puede programar, es decir, puede cambiar los colores dependiendo del evento.

El Estadio Único está emplazado a orillas del río Dulce y del Puente Carretero. Tiene una capacidad para 30.000 espectadores sentados, más 20 palcos, cuatro vestuarios, áreas VIP, accesos prácticos y un estacionamiento subterráneo, entre otros detalles. La obra, coordinada por el arquitecto Alejandro D’Angelo, debe finalizar este mes, fecha impuesta por el contrato.

Comentarios