Atlético mantiene sin cambios la rutina

Los jugadores siguen con las directivas que les dio el cuerpo técnico en marzo.

23 May 2020
1

HACE TIEMPO. Más de dos meses pasaron de la última vez que todo el equipo practicó junto al aire libre.

El ritmo frenético de cambios que provoca la pandemia nada tiene que ver con el movimiento de los planteles de fútbol. Al menos eso se desprende cuando los jugadores y el cuerpo técnico de Atlético responden a las consultas. “Seguimos con lo de siempre”, es la respuesta institucional “Decana” desde todos los frentes. La última práctica del equipo de Ricardo Zielinski data del 17 de marzo. Ese martes por la mañana fue la última vez que se vio al plantel en su totalidad. La preparación estaba destinada a encontrar la puesta a punto para enfrentar a Huracán por la segunda fecha de la Copa de la Superliga, pero días antes del partido se decretó el aislamiento.

En los últimos días la aparición de casos positivos de la covid-19 aumenta y, por lo tanto, la curva epidemiológica se dibuja en ascenso, a diferencia de la de Atlético, que no cambia. “Seguimos con la rutina que ya conocen”, dijo Camilo Albornoz, uno de los juveniles del plantel, debutante hace poco en la Primera. “Nada más que eso”, hizo referencia Alejandro Sánchez desde Buenos Aires. “Estoy tranquilo, en mi caso. No queda otra”, reconoce con cierta resignación el experimentado arquero.

Entonces, todos siguen con las tareas particulares y con los entrenamientos virtuales en conjunto. “Además nos cuidamos con la alimentación de la mano del ‘profe’ y del nutricionista”, aportó Albornoz también con algo de resignación.

No hay mucho para hacer, más que tener paciencia y estar atentos a los análisis que los especialistas hacen del virus. La esperanza de volver a los entrenamientos presenciales creció viendo lo que sucede en Europa y la vuelta del fútbol competitivo a puertas cerradas en Alemania. Usar de espejo al “Viejo Continente” resulta peligroso porque los contextos son distintos como para seguirlos al pie de la letra. Así que las novedades no llegan y, a diferencia del dinamismo con el que se desarrolla el virus, es difícil modificar algo en el plantel. Nada cambió y todo sigue igual.

Comentarios