Luis Iriarte instó a Jaldo a modificar el reglamento legislativo - LA GACETA Tucumán

Luis Iriarte instó a Jaldo a modificar el reglamento legislativo

"Su respuesta fue positiva, aunque tardía", dijo el constitucionalista.

21 Ene 2020
1

LUIS IRIARTE. Fue legislador entre 1995 y 1996, por el bussismo.

El constitucionalista Luis Iriarte, ex legislador bussista (1995-1996), celebró que el vicegobernador Osvaldo Jaldo señalara, a través de LA GACETA, que no tiene “problemas” en contestar su requisitoria de acceso a la información pública. “Su respuesta fue positiva, aunque tardía. Debió hacerlo de oficio, en todo el lapso en que se desempeñó como vicegobernador, porque es su deber institucional y republicano”, afirmó el abogado. Y remarcó el valor de que la ciudadanía cuente con los datos relativos a la ejecución presupuestaria: “es indispensable para que el cuerpo electoral evalúe el desempeño del oficialismo y de la ‘oposición’ en el manejo de fondos públicos”.

Además, se refirió a la “pregunta” que había formulado Jaldo, en la edición de ayer de LA GACETA, sobre qué proyectos había aportado Iriarte en su gestión como legislador en favor de la transparencia legislativa. “Debo recordarle tres circunstancias claves. La primera, que fui electo a fines de 1995 y renuncié en diciembre de 1996, en repudio al traspaso previsional tucumano a la Nación dispuesto por el entonces gobernador (Antonio) Bussi, y al ‘Canal Federal’, impulsado entonces por (Carlos) Menem con acuerdo de Bussi, para trasvasar agua tucumana y santiagueña hacia La Rioja, sin dictamen del organismo técnico previsto en la ley. Propuse una consulta popular para que los tucumanos se expidieran, siendo debatido y rechazado por las bancadas del PJ (fieles a Menem) y de FR (fieles a Bussi), pero desleales a Tucumán”, añadió. En segundo lugar, remarcó que en ese entonces “no era norma constitucional la facultad de la Legislatura de fijar su propio presupuesto, y que no pudiera ser vetado por el Ejecutivo”. Agregó que ello “surgió años después que cesé como legislador, en el vergonzoso disfraz constitucional del 2006”.

En tercer lugar, Iriarte sostuvo que su “aporte para transparentar el manejo de dineros públicos en la Legislatura” estuvo en la acción judicial contra la Provincia, en la que cuestionó, entre otros puntos, “la improcedencia de la facultad del vicegobernador para fijar el monto de la dieta de los legisladores, por grosera violación del principio republicano de gobierno”. “La Corte Suprema de Justicia de Tucumán hizo lugar a la acción (de inconstitucionalidad) ordenando que la dieta sea fijada por ley por el cuerpo legislativo, orden hasta hoy desobedecida por la Legislatura que usted preside”, le marcó a Jaldo.

A continuación, Iriarte expresó una serie de “respetuosas sugerencias” a la Legislatura para “mejorar” la transparencia y el deber de control sobre los demás poderes y el propio cuerpo colegiado. “Hasta hoy, se ha desobedecido la manda constitucional vigente desde la reforma de 2006 para el debate legislativo sobre la Cuenta de Inversión que remite cada año el titular del Poder Ejecutivo a la Legislatura, informando en qué aplicó los fundos públicos recaudados de los contribuyentes. Le sugiero que cumpla y haga cumplir (esa disposición de la Carta Magna”, indicó.

Además, instó a Jaldo a “impulsar la reforma del Reglamento Interno de la Legislatura”, con el objetivo de “establecer que es deber del cuerpo legislativo analizar y debatir, en específica sesión pública, el proyecto de presupuesto legislativo que el vicegobernador presenta cada año, como también, en otra sesión pública específica, debatir, aprobando o rechazando la Cuenta de Inversión que presente el vicegobernador sobre la ejecución presupuestaria legislativa anual. Estas modificaciones reglamentarias pueden y deben concretarse sin necesidad de previa reforma constitucional”, finalizó.

Comentarios