“Yo tengo el audio en el que él le decía a ella que la iba a matar”

Hoy declara ante la fiscala de Homicidios la cuñada de la joven asesinada el viernes 3. La víctima había denunciado al agresor por amenazas el domingo 29 y en la comisaría le dijeron que debía ir a Tribunales.

09 Abr 2020 Por Roberto Delgado
1

VÍCTIMA Y VICTIMARIO. Maira Alejandra Sarmiento, junto a Luis Edmundo Martínez.

Cecilia Vaca, cuñada de Maira Alejandra “Mariana” Sarmiento, la joven de 22 años asesinada el viernes en Villa Mariano Moreno, dice que hoy presentará ante la fiscala Adriana Giannoni un audio que anunciaba el femicidio. “Yo tengo el audio en que él le decía a ella que la iba a matar. Ella le contestaba que piense en los chicos. No me importa, te voy a matar y después me voy a matar yo, le contestó él”. Ese audio, fundamental para entender la urgencia de la denuncia que Maira hizo en la comisaría de El Colmenar el domingo 29 de marzo, nunca fue escuchado por la Policía, según Cecilia. “El agente le dijo que tenía que presentarlo en Tribunales”. El viernes 3, el ex concubino, Luis Edmundo Martínez (55), la asesinó de tres puñaladas a pocos metros de su casa en un asentamiento de Villa Mariano Moreno.

Ambos tenían dos hijos -una nena de 4 años y un chiquito de 3- y ella había decidido terminar la relación hace dos meses, cuando estaban en Mendoza, cansada de la violencia, según relataron los familiares.

Idas y vueltas

“El domingo 29 él vino a Tucumán. Sabemos que lo demoraron en La Rioja porque le querían hacer el examen de coronavirus, pero el lunes y el miércoles ya apareció por el barrio”, explicó Cecilia. “Ese domingo yo la acompañé a hacer la denuncia en El Colmenar. No escucharon el audio y le dijeron que tenía que ir a hacer la denuncia en la comisaría de la Mujer, en la Don Bosco al 1.800. Volvimos a la casa y después la llevé a la Don Bosco y nos atendió un policía diciendo que estaba cerrado, que había que esperar, por el coronavirus. También llamó al 144 y le han dicho lo mismo”.

El derrotero de la denuncia está siendo investigado por la fiscala Mariana Rivadeneira: la Policía avisó de las amenazas a la Justicia el miércoles (entró en la Oficina de Detección Temprana) y la presentación llegó a manos del fiscal Ignacio López Bustos el viernes a las 11.39, dos horas y media después de que “Mariana” había sido asesinada por su ex concubino.

“La agarra de los pelos”

“Esa mañana yo volvía en la moto al barrio y lo encontré en la esquina -relató Cecilia-. Se viene por detrás mío. Cuando llego a mi casa Mariana me abre, le digo apurate porque él quería entrar. Tiro la moto y él la agarra de los pelos, la saca para afuera. La lleva a dos casas de mi casa y la agarra con el cuchillo. Cuando yo empecé a gritar los chicos se levantan, abren la puerta. La chiquita alcanzó a ver a la madre tirada y se tapó la cara”.

El hombre fue detenido ese mismo viernes por un policía que vive en el barrio y por los vecinos. Cuando fue presentado ante la fiscala de Homicidios, Giannoni, se negó a declarar. Sólo dijo que se quería matar.

La Secretaría de Derechos Humanos informó ayer que el cuerpo de abogados para víctimas de violencia contra la mujer, dependiente de ese organismo, asumirá la querella en la causa por el femicidio. Dijo que se ofreció a la familia contención psicológica y que acompañarán a sus integrantes en el proceso judicial en contra de Martínez.

El caso ha disparado la urgencia en la Justicia penal de agilizar la denuncia digital para que los policías avisen de inmediato de estos casos a la Jefatura y al Ministerio Fsical, aunque aún no se sabe cuándo estará vigente el sistema.

Mientras tanto, se añadió un nuevo teléfono a todos los que hay para denuncias: el 4557236, del cuerpo de abogados. “Quien precise tendrá contención y patrocinio jurídico gratuito tanto civil como penal”, dice el informe.

Comentarios