Fabián Bustos, entre el “perdón” y el encierro - LA GACETA Tucumán

Fabián Bustos, entre el “perdón” y el encierro

El jugador, ligado al pasado y al presente del “Decano”, cuenta sus vivencias en Ecuador.

13 May 2020
1

Fabián Bustos en la vuelta Olímpica de 2019 con el Delfín de Manta, que logró como DT de la Liga Pro de Ecuador.

Fabián Bustos hizo varios goles en Atlético. De hecho, formó parte de una dupla -junto a Adrián Czornomaz- más que exitosa y que casi lleva a Primera al equipo en 1999. Sin embargo, los hinchas se acuerdan del gol que no hizo. Ese que quedó atragantado en la cancha de Chacarita, que los hubiese depositado en la final con Instituto y que a veces sirve de presentación cuando de él se habla. Hoy, a más de 21 años de ese momento, Bustos dejó atrás el episodio edificando una exitosa carrera como entrenador. Lo que no todos saben es que la pandemia lo puso en una situación más que incómoda.

Bustosdirige a Barcelona de Guayaquil, en Ecuador, el tercer país con más muertes de América a causa del virus. “La gente no respetó las medidas y eso provocó los inconvenientes que tenemos ahora”, le explica Bustos a LG Deportiva. No es la primera vez que él trabaja en ese país. De hecho, lleva 11 años allí y prácticamente es uno más.

Como ecuatoriano por adopción y, sobre todo, como residente de esas tierras, Bustos se encuentra encerrado desde hace más de 50 días. Pero eso no le impidió seguir conectado con su equipo y con su país de origen. “Armamos una plataforma de Zoom con el plantel y trabajamos por ahí”, destaca. Algo que varios dispusieron pero que en su equipo era más que necesario: Barcelona está en la fase de grupos de la Libertadores y cuando se reanude deberá recuperarse porque perdió 3 a 0 los dos partidos.

De hecho, la clasificación de su equipo a esa instancia subiendo desde las fases preliminares le permitió a Atlético (eliminado en fase 3, un día antes del partido de los ecuatorianos) clasificarse al menos a la Copa Sudamericana. “Hace poco un hincha de Atlético me mandó un mensaje diciéndome que al menos le había podido devolver algo de lo que no les di en el 99”, revela. Una linda manera de dejar atrás ese mal recuerdo, quizás. “Ojalá todo mejore”, pide Bustos.

Comentarios