Los goles de San Martín también están en el banco

Costa está pleno desde lo físico y “dulce” desde lo futbolístico

27 Ene 2020
1

AFILADO. Ramiro Costa marcó un gol a Altos Hornos Zapla y dos a Deportivo Llorens. Es el goleador en la pretemporada. archivo

“Estuve un año en Rumania. Fue una experiencia muy linda, jugué la Europa League que es un sueño que tienen muchos futbolistas. Ahora estoy enfocado en San Martín, espero en este semestre poder sumar muchos más minutos y darle al club lo que necesita para volver a Primera; y a los hinchas, una alegría”. Así comenzó la charla Ramiro Costa, el goleador que tiene en esta pretemporada el “Santo”.

El delantero, como el resto del plantel, está ansioso por el inicio de la segunda rueda de la Primera Nacional. “Es bastante tiempo tener un mes de descanso. Ahora ya falta poco, hicimos una muy buena preparación y estamos en los últimos detalles para llegar bien al partido con Almagro, que para nosotros será muy importante”, comentó Costa.

Las lesiones fueron moneda corriente para él desde que llegó al “Santo”, por eso no pudo encontrar regularidad y, en la primera rueda, siempre arrancó desde el banco de suplentes.

“Tuve una operación en la rodilla de la cual volví muy rápido y me estuvo pasando factura casi todo el año. Hice la pretemporada completa: era lo que necesitaba. Tengo que aprovechar los minutos de fútbol que tengo para meterme de a poco en el equipo”, reconoció. Lo que Costa dice, lo cumple: tres goles en los dos amistosos que disputó el equipo en pretemporada.

Sin embargo, el jugador es consciente que necesita mucho más que goles para ganarse un lugar en el equipo. “Es fundamental para el equipo que ‘Lucho’ (Luciano Pons) esté en un muy buen momento. Lucas (González) es un gran valor que tiene el club, anda muy bien. Sebastián (Matos) tuvo un semestre complicado también, con muchas lesiones, como yo, pero está haciendo una muy buena pretemporada. La competencia en este semestre será muy buena”, evaluó Costa. Para que San Martín festeje al final del torneo, el plantel debe repetir lo que se hizo en la segunda parte del año pasado. Algo que parece difícil pero no imposible. “La Primera Nacional es una competencia muy difícil, a nosotros nos fue bien de visitante, que es algo muy complicado. Pero de local también sumamos muchos puntos. Estamos contentos por cómo terminamos y, más que nada, por cómo se dieron nuestros partidos fuera de Tucumán”, analizó.

Su experiencia en Rumania no fue como esperaba y se encontró con que los problemas económicos también están fuera del país. “En lo económico la verdad que me fue mal, de un año completo, solo cobre dos o tres meses. Tengo conocidos que están ahí y me cuentan que la parte económica mejoró bastante. Esa experiencia la hice más por amor al deporte que por otra cosa. En cuanto a lo deportivo, si fue muy buena”, comentó el delantero, que espera que San Martín sirva como vidriera para volver al fútbol europeo. “Todos los futbolistas trabajamos para poder cumplir el sueño de jugar en Europa. San Martín es un equipo muy grande y convoca mucha gente, ya sea por el presente deportivo, que hoy es muy bueno, o por el clima que se genera en el estadio. Siempre es una vidriera para todos nosotros. Afuera todo eso llama la atención”, destacó.

Al calor de enero en Tucumán el delantero lo vive en primera persona, pero parece tener la solución para mitigarlo. “Ayer me escape a las montañas (Tafí del Valle), porque aquí estaba muy pesado. Sirve para descansar. Ya son los últimos fines de semana en los que tenemos un tiempo libre, así que tratamos de aprovecharlo”, cerró la charla el nueve que, a fuerza de goles, busca meterse en el “11 titular” de San Martín.

Comentarios