“Alberto está demostrando que es un buen presidente”

Manzur ponderó el apoyo del jefe de Estado. Remarcó que la Nación tiene un amplio sentido federal y que no sólo mira hacia el AMBA.

23 May 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

APOYO POLÍTICO. El gobernador dijo que, más allá de la amistad que tiene con Fernández, el jefe de Estado ha mostrado una visión integral de país. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

Media hora a primera hora de la mañana. El agradecimiento; la evaluación y la ratificación de apoyo. Esa fue la despedida que ayer le brindó el gobernador Juan Manzur al presidente Alberto Fernández, desayuno mediante, en la Hostería Municipal de Tafí Viejo. Por un momento, Manzur le dio paso a la euforia para una gestión que necesitaba de respuestas nacionales. En esa sensación, el gobernador prefiere no explayarse acerca de algunas cuestiones polémicas, como la desaparición de Luis Espinoza, en un paraje del sur provincial, en el que están involucrados nueve policías y dos civiles (“el caso está en manos de la justicia”, dice) o sobre la polémica reunión de funcionarios, de hace dos semanas, en Banda del Río Salí (el silencio es la respuesta). Ambas cuestiones se ventilaron en Buenos Aires en la previa de la visita presidencial. El gobernador da vuelta la página y dice que la llegada de Fernández a Tucumán, en plena pandemia del coronavirus, “es un gesto importante, no para un gobernador, sino para todo un pueblo, que será el destinatario de las obras que se financiarán con la ayuda nacional”. “Creo que su visita habla de la deferencia que el Presidente tiene hacia Tucumán”, afirma durante la entrevista con LA GACETA.

-¿Qué fue lo que habló con el Presidente durante el desayuno en Tafí Viejo?

-Uno hace balances y estoy seguro que su visita, como presidente de la Nación, es una señal muy clara, que todos debemos valorar no sólo porque eligió el interior, lo que ratifica una vez más el carácter federal de su administración, sino también por su predisposición para interiorizarse sobre lo que pasa con la salud, con las obras y con la economía en general, que requerirá de medidas concretas para poder salir adelante, conservando los puestos laborales existentes y, si es posible, crear otros.

-¿Le sorprendió que Alberto Fernández haya decidido pasar la noche en Tucumán?

-Fue una sorpresa, más allá de que uno aspira a que eso suceda, porque en esta provincia siempre será bienvenido. Que se haya quedado es otro gesto que nos obliga a afianzar los vínculos, los esfuerzos y el trabajo en este momento difícil para todos. Más aún, la firma de los convenios para apuntalar los trabajos públicos en territorio tucumano transmite esperanzas. Valoramos profundamente esa predisposición para que podamos encarar obras públicas que redundarán en beneficio de todos, directa e indirectamente.

-Hay promesas de gestionar poco más de $ 11.000 millones para esas obras...

-Creo que son más; creo que llegan a los $ 14.000 millones. En eso trabajan equipos nacionales y locales, con el acompañamiento de funcionarios como Marcelo Caponio y Sisto Terán desde la Unidad Belgrano-Norte Grande. Lo dije ayer (por el jueves) en el Salón Blanco y lo repito ahora: la Argentina era un país en terapia intensiva. A este paciente encima le entró un virus y ahí necesitábamos alguien que sepa manejar esta situación y que pueda poner su rol de conductor para guiar a los 24 gobernadores. Ese es Alberto Fernández.

-¿Considera, entonces, que su visita ha sido una devolución de gentilezas por su apoyo al iniciar la campaña presidencial.

-No. Creo que Alberto tiene un marcado sentido federal y un conocimiento pleno de cada provincia. Párrafo aparte, debo decir que me une una excelente relación con el presidente de la Nación, a quien conozco desde hace años. Sé de su hombría de bien y debo decir que siempre he confiado en que Alberto sería y será un buen presidente para los argentinos. Lo está demostrando. Durante su gira nos preguntó cuántas camas disponibles tenemos para atender casos de covid-19, si hay remedios y respiradores suficientes. Tiene una visión integral del interior; no sólo mira lo que sucede el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

-¿Cómo observa la explosión de casos positivos de covid-19 que se registró en el AMBA?

-Estamos monitoreando día a día lo que pasa en las zonas de circulación viral. Centrándonos en Tucumán, vamos a hacer un seguimiento cotidiano de la situación como el caso de esta señora que vino en un camión y no hizo la cuarentena, siguiendo a sus contactos y a sus vínculos. El nivel de disponibilidad del Siprosa es impresionante. Y eso ayuda a que no se dispare la curva de contagio. Vamos a disminuir los ingresos de zonas con circulación viral.

-¿Cuándo cree que puede darse un incremento de la curva de casos en la provincia?

-Hay que esperar, lo que no implica bajar los brazos con el monitoreo de personas que vinieron de otros distritos. A raíz del efecto de la cuarentena, el período considerado crítico se fue extendiendo. Ahora proyectamos un aumento de casos para la segunda quincena de junio. Pero hay que esperar cómo se comporta la covid-19 por esta región.

Comentarios