Conflicto del transporte: “Vargas Aignasse habla de extorsión; denuncie quiénes son”

El legislador Berarducci salió al cruce de su par manzurista y disparó contra el Ejecutivo por un paro que cumple 10 días. “El Estado debe definirse: o es autoridad o dueño del negocio”.

18 May 2020
1

ARCHIVO

El legislador alfarista Walter Berarducci salió al cruce de las declaraciones emitidas por su par manzurista Gerónimo Vargas Aignasse respecto al paro de transporte, que cumple 10 días en Tucumán. “Él habla de extorsión; que denuncie quiénes son y en qué consiste la extorsión”, reclamó en declaraciones a LA GACETA.

El fin de semana, Vargas Aignasse había apuntado contra los empresarios a cargo del servicio. “El Gobierno de la Provincia no puede seguir siendo extorsionado por los responsables directos de esta insostenible situación”, había dicho. Además, había replicado a su par del radicalismo, José Canelada, en cuanto a la postura de Juan Manzur ante la crisis del transporte. “El gobernador ya ha manifestado la voluntad política de recuperar el control sobre el servicio público de transporte, a través de la provincialización. Ya ha enviado un proyecto de ley a la Legislatura en ese sentido”, había expresado.

En ese sentido, el parlamentario del Partido por la Justicia Social (PJS) consideró que lo que necesita Tucumán es “un Estado comprometido con el usuario y no que quiera y desee ser empresario”. “La ley de transporte da a la autoridad de aplicación todas las herramientas legales suficientes y necesarias para garantizar la prestación del servicio. El estado provincial que regula más del 65% del servicio público de transporte, ¡no puede seguir ausente! El estado provincial debe definirse: o es autoridad de aplicación o es dueño del negocio”, profundizó.

Berarducci afirmó que desde el PJS presentarán en la Legislatura un proyecto para la creación de un fondo fiduciario que administre todos los ingresos provenientes de la Nación, de la Provincia y de la recaudación del transporte para imputar y garantizar el pago de salarios en tiempo y forma, así como los insumos necesarios para la prestación del servicio. “Con esto garantizaremos la prestación del servicio en toda la provincia y reemplazaremos la incapacidad de la autoridad de aplicación”, lanzó.

El paro de UTA está enmarcado en una medida de fuerza nacional, por lo que se considera clave la reunión "virtual" convocada por el Ministerio de Transporte de la Nación para el próximo miércoles, con trabajadores y empresarios de todo el país. En Tucumán, los choferes reclaman por la falta de pago de sus haberes de abril y un proporcional de diciembre de unos $4.000 por trabajador.

La medida de fuerza impulsada por la UTA comenzó el viernes 8 y coincidió con la habilitación que recibió el comercio para abrir sus puertas en horario vespertino.

Comentarios