Villegas: “No celebramos la dura condena de un joven, pero sí festejamos que en Tucumán hay justicia” - LA GACETA Tucumán

Villegas: “No celebramos la dura condena de un joven, pero sí festejamos que en Tucumán hay justicia”

El abuelo de la víctima ponderó la rapidez con que se resolvió el caso por el que fue condenado a perpetua Valdez.

06 Mar 2020 Por Luis Duarte
2

EN LA AUDIENCIA. Los familiares de ValentÍn Villegas se toman de las manos como apoyo, durante la lectura de la sentencia de la Sala I. la gaceta / fotos de Analía Jaramillo

Franco  Valdez, conocido como “El Tuerto” o “Suela”, tuvo el derecho a hablar antes de conocer el fallo judicial. Sin embargo, el imputado decidió continuar en su asiento, en silencio, como si pensara que ya nada podía cambiar su destino y revertir la decisión de los jueces. “No voy a decir nada”, respondió ante el ofrecimiento del presidente del Tribunal, Pedro Roldán Vázquez.

Ayer, la Sala I condenó, por unanimidad, al joven de Yerba Buena a prisión perpetua. Lo consideró “autor penalmente responsable” del delito de robo simple, en grado de tentativa, en perjuicio de Milagros Valentina Palacio, en concurso real con el homicidio criminis causa de Valentín Villegas, hechos ocurridos el 21 de octubre de 2018. Así, pasará al menos 35 años en cárcel.

El tribunal, además, ordenó la prórroga de la prisión preventiva por seis meses del sentenciado. De ese manera, los magistrados no se hicieron lugar al pedido de prórroga de la medida cautelar, por el lapso de un año, efectuado durante los alegatos de las partes. Los fundamentos del fallo se conocerán el próximo 19, según se informó.

La condena marcó el último día del juicio oral por la muerte del adolescente, de 15 años. El proceso se había extendido por cuatro jornadas -incluyó la audiencia preliminar del 26 de febrero pasado-. Llegó también luego de un poco más de 16 meses de proceso penal, sumando las ferias judiciales. “Queremos que todas las causas impunes sean tratadas como el caso Valentín Villegas. Valentín Villegas sienta precedente. De aquí en adelante, vamos a luchar para que todas las víctimas de la impunidad tengamos la misma justicia que tuvo mi hijo, que hoy puede descansar en paz”, remarcó Santiago Villegas, padre de la víctima.

CONDENADO. Un penitenciario retira a Valdez de la sala, tras el fallo.

“Como lo decía mi padre recién (por José Alberto Villegas): no estamos felices por mandar 35 años preso a una persona de 23 años, sino porque se hizo justicia. Somos un ejemplo y queremos que el señor gobernador (Juan Manzur) nos reciba y que nos tome como una ayuda. Queremos ayudar al Estado a mejorar esta situación, a contener a todas las víctimas de la impunidad”, añadió.

Tras la confirmación del fallo, el abuelo del adolescente resaltó también el hecho que el proceso penal, desde la investigación preparatoria hasta el juicio oral, haya demorado un año y medio. “Mucha gente sigue sufriendo, cargando varios años sin juicios. Buscan ganarles por cansancio, que un día dejen de venir a Tribunales”, dijo.

Los alegatos

El fallo de la Sala I confirmó el delito de homicidio criminis causa o causae que le había imputado la fiscala Adriana Giannoni cuando fue presentado en Tribunales

La defensa del acusado había requerido el cambio de imputación fiscal a homicidio en ocasión de robo. “Mi representado fue a robar a esta pareja y la acción no fue pensada y deliberada para matar. Fue a robar y se produjo el hecho fatal”, había explicado Mónica González de Escobedo, defensora oficial, en su alegato.

El fiscal de Cámara, Carlos Sale, en cambio, sustentó el pedido de homicidio criminis causa: “el homicidio en situación de robo representa un solo hecho. Acaece por la violencia accidental de quien lleva un objeto de intimidación, como un arma. En este caso, hay dos hechos distintos. Primero se presenta el robo en grado de tentativa. Luego, ante la frustración por no poder robar en un primer momento el celular, Valdez se enfoca en Villegas, saca el cuchillo y lo apuñala, lo que es otro hecho”, expresó el funcionario judicial.

La diferencia entre ambos delitas radica en la condena que podría recibir el imputado. El homicidio en ocasión de robo contempla una condena máxima de 25 años que le permitiría comenzar a gozar de ciertos beneficios cuando cumpliera la mitad de la pena. En cambio, al ser condenado por homicidio criminis causa, deberá cumplir una condena de 35 años.

José Alberto Villegas, abuelo de la víctima, después de que se escuchó la sentencia, señaló: “no nos alegramos de que un chico de 23 años pase 35 en la cárcel. Nos alegramos de que hay Justicia en Tucumán”.

Comentarios