No descartan que pueda darse una doble infección: dengue y coronavirus - LA GACETA Tucumán

No descartan que pueda darse una doble infección: dengue y coronavirus

Entrevista a una experta en enfermedades emergentes y endémicas. Las claves para tratar la patología según la doctora Pía Machuca.

25 Mar 2020 Por Lucía Lozano
1

PREVENCIÓN. Agentes visitan los barrios para fumigar y concientizar a los vecinos sobre la importancia de eliminar los criaderos de mosquitos.

Es muy doloroso. Pero no es tan grave como parece. En realidad, todo depende del paciente y del médico. De llegar a la consulta con los primeros síntomas (fiebre alta y dolor de cabeza). Y de que el profesional sepa identificar la patología y darle pautas claras al enfermo sobre cómo debe cuidarse. Si todo eso se cumple, es muy baja la posibilidad de morir o de sufrir dengue grave.

¡Pero ojo! No hay que confiarse. Mucho menos en el contexto epidemiológico actual. ¿Puede darse una coinfección por dengue y coronavirus? “Sí, todo es posible. Lo que no sabemos es cuál sería la gravedad de cada caso. Todo se está investigando. Estamos aprendiendo día a día sobre covid -19. En el futuro tendremos más precisiones”, explica Pía Machuca, coordinadora de la Comisión de Emergentes y Enfermedades Endémicas de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). En una entrevista con LA GACETA la infectóloga habló en detalle sobre el mal que transmite el mosquito Aedes aegypti.

En el país el dengue sigue avanzando: se calcula que hay más de 4.000 casos y ya se notificaron 10 muertes este año. Estamos en plena epidemia y no debemos relajarnos, mucho menos desatender los síntomas de la patología conocida como la “quebrantahuesos”, insiste Machuca.

- El tratamiento del dengue, ¿es mayormente ambulatorio?

- Sí. Esto depende de en qué momento empiezan los síntomas y la persona afectada hace la consulta, y que también el personal de salud piense que puede estar ante un enfermo con dengue. Si esto se da en los primeros días y uno le explica al paciente cuáles son las pautas, qué tiene que hacer y cómo se tiene que manejar si aparece algo de lo que se llama signos de alarma (ver aparte), no habría mayores problemas y así cualquier cuadro complicado se puede evitar o revertir.

- ¿Y cómo se trata un paciente con dengue?

- El tratamiento es el manejo de los síntomas: la fiebre, los dolores musculares, articulares y de cabeza. Se usa paracetamol; no hay otra cosa para tratarlo. El otro gran pilar es la hidratación abundante. Si la persona puede tomar por boca, lo ideal es que consuma dos o tres veces más de lo habitual agua, té y caldos; no jugos ni gaseosas. Si eventualmente el paciente está con dolor de panza, vómitos o náuseas debe acercarse al centro de salud para que le coloquen un suero, lo hidraten y una hora después lo manden a la casa de vuelta.

- Generalmente se dice que la enfermedad dura siete días, pero según los pacientes es más larga la recuperación…

- Dura entre siete y 10 días, y una vez que pasa todo el cuadro viral empieza la etapa de convalecencia en que todo el cuerpo se recupera de este proceso infeccioso. Este período es variable, depende de cada persona, la edad, si tiene otra enfermedad de base. Es cierto que el cuerpo queda cansado durante unos días. Pero pasado ese tiempo la recuperación es del 100%.

- ¿Cuánto tiempo puede vivir el virus en el cuerpo?

- El virus está dando vueltas entre cinco y seis días. Eso se llama etapa virémica y es el momento donde más hay que evitar ser picado por los mosquitos para frenar las transmisiones. A partir del séptimo día empieza lo que se llama respuesta inmunológica del cuerpo.

- ¿Es cierto que una buena alimentación previene casos graves?

- No hay nada comprobado. Para que haya dengue tiene que haber dos cosas: la presencia del Aedes aegypti, un mosquito urbano que convive con nosotros hace muchos años, y una persona en etapa virémica de la enfermedad.

- ¿Cómo es la prueba para determinar si una persona tiene dengue?

- Hay varias pruebas. Se puede hacer un diagnóstico por laboratorio o, si se declara brote en una zona, con los síntomas se puede hacer un diagnóstico clínico.

- ¿Por qué no hay que descuidar el diagnóstico de dengue en tiempo de coronavirus?

- En el escenario epidemiológico actual es fundamental no descuidar los diagnósticos de dengue. Estamos teniendo muchos casos. Ante cualquier paciente que venga con fiebre claramente hay que pensar que puede ser dengue y darle bien las pautas a esa persona para que esté atenta a la evolución de su enfermedad. Así, enseñándoles ante qué signos de alarma consultar, evitaremos los casos de gravedad.

- ¿Cuánto falta para que tengamos una vacuna?

- Al momento hay dos vacunas, una aprobada oficialmente que ya se usa en algunos países dentro de sus planes de inmunización. Se la aplica principalmente a personas que ya tuvieron un cuadro de dengue porque se sabe que en un segundo episodio de la enfermedad las tasas de hospitalización son más altas. La inmunización tarda un año; no tenés inmediatamente los anticuerpos. Hay otra vacuna en fase de investigación, de la cual se esperan resultados.

- ¿Se puede predecir el pico de una epidemia? ¿Ya pasó la peor etapa de la enfermedad?

- No se puede predecir. Aún no sabemos si pasó lo peor. Lo más importante para enfrentar el dengue es tener medidas políticas todo el año para combatir al vector y también informar a la comunidad para que haga su parte: que elimine los recipientes que puedan servir de criaderos de mosquitos en sus casas y consulte en forma precoz si tiene síntomas de la patología. Por otro lado, los centros asistenciales deben cumplir con notificar al sistema de vigilancia los casos para tener datos concretos y saber dónde actuar y cómo tomar las decisiones políticas correctas de prevención de la enfermedad.

- Hay personas a las que les pican más los mosquitos que a otras, ¿están más expuestas a sufrir la enfermedad?

- Eso no está relacionado con la posibilidad de tener dengue. Te puede picar un mosquito infectado una única vez y te enfermás o te pueden picar 1.000 veces mosquitos que no tengan nada y no te contagiás.

La enfermedad

1-El dengue es una enfermedad transmitida por la hembra del mosquito Aedes aegypti. El insecto se cría en los domicilios, especialmente en los recipientes que acumulan agua.

- El dengue provoca fiebre alta y, por lo menos, dos de estos síntomas: dolor de cabeza (detrás de los ojos), de músculos, de huesos y de articulaciones, náuseas, vómitos y erupción cutánea.

3- Los signos y síntomas de dengue grave son dolor abdominal intenso, vómitos constantes, sangrado de encías o nariz, sangre en la orina, las heces o el vómito, sangrado debajo de la piel, que podría tener el aspecto de un moretón, dificultad para respirar o respiración rápida, piel fría o húmeda y fatiga.

Dengue en el sur: confirman los primeros casos en Concepción

El dengue sigue expandiéndose en Tucumán. Por primera vez se registraron casos en el sur de la provincia. Fue en Concepción. Los pacientes se recuperan bien, mientras las autoridades encendieron la alarma y multiplicaron las tareas de prevención, especialmente en el barrio Los Vegas de la “Perla del Sur”. El Ministerio de Salud Pública de la Provincia informó que durante las últimas horas se sumaron 27 nuevos casos de la enfermedad transmitida por el Aedes aegypti. Ya hay 223 casos confirmados, de los cuales 216 son autóctonos y 7 son importados.

Panel coronavirus Tucumán

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Comentarios