Campero, Sánchez y Salazar le exigen respuestas a Manzur

Los cuestionamientos de los intendentes que no recibieron ningún aporte de los $ 374 millones que el gobernador repartió por decreto entre 15 intendencias oficialistas.

03 Feb 2020

Yerba Buena, Concepción y Bella Vista son los únicos municipios del interior que no recibieron ningún aporte de los $ 374 millones que el gobernador, Juan Manzur, repartió por decreto entre 15 intendencias oficialistas. Sus intendentes, Mariano Campero, Roberto Sánchez y Sebastián Salazar, le piden a la Casa de Gobierno respuestas que expliquen la exclusión de las ciudades que dirigen. “Es como si dejáramos de brindar servicios a los barrios que no nos votan”, comparó el jefe municipal de la “Ciudad Jardín”.

Campero: “es como si dejáramos de brindar servicios a los barrios que no nos votan”

Yerba Buena es uno de los cuatro municipios opositores que no recibió nada del reparto discrecional de $ 374 millones que hizo el Gobierno provincial durante enero en concepto de aportes no reintegrables. “Me parece un papelón. No entendemos el criterio utilizado; para nosotros representa un panorama muy negativo”, sostuvo el intendente Mariano Campero en diálogo con LA GACETA.

El jefe municipal aseguró que, desde que asumió el gobierno de la “Ciudad Jardín” en 2015, nunca recibió ayudas de este tipo. “Todo depende de la voluntad del gobernador y no de normas objetivas. Con el dinero público no debería haber repartos discrecionales”, fustigó.

Campero anticipó que buscará explicaciones por parte del ministro del Interior, Miguel Acevedo, y propuso un “debate profundo y rápido” que solucione “de fondo” la cuestión coparticipable en Tucumán. “No podemos vivir de injusticias. Es como si dejáramos de brindar servicios municipales a los barrios que no nos votan, o como si dejáramos de pagarle a los concejales opositores”, comparó. Y adicionó: “no es cuestión de capricho, queremos lo que nos corresponde. Hemos acompañado al Gobierno en los peores momentos, ahora no nos mandan el dinero para pagar los sueldos y encima le pasan millones a otros para que hagan lo que quieran. Es incoherente”. El radical también criticó el acuerdo financiero del Pacto Social. “Nos limita y no nos beneficia demasiado”, reprochó.

El sábado y por medio de una carta, la senadora Silvia Elías de Pérez (comparte el mismo espacio político que Campero) le solicitó al presidente, Alberto Fernández, que gestione aportes del tesoro nacional (ATN) para los “municipios no peronistas que fueron discriminados”. Al respecto, el intendente de Yerba Buena sostuvo: “lo veo difícil. Creo que Alberto profundiza la grieta. Sabemos que se nos vienen cuatro años difíciles frente al obrar malicioso de los gobiernos de la Nación y de la Provincia”.

Sánchez: “la base del problema es que no hay una ley de coparticipación adecuada”

Según Roberto Sánchez, el intendente de Concepción, la ciudad que dirige nunca recibió aportes similares a los otorgados en enero por el Gobierno provincial a los 15 municipios oficialistas. Sin embargo, aclaró que entre 2015 y 2019 el Concejo Deliberante de la “Perla del Sur” sí recibió aportes no reintegrables, pero con una asignación específica. “Unos días antes de que asumamos hace cuatro años, la gestión anterior había pasado a 430 empleados a planta permanente    -recordó Sánchez-. Acordamos que 110 de ellos permanecerían allí, pero su remuneración sería responsabilidad del Ejecutivo provincial. De ahí que había un giro mensual de dinero, pero destinado sólo a ese fin acordado”.

El jefe municipal también especificó: “el único dinero ‘extra’ que recibimos fue en 2017 para ejecutar las obras de dragado del Río Gastona. Habrán sido $ 2,5 millones; nada comparado a los $ 374 millones que recibieron en enero las intendencias oficialistas”.

El viernes se dieron a conocer los decretos emitidos por el gobernador, Juan Manzur, mediante los que se reparten $ 374 millones entre los 15 municipios oficialistas (y que excluyen a las cuatro ciudades gobernadas por la oposición). Desde entonces, LA GACETA ha intentado comunicarse sin éxito con Miguel Acevedo, el ministro de Interior de la Provincia. El funcionario dirige la cartera a cargo de articular la relación del Ejecutivo con los municipios, por lo que es uno de los responsables de brindar explicaciones sobre los repartos discrecionales. El sábado, fuentes cercanas al ministro lo habían excusado al asegurar que se encontraba afectado por “un compromiso familiar importante”.

Para Sánchez, el actual sistema de coparticipación provincial atenta contra la autonomía municipal consagrada tanto en la Constitución nacional como provincial. “La base del problema es que el sistema no es adecuado. Si nos atamos a la ley, los municipios son inviables. La Provincia no coparticipa con ellos el impuesto a los ingresos brutos, que representa el 80% de la recaudación”, explicó el intendente radical. “Ahí aparece el Pacto Social, al cual los municipios se ven forzados a adherirse porque no pueden valerse por sí mismos”, adicionó.

El sistema al que Sánchez se refiere consiste en lo siguiente: las intendencias le ceden a la Provincia los recursos coparticipables que obtienen de la Nación a cambio de que ella costee servicios y obras municipales.

“No es cierto que hubo discriminación con los municipios peronistas durante la gestión de Macri como dijo Darío Monteros (el intendente bandeño). Se hicieron muchas obras. Todos merecemos un trato igualitario”, concluyó Sánchez.

Salazar: “no sé por qué estuvimos excluidos, seguramente habrá alguna explicación”

El intendente de Bella Vista, Sebastián Salazar, escatimó críticas al reparto de aportes no reintegrables que efectuó el Gobierno de Juan Manzur y aseguró que “apuesta al diálogo”. “Me alegra que se asista a los municipios, pero la mayoría, sobre todo los que estamos dentro del Pacto Social, estamos complicados. Bella Vista también necesita ayuda”, manifestó el jefe municipal a LA GACETA.

Salazar dijo que “es cauto” y que está a la expectativa de una convocatoria del Ejecutivo. “Si no, sí pediremos una reunión con el ministro del Interior”, anticipó.

Según el jefe municipal de extracción radical, “por lo menos desde 2017” Bella Vista no ha recibido ningún tipo de aportes no reintegrables por parte de la Provincia. “Antes quizás hubo algunos montos pero muy pequeños. Debería confirmarlo con mi equipo de Hacienda”, expuso.

Consultado sobre por qué cree que Bella Vista no fue incluida en el reparto de $ 374 millones, Salazar respondió: “no sé por qué estuvimos excluidos, seguramente habrá alguna explicación del Gobierno cuando nos reunamos”. Y agregó: “no quiero entrar en polémica, pero uno se resiste a creer que esta asistencia sea exclusiva para las intendencias afines a la Casa de Gobierno”.

El intendente de la cabecera del departamento de Leales no descartó reunirse con los jefes municipales de las otra ciudades excluidas del reparto de aportes para efectuar algún tipo de presentación conjunta. “Vamos a tratar de hablar con Roberto (Sánchez, de Concepción) y Mariano (Campero, de Yerba Buena)”, adelantó. “Apuesto al diálogo, soy cauto y tengo expectativas”, insistió.

Comentarios