El parate no los ata de pies y manos a los planteles de San Martín y de Atlético

Con planes especiales, los jugadores se mueven, esperando el incierto regreso de la actividad oficial.

19 Mar 2020
2

POSTURA. Salvatierra entiende que Atlético AFA debe darle por ganado el partido al “Decano”. LA GACETA / FOTO DE franco vera

La pandemia de coronavirus trastocó todos los planes en La Ciudadela. Ni bien el plantel volvió desde Buenos Aires, donde cayó ante Brown de Adrogué, los jugadores fueron licenciados hasta nuevo aviso.

AFA decidió la suspensión de todos sus torneos hasta el 31 de marzo, aunque desde la casa madre de nuestro fútbol nadie puede garantizar que luego de ese día la pelota vuelva a rodar. Todo está por verse.

Por eso, el panorama en Bolívar y Pellegrini es incierto. Dirigentes y el cuerpo técnico liderado por Favio Orsi y Sergio Gómez se mantienen conectados para ver si surge alguna novedad de último momento.

Lo único concreto por el momento es que los futbolistas fueron licenciados hasta nuevo aviso. “Vamos a seguir las directivas de Agremiados”, indicaron desde Bolívar y Pellegrini.

Los futbolistas “santos” gozan de la licencia pero no pueden descuidar su estado atlético. Al haber tanta incertidumbre, la idea que tienen los entrenadores es que sus futbolistas estén en un estado óptimo en el momento en que deban reintegrarse a los entrenamientos.

Por ese motivo, trabajan diagramando una serie de actividades que sus pupilos  podrán desarrollar sin moverse de sus domicilios. En sus respectivas casas, cada jugador tendrá la obligación de seguir con rigurosa atención un plan físico y nutricional para que el regreso de la actividad oficial no los agarre fuera de juego.

Lo cierto es que en La Ciudadela, por ahora, no hay mayores precisiones sobre el caso. Hoy podría haber una definición sobre el cronograma a seguir; todo dependerá del contacto entre dirigentes y el cuerpo técnico.

POSTURA. Salvatierra entiende que Atlético AFA debe darle por ganado el partido al “Decano”. LA GACETA / FOTO DE franco vera

Pasaron más de cuatro días, pero el duelo que no disputaron River y Atlético sigue estando en el centro de la escena.

El pasado viernes, Rodolfo D’Onofrio tomó una decisión fuerte. Tras reunirse con Marcelo Gallardo y el plantel ordenó el cierre del club y decidió no presentar a su equipo a jugar el partido con Atlético, por la primera fecha de la Copa de la Superliga. En el mundo del fútbol todos eran conscientes de que el titular “millonario” había asumido grandes riesgos y que se exponía a graves sanciones. Pero pasaron los días, el fútbol se suspendió y en el aire quedó flotando que D’Onofrio salió fortalecido de una situación inédita generada a partir de la pandemia de coronavirus.

La decisión de River fue respaldada por sus hinchas, por casi todos los futbolistas y por el mundillo futbolero, una vez que quedaron postergados los torneos. En las últimas horas, D’Onofrio charló con los principales dirigentes de nuestro fútbol y limó asperezas. Por lo que la sensación que quedó flotando en el ambiente es que River quedó bien parado en todos los frentes. La sanción que le correspondería al “Millonario” por no presentarse a jugar, es la pérdida del partido contra el “Decano”, una multa económica y la quita de tres puntos al final del torneo en curso. Sin embargo, D’Onofrio quiere ir por todo incluso por lograr que la Superliga no que le dé por perdido el juego contra Atlético.

Eso no sería un problema prioritario; por ahora D’Onofrio tiene múltiples aristas que atacar, pero las personas allegadas al mundo River dejaron en claro que irán por todo. “Estamos tranquilos porque hicimos lo que corresponde. Esperamos que AFA también haga lo que corresponde”, dijo Enrique Salvatierra, vicepresidente “decano”.

Comentarios