Fue reelecto concejal de Simoca hace ocho meses, pero todavía no puede ocupar su banca

Jorge Flores reprochó que aún no pueda asumir en el Concejo por un “trámite administrativo” en la Justicia.

24 Feb 2020 Por Martín Soto
1

EDIL SIN BANCA. Jorge Flores tiene 55 años y ya había ejercido el cargo de concejal durante dos períodos.

Ocho meses pasaron desde que la Junta Electoral Provincial (JEP) confirmó, a través del escrutinio definitivo, que Jorge Antonio Flores fue reelecto concejal de Simoca por del Partido por la Seguridad Social (PSS). Y a pesar de haber obtenido el respaldo popular en las los comicios del 9 de junio de 2019, su banca permanece vacía en el Concejo Deliberante. De un universo de 347 cargos electos en todo Tucumán, su caso es el único que continúa inconcluso por un “trámite administrativo” en la Justicia, según lo define él mismo.

Flores se presentó como cabeza del PSS, un acople del Frente Vamos Tucumán, que apoyaba la postulación a intendente del radical Luis González. Tras obtener 394 votos (el 4,75%), se quedó con una de las 10 bancas del Concejo. En julio, sin embargo, se enteró a través de este diario que no recibiría su diploma como edil hasta tanto se expida la Cámara Contencioso Administrativa.

Sin diploma

El edil, de 55 años, explicó que el PSS obtuvo primero el reconocimiento de personería jurídica-política de la Junta. Sin embargo, en una resolución posterior (20/19), la JEP consignó que ese trámite había sido concretado fuera de los plazos establecidos. Por ello, el órgano que presidió Daniel Posse (actualmente vocal de la Corte) decidió no habilitar el partido. No obstante, los apoderados del PSS recurrieron la decisión ante el fuero Contencioso Administrativo, alegando entre otros puntos que el adelantamiento de los comicios los había perjudicado. Así, el partido obtuvo una cautelar favorable.

“Nunca la Junta me ha proclamado, aunque en la resolución en dos de los artículos me reconocen como concejal electo. Pero dicen que no me van a proclamar hasta que la Justicia resuelva la situación de la cautelar. No puedo hasta el día de hoy lograr que la Justicia se expida, que por supuesto que espero que sea a favor”, manifestó Flores en diálogo con LA GACETA.

“No tiene explicación”

Flores indicó que la situación le genera, además, un perjuicio económico ya que está desempleado. “Tengo una sensación de desazón y de incertidumbre: no me reconocen, estoy sin poder asumir y el Concejo está funcionando con nueve miembros; buscar un trabajo es resignarme a perder la banca por algo que no tiene explicación”, señaló.

“A mí en todo momento me habilitó la ley para participar. Termino siendo consagrado por el voto popular. No hay ninguna impugnación ni denuncia en mi contra. Esto es algo administrativo. Si la Justicia en su momento me habilitó y la Junta también, no entiendo cómo no resolvieron esto sino que volvió para atrás”, protestó.

Nueva presentación

A través de un su abogado, Jorge Arroyo, el edil electo contó que inició una nueva acción de amparo contra la Provincia, en representación de la Junta Electoral, para socilitar que lo proclame como concejal y se le entregue el diploma correspondiente.

El letrado explicó que la nueva presentación se realizó el 19 de febrero. Precisó que el inconveniente por el que el partido debió recurrir a la Justicia es un incumplimiento por tres días de uno de los plazos debido al adelantamiento de los comicios (inicialmente previstos para agosto).

Arroyo, además consideró hasta “contradictoria” la postura adoptada por la Junta Electora. “Es como decir: me debés el primer papel, pero todos los demás están perfectos. En todo caso no los hubiesen dejado participar desde un principio”, expresó.

Hasta tanto se resuelva esta situación, Flores señaló que subsiste haciendo trabajos de luthería y con los ingresos de su yerno, que vive en la misma casa.

Comentarios